La mujer que ganó a Kasparov después de que este la despreciara

La mujer que ganó a Kasparov después de que este la despreciara

Cuando les hablé del libro Nieve negra, de Jorge Benítez, les decía que el ajedrez es uno de esos temas que me atraen por las historias y personajes que acumulan. No sé jugar al ajedrez, aunque sé cómo se mueven las piezas, pero aún así me fascina su mundo. Y hoy voy a contarles la historia de una mujer extraordinaria, de la mujer que ganó a Kasparov después de que este la despreciara. Su nombre es Judit Polgár.

La mujer que ganó a Kasparov después de que este la despreciara fue en su momento la persona más joven en ser gran maestro internacional

Judit Polgár nació en Budapest en 1976 y aunque está retirada de la competición, sus logros son impresionantes. De hecho, está considerada la mejor jugadora de ajedrez de la historia y ha sido la única mujer que se ha colocado entre los 10 mejores jugadores del mundo. Fue gran maestro internacional con 15 años y 4 meses, consiguiendo en aquel momento ser la persona más joven en conseguirlo. Se ponía por delante del mítico Bobby Fischer en esa carrera de jóvenes. Hoy ya hay 34 personas que han conseguido ser gran maestro internacional con menos edad de la que tenía Polgár entonces.

Cuando Kasparov oyó de ella, comentó que tenía un talento fantástico para el ajedrez pero que, después de todo, era sólo una mujer y que ninguna mujer aguantaría una batalla prolongada. Sin duda, unas palabras muy poco afortunadas que el campeón ruso tendría que tragarse más tarde.

En 1993 Polgár competía en los torneos masculinos, con tan sólo 17 años. Kasparov y Polgár se enfrentaron varias veces en aquellos tiempos, y la húngara asegura que eran partidas especiales donde se le evaporaba la autoconfianza. El ruso era una montaña ajedrecística que ella no conseguía escalar. No es de extrañar viendo el palmarés y el dominio de Kasparov durante años y décadas.

Los dos jugaron 7 partidas clásicas entre 1994 y 2001, con 5 victorias para Kasparov y 2 tablas. Se enfrentaron también en partidas rápidas, pero siempre ganaba él. Mejor dicho, casi siempre.

En 2002 se enfrentaron, en una partida de un torneo, el hombre y la mujer mejores del mundo

Cuando ambos estaban todavía en activo, en el año 2002, se enfrentaron en un torneo de ajedrez rápido en Moscú. En el ajedrez rápido cada jugador dispone de una hora o menos de tiempo total para ejecutar todos sus movimientos. Ese tiempo máximo se pacta de antemano y por lo tanto hay que jugar corriendo, que no es lo mismo que jugar y correr, la modalidad de ajedrez que inventó Alan Turing.

Kasparov comenzó muy mal la partida y Polgár no dejó pasar la oportunidad. Jugó bien ese tropiezo del ruso e hizo que cometiera algún error más. Al final, Kasparov se levantó, le tendió la mano reconociendo su derrota y se fue. La joven a la que había despreciado, con 26 años en aquel momento, le había ganado en una partida oficial. Para Polgár, según sus propias palabras, fue un momento muy especial.

Aquel torneo era Rusia contra el resto del mundo. Kasparov, que jugaba con negras, perdió la partida. No sé en cuántos deportes la mejor mujer del mundo se ha enfrentado al mejor hombre del mundo y le ha ganado. Fue un hito, sin duda, para el deporte en general y para el ajedrez en particular. Kasparov erró en sus palabras contra Polgár, aunque hay un detalle curioso. El ruso dijo que una mujer no aguantaría una batalla prolongada y Polgár venció una partida rápida.

También es cierto que aquella fue la única partida que ganó Polgár en el torneo. Perdió 4 y obtuvo tablas en otras 2. Karpov, otro de los miembros del equipo ruso, por ejemplo, le ganó cuando se enfrentaron. Eso sí, el resto del mundo ganó el torneo por 52 puntos a 48. Polgár contribuyó a ello y sin duda es una mujer admirable, por lo que ha conseguido en su campo, que no es cualquier, es el ajedrez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.