Atila murió por una hemorragia nasal - Curistoria - Curiosidades de la historia #Curistoria

Atila murió por una hemorragia nasal

Atila, el azote de Dios. Obra de Ulpiano Checa
(Atila, el azote de Dios. Obra de Ulpiano Checa)
Atila, rey de los Hunos, bárbaro por excelencia, falleció en el año 453. Creó un enorme imperio que iba desde el río Ural hasta el Rin y del Danubio hasta el mar Báltico. El Imperio Romano sufrió sus acometidas y aunque no fue capaz de alcanzar todos sus propósitos, dominó miles de hombres y venció muchas batallas.

Con esta, aunque resumida, biografía, uno esperaría que Atila muriera en una batalla o como consecuencia de alguna herida de guerra, pero parece ser que no fue así. Cuenta el historiador romano Prisco, que había visitado a Atila en el año 448, que tras celebrar su matrimonio con una joven mujer llamada Ildico el rey de los Hunos se retiró a dormir. No es de extrañar que Atila estuviera en aquel momento borracho y que además de haber bebido sin medida, hubiera también comido copiosamente.

Lo encontraron muerto a la mañana siguiente. Su cuerpo mostraba que había sido víctima de una hemorragia nasal intensa, aunque como es lógico no se sabe muy bien la causa de la misma ni siquiera si fue la hemorragia el elemento definitivo para la muerte de Atila, pero no deja de tener su misterio que uno de los guerreros más temibles de la historia de la humanidad muriera por una hemorragia nasal y en su cama.
Atila murió por una hemorragia nasal Atila murió por una hemorragia nasal Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:59 Rating: 5
>