Tiberio y la pena de muerte a las doncellas

Una antigua ley romana prohibía que la pena de muerte fuese aplicada a las doncellas, es decir, a la mujeres vírgenes. Supongo que el origen de la misma estuvo en la buena fe y en una consideración hacia estas damas. Pero al final, como veremos, esta ley se volvió en su contra.

Al parecer fue Tiberio el que encontró un camino, por otra parte previsible, para respetar esa ley y la tradición que protegía a las doncellas de la pena de muerte y a la vez acabar con la vida de algunas mujeres vírgenes. Tiberio fue el emperador romano entre el año 14 y el 37 y en ese periodo se vio en el trace de aplicar justicia y respetar la tradición a la vez.

Así, en tal situación determinó: es una tradición antigua y debemos respetarla, pero como también estamos obligados a dar cumplimiento a las leyes, antes de ejecutar a una doncella, que se encargue el verdugo de desflorarla…

En realidad es casi una decisión salomónica, salvo porque estas suelen tener un poso último de buena fe, mientras que la decisión de Tiberio es cruel.

6 thoughts on “Tiberio y la pena de muerte a las doncellas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.