Danone y el hijo de Isaac Carasso

Posiblemente pocos de ustedes conocerán a Isaac Carasso, ni, por supuesto, a su hijo Daniel. Pero de un modo u otro, muchos hacemos un homenaje al muchacho a menudo. Carasso, nacido en 1874, era un industrial que fue el primero que comercializó yogur en España.

De origen griego (¿yogur griego? qué curioso), había conocido el yogur en un viaje por Bulgaria. Establecido en Barcelona, cuando acabó la Primera Guerra Mundial comenzó a fabricar artesanalmente yogur y a venderlo. Uno de sus hijos se llamaba Daniel, y en honor a ese muchacho le puso a su empresa el nombre de Danone. Los primeros danones, como ya hemos visto que ha ocurrido con otros muchos inventos, se comenzó a vender en las farmacias. Algunos médicos hablaban de las virtudes del producto y eso allanó el camino para los primeros pasos de la empresa.

Desde entonces, Danone comenzó a subir y subir y hoy, casi un siglo después, sigue siendo uno de los productores principales de productos lácteos. Por cierto, Danone no me ha pagado ni nada similar por esta entrada, aunque los tengo en la nevera. En cualquier caso el nombre de Danone es el homenaje a un hijo que actualmente llega a miles de personas todos los días.

9 thoughts on “Danone y el hijo de Isaac Carasso

  1. Después de un año leyendo tu blog, por fin he encontrado una entrada en la que cuentas algo que ya sabía. Bonito homenaje a su hijo, no creo que él supusiera la relevancia que iba a llegar a tener.

  2. Memoria, efectivamente,como ocurre con los kleenex, la marca se "ha comido" (nunca mejor dicho) al producto.

    Enfermero, estoy de acuerdo en que es un bonito homenaje. Además, seguramente el Sr. Carasso no esperaba llegar tan lejos.

    Gracias a ambos por el comentario.

  3. Pasando tu comentario por el tamiz de mundo antiguo, Vitike, ya los griegos y romanos hacían buen y variado uso de la leche; la "oxigala" debió de ser algo parecido al yogur y desde entonces lo han perfeccionado. Recuerdo con nostalgia los desayunos en Grecia con auténtico yogur griego. ¡Qué delicia!
    Mil saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.