El último verso de Antonio Machado

Tumba de Antonio Machado en CollioureAntonio Machado Ruiz, sevillano, no necesita presentación. Uno de los poetas más reconocidos del siglo XX español, está clasificado como miembro de la Generación del 98. Cuando estalla la Guerra Civil Española se establece en Valencia, zona republicana, concretamente en Rocafort. Allí vive desde noviembre de 1936 hasta marzo de 1938. En aquel tiempo publica un buen número de artículos a favor de la república.

En enero de 1939, siendo consciente de que la victoria del ejército de Franco es algo ya inevitable, comienza el camino del exilio. A finales de aquel mes de enero llega a Collioure, en Francia, con casi nada más que lo puesto, acompañado, entre otros, por su madre. La enfermedad comienza a hacer severa mella en su salud y su estado empeoró día tras día, agravado por un apático estado de ánimo. El 22 de febrero muere Machado en el exilio, a unos pocos kilómetros de España. Tres días más tarde fallece también su madre.

En un bolsillo del abrigo del poeta, unos días después de su muerte, encontraron un papel con el último verso que había escrito:

Estos días azules y este sol de infancia.

12 thoughts on “El último verso de Antonio Machado

  1. Y cuando llegue el día del último viaje,
    y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,
    me encontraréis a bordo ligero de equipaje,
    casi desnudo, como los hijos de la mar.

  2. La guerra se cargó a los tres mejores poetas Antonio Machado, Federico García Lorca y Miguel Hernández. En España, por desgracia, los buenos duran poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.