Operación Goldeneye

Dos hombres, una misión. El lugar: España; el momento: Segunda Guerra Mundial.

El primer hombre era Alan Hug Hillgarth, británico nacido en 1899 y miembro de la Royal Navy. Enviado a Madrid por su conocimiento de España, ya que había estado como cónsul del Reino Unido durante la Guerra Civil Española.
El segundo hombre era Ian Lancaster Fleming, británico nacido en 1908. Reclutado en 1939 por John Godfrey para la inteligencia naval británica. Como otros muchos a lo largo de la historia, un espía, usando la palabra en su sentido más amplio, que acabó como escritor. No cabe duda que estos años en el servicio secreto sirvieron a Fleming como fuente de documentación e inspiración para lo que más tarde serían sus éxitos: las novelas de espionaje. Su creación más famosa: James Bond.
Estos dos hombres fueron los encargados, al comenzar la Segunda Guerra Mundial, de organizar un plan para sabotear la posible ayuda de España a los nazis alemanes si finalmente Franco se decantaba por un apoyo claro y práctico o incluso si España era invadida por Alemania. Se planearon un buen número de acciones de sabotaje y lucha guerrillera para ponerlas en marcha en caso necesario. El objetivo era cortar vías de abastecimiento, evitar que los submarinos alemanes repostaran en España…
El nombre en clave de la misión: Operación Goldeneye. ¿Les suena? Ian Fleming, James Bond… Pues es más, entre el momento de la operación en realidad y de la operación en el cine, Goldeneye también fue el nombre de la casa de Fleming en Jamaica.

4 thoughts on “Operación Goldeneye

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.