Lote de El Corte Inglés para emigrantes

En 1941 España se encontraba en plena posguerra y el hambre, la carestía de energía y la falta de trabajo asolaban la piel de toro. Pero mientras España estaba todavía tomando resuello una vez finalizada su guerra civil, el resto de Europa estaba metida hasta los sobacos en la Segunda Guerra Mundial. Ya hemos hablado en otras ocasiones de lo necesaria que es la mano de obra, a todos los niveles, para los países en guerra. Tanto por la necesidad de material, armas, vehículos… como por la falta de manos debida a la necesidad de soldados en el frente. Por lo tanto, en España faltaba trabajo y en Alemania, país amigo en aquel momento, sobraban puestos que cubrir.

En esta situación se firmó entre España y Alemania un convenio laboral para que 100.000 trabajadores viajaran en busca de trabajo. Esta cifra no se cubrió ni de lejos finalmente. Como no podía ser de otra forma en países fascistas, estos lo eran en aquellos momentos, todo estaba regido y controlado, y así, el españolito que quería irse a Alemania debía llevar el equipaje reglamentario: cuatro pares de calcetines, un par de calzoncillos, un par de camisetas, tres camisas, dos pares de pañuelos, dos toallas, un traje, un pantalón, un jersey, un abrigo, unas botas, una bufanda, un gorro y lo necesario para afeitarse.

Como en todos los sitios hay unos más espabilados que otros, y es obligatorio en el mundo de los negocios diferenciarse del resto para cobrar un poquito más, El Corte Inglés, que ya existía, tuvo una gran idea: vender un lote con todo lo necesario para el trabajador emigrante con destino a Alemania. Así lo hizo y la compra del lote tenía dos ventajas. Por una parte se ahorraba tiempo en la preparación del ajuar y por otra se aseguraba uno de llevar todo lo necesario, ya que había inspectores que se ocupaban de que se cumpliera la norma y de que cada español saliera de su tierra con lo dispuesto por esta.

10 thoughts on “Lote de El Corte Inglés para emigrantes

  1. Y luego dicen que la libre competencia no funciona. Supongo que la tienda que venda un paquete de 1.- snacks, 2.- Coca Cola, 3.- CD con MP3, 4.- Tarjetas con minutos de conexión gratis, y lo envuelva todo en el «paquete del bloguero», se hará la América… 😀

    Aún no he dado las correspondientes felicitaciones por el libro (este fin de año…), así es que felicitaciones por, saludos, y un próspero y bloguero 2009.

  2. Gracias por los comentarios.

    Avanzaweb, siempre hace falta espabilar 😉

    Suso, me alegro de que te guste el blog.

    Malena, muchas gracias. Yo tampoco sé cómo ha llegado la dirección hasta ti 🙂

    Gracias por las felicitaciones, General Gato. Por cierto, no abandones la idea del pack blogger, que nunca se sabe.

    Por último… ¡¡Hola Rosa!! Amigos, una escritora de verdad con nosotros. Es todo un honor Rosa, y me alegro mucho de que disfrutes del blog 🙂

    Saludos.

  3. Curioso a más no poder jajaja.
    Mira, se benefició en el tema económico la gran empresa y por otro, esos futuros empleados con ganas de prosperar tenían todo el lote imprescindible sin más demora.
    Muy interesante, como siempre.
    Un saludo amigo.

  4. No hay como tener la idea adecuada en el momento adecuado…tan fácil y a nadie se nos ocurren…así no me hago rica nunca…Estas anécdotas son una buena forma de pasar un buen rato. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.