Dos perros en la Carga de la Brigada Ligera

Hoy la columna de Arturo Pérez Reverte en el dominial XLSemanal trata sobre dos perros que acompañaron a los jinetes en la más famosa carga de caballería de la historia: 25 de octubre de 1854, valle de Balaclava, Guerra de Crimea. Según cuenta Reverte, los canes no han sido reseñados en las múltiples narraciones que hay del hecho, pero existieron y cuenta su historia. Los perros se llamaban Jemmy y Boxer, y eran, respectivamente, las mascotas del 11º y del 8º regimientos de húsares. Habían llegado a aquel lugar, como sus dueños, desde Inglaterra, y también como sus dueños, formaron cuando llego el momento. Cruzaron el valle corriendo junto a los caballos, entre el fuego artillero ruso y cumplieron fielmente estando presentes en el choque final. Y hecho el trabajo, volvieron despacio, cansados y aturdidos. Tres kilómetros nada menos, de ida y vuelta, pero siempre al lado de sus regimientos. Otra vez en las líneas inglesas, Boxer estaba ileso, pero Jemmy estaba herido por una esquirla de metralla. Ellos estuvieron allí, dos perros que viajaron a la guerra desde su isla, cargaron con la Brigada Ligera y volvieron a morir de viejos a Inglaterra.

3 thoughts on “Dos perros en la Carga de la Brigada Ligera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.