Las enfermedades de Carlos II

Carlos II de España era apodado “El Hechizado” porque recurrieron de forma continua sus ayudantes y allegados a la ayuda de brujos y sanadores para tratar su debilidad y pobre estado físico, a los que por otra parte también se atribuían todos estos males. Seguramente la consanguineidad fue la causa de este estado tan deplorable y todos sus problemas, que incluían un aspecto raquítico, vómitos frecuentes, fiebres continuas, los ojos de supuraban al poco rato de estar al aire libre, no era demasiado listo y era algo grave para un rey en aquella época: estéril. El enviado del Papa a España describió de la siguiente forma al rey Carlos II: El rey es más bien bajo que alto, no mal formado, feo de rostro; tiene el cuello largo, la cara larga y como encorvada hacia arriba; el labio inferior típico de los Austria; ojos no muy grandes, de color azul turquesa y cutis fino y delicado. El cabello es rubio y largo, y lo lleva peinado para atrás, de modo que las orejas quedan al descubierto. No puede enderezar su cuerpo sino cuando camina, a menos de arrimarse a una pared, una mesa u otra cosa. Su cuerpo es tan débil como su mente. De vez en cuando da señales de inteligencia, de memoria y de cierta vivacidad, pero no ahora; por lo común tiene un aspecto lento e indiferente, torpe e indolente, pareciendo estupefacto. Se puede hacer con él lo que se desee, pues carece de voluntad propia.Otro día haremos un análisis de su ascendencia, que realmente es una nota interesante y como hemos dicho, posiblemente sea la fuente de todos estos males.

5 thoughts on “Las enfermedades de Carlos II

  1. JaJaa yaa ves,laa verdad esqe tienee un airee aa bush,xDD pero es lo quee dice azu la eendogamia es lo que tiene,joder mira que eel tio era feo coño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.