El atleta que ganó dos oros con calzado cogido de la basura

El atleta que ganó dos oros con calzado cogido de la basura

No es extraño ver a los corredores aficionados ir equipados como profesionales. Es casi lógico y es importante usar el calzado adecuado, unos calcetines buenos y ajustados y todo lo demás. Eso es cierto. Pero que la falta de ese material no les sirva de excusa para no salir a correr, caminar o a hacer algo de deporte. Y lo digo basándome en los casos actuales de Súper Paco o Lorena Ramírez, pero también en el caso histórico de Jim Thorpe en los Juegos Olímpicos de 1912. Thorpe fue el atleta que ganó dos oros con calzado cogido de la basura, aunque su historia va más allá.

El atleta que ganó dos oros con calzado cogido de la basura, los consiguió además en decatlón y pentatlón

Jim Thorpe fue un estadounidense nacido en torno 1887 y que destacó en muchos deportes. Sus antecesores mezclaban sangre irlandesa, francesa y de nativos americanos. Él fue educado en la tribu de su abuela materna. Este origen nativo hace aún más sorprendente su vida. Si ya competir en unos juegos olímpicos en pentatlón o decatlón indica que uno es un gran atleta por la variedad de pruebas a las que se enfrenta, imaginen además destacar e incluso ser profesional en béisbol, baloncesto o fútbol americano. Y no sólo eso, sino que destacó aún en algunos deportes más.

En 1912 fue parte del equipo de atletas de su país en los Juegos Olímpicos de Suecia y triunfó, ya que ganó el oro en decatlón y pentatlón. En el primero, además, consiguió 8.412 puntos, un récord que aguantaría hasta 1948. De las 15 pruebas en las que compitió, el decatlón más el pentatlón, venció en 8 de ellas. En ocasiones se le suele llamar el mejor atleta de todos los tiempos, aunque este tipo de categorizaciones son siempre arriesgadas. El propio rey Gustavo V de Suecia, en aquellos días de julio de 1912, ya le dijo literalmente que era el atleta más grande del mundo. Como decía, con esa idea siguen muchos. Pero sus victorias tienen un mérito especial y una historia curiosísima detrás.

La competición de pentatlón se hacía en un día, y Thorpe ganó en 4 de las 5 pruebas. Quedó primero en salto de longitud, lanzamiento de disco y en las carreras de 200 y 1.500 metros. Sólo en jabalina no venció.

Poco antes de tener que correr los 1.500 metros, al ir a sacar sus zapatillas de la bolsa, se dio cuenta de que no estaban

Una semana después compitió en el decatlón, que repartía las pruebas en 3 días. En el primer día Thorpe ya brilló, haciendo los 100 metros en 11,2 segundos. El segundo día, antes de competir, desaparecieron sus zapatillas. No se sabe si las perdió o se las robaron, pero lo cierto es que Thorpe tenía que competir y no tenía calzado.

Antes de comenzar la carrera de 1.500 metros, Thorpe se dio cuenta de que no tenía zapatillas con las que competir, al ir a sacarlas de su bolsa de deporte. Un compañero le prestó una e ignoro por qué no las dos, pero parece que sólo tenía una de sobra. Y además no era de su número y le quedaba pequeña. Thorpe tuvo que buscarse otra, que encontró en la basura. Esta le quedaba grande y, como se ve en la foto, usó diferentes calcetines para ajustar aquella que le quedaba más amplia.

De esa guisa y después de los nervios de tener que buscarse calzado a última hora, Thorpe corrió la carrera de 1.500 metros y la ganó. Y acabó ganando la medalla de oro.

Pero si buscan el nombre de Thorpe en la web oficial de los Juegos Olímpicos, no verán su nombre en el palmarés de aquel año 1912. El Comité Olímpico Internacional le retiró los récords y las medallas cuando supo que Thorpe había jugado semi-profesionalmente al béisbol antes de ir a los juegos. Entonces sólo podían competir atletas aficionados en los JJOO. Eso sí, 70 años después de los juegos, en 1982, el COI le entregó dos réplicas de las medallas a su familia, como reconocimiento a su competición en los juegos. Thorpe llevaba 29 años muerto. De todas formas, como decía, los registros oficiales no se modificaron y si buscan los datos de pentatlón de 1912, los tres medallistas son suecos.

Por cierto, a todo esto, he comprobado si la entrada del blog en la que les hablaba del récord del mundo más antiguo que sigue sin batirse tenía que ser actualizada. Y he comprobado que no, que sigue sin batirse ese récord de Jarmila Kratochvílová de 1983.

Fuente de la imagen: Snopes

2 comentarios en “El atleta que ganó dos oros con calzado cogido de la basura”

  1. Le echaré un ojo, que también tiene lo suyo correr sin nada. Pero ojo, que casi es mejor eso que correr con zapatillas que no son de tu talla.
    Saludos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.