[LHDS-3] Pérez Reverte, el color de Japón y el maniqueísmo

[LHDS-3] Pérez Reverte, el color de Japón y de Desperta Ferro

Acabo de leer no hace mucho Línea de fuego, el libro de Pérez Reverte que transcurre en la Guerra Civil Española. En realidad, en unos pocos días de la Guerra Civil Española y en torno a un grupo de personajes heterogéneos, tanto de un bando como del otro. Lo he disfrutado. Es un enfoque similar a su obra Un día de cólera, que transcurría en Madrid en los primeros días de mayo de 1808, cuando arrancó la rebelión contra los franceses. En unos pocos días, por cierto, sale la edición en bolsillo de esa Línea de fuego, así que creo que, si no lo tienen, es una buena inversión.

Una anécdota sobre Pérez Reverte y sus galeradas

Y hablando de Pérez Reverte, echo de menos un nuevo volumen de Alatriste. Ya han pasado más de 10 años desde El puente de los asesinos, su última aventura. Les voy a contar una anécdota que creo que da una idea sobre cómo Pérez Reverte se toma su trabajo. Sólo es mi sensación, eso sí. De este séptimo título de la serie de Alatriste tengo firmadas unas pruebas de impresión que me envió la editorial y leí antes de que se publicara para preparar una entrevista a Pérez Reverte. La entrevista la hicimos en el Palace, en la Castellana madrileña.

Al finalizar le pedí que me firmara esas pruebas de impresión de El puente de los asesinos, encuadernadas en canutillo. Para dejar constancia de que aquello podía todavía diferir del libro final, con toda probabilidad no más de algún detalle, palabra o frase, porque el libro ya estaba a punto de lanzarse, Pérez Reverte, me las dedicó afectuosamente y añadió una frase en la parte de arriba de la página: “Galeradas sin corregir, en pruebas”.

El Japón de postguerra en un vídeo restaurado y coloreado

Cambiando de tema, las nuevas tecnologías están permitiendo colorear viejas fotos y vídeos históricos. Y no sólo eso, sino que se aumenta la calidad de la imagen y el resultado es magnífico. Hay varios casos de vídeos sobre ciudades, com este de París 1900, de personas o incluso un vídeo sobre cuando botaron el HMS Albion y la ola que creó al entrar al agua provocó la muerte de 34 personas. Pero hay un vídeo sobre la vida en las calles de Japón después de la Segunda Guerra Mundial que es fascinante. La calidad no es perfecta, pero va mucho más allá de lo habitual, y podemos en detalle la ropa, las casas, los coches, las caras… La cuenta de Youtube de Nineteenth century videos. Back to life es una fuente maravillosa de este tipo de vídeos.

Y si esta idea de dar color a lo antiguo les atrae, les gustará El mundo en llamas, de Marina Amaral y Dan Jones, publicada por la editorial Desperta Ferro. De ellos, de Desperta Ferro y de sus revistas, les he hablado varias veces. Se las recomendé hace más de 10 años, cuando arrancó el proyecto, y sigo haciéndolo. Un proyecto que se va extendiendo con buenas ideas y propuestas. Este El mundo en llamas recopila dos centenares de fotos coloreadas que van de la Primera a la Segunda Guerra Mundial. No tengo aún el libro y por lo tanto no puedo hablar con conocimiento de causa completo, pero lo que he ojeado y lo que he oído de él es todo bueno.

Maniqueísmo

Para acabar, si pueden, pasen un rato (quizás algo largo) con la película El último duelo, dirigida por Ridley Scott y basada en un libro de Eric Jager que en España ha editado Ático de los Libros. Como digo, quizás algo larga, pero que yo disfruté y volveré a ver con gusto llegado el momento. Hay espada y lucha, pero también política y sociedad de la Francia medieval y, por supuesto, hay personas, sus motivaciones y sentimientos, sin maniqueísmos. Y esto último es lo que da sabor a la película y a la forma de contarla desde varios puntos de vista.

Hablando de maniqueísmo, les dejo otra foto mía (como todas las que ilustran estas entradas LHDS) y que he dudado si ponerla como cabecera del texto. Al final me decidí por la que ven arriba, que hace más hincapié en el color. La idea del maniqueísmo, esta mejor representa en esta foto, que se titula precisamente así, Maniqueísmo.

Maniqueismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.