El presidente español que huyó a Francia harto de todos

Estanislao Figueras y Moragas
(Estanislao Figueras y Moragas)

Don Estanislao Figueras y Moragas fue el primer presidente de la Primera República Española, entre febrero y junio de 1873. Nacido en Barcelona en 1819, militó en varios partidos y entre otras cuestiones en su biografía, como ser condenado a prisión y fundar un periódico, está el inédito hecho de huir del país siendo presidente del mismo, por estar harto y sin aviso previo.

Tras acceder a la presidencia, la crisis económica, las intrigas políticas, también dentro de su propio partido, y los problemas con una Cataluña separatista le llevaron a buscar el camino de la frontera y huir a Francia sin decir nada a nadie.

Según parece, el 10 de junio de aquel 1873, en una reunión, el señor Figueras soltó:

Señores, voy a serles franco: estoy hasta los cojones de todos nosotros.

Y tras aquella reunión, sin avisar a nadie y siendo aún presidente, se subió a un tren en Atocha y se fue a París. Lógicamente le buscaron sucesor rápidamente en la figura de Francisco Pi y Margall, pero el primer gobierno de la Primera República Española acabó de un modo realmente asombroso.

27 thoughts on “El presidente español que huyó a Francia harto de todos

  1. Ahh siii!! Ese señor (y compañía) que comentaron el ambiente y cuando la cosa Sr puso fea dejó a su "su pueblo" que se matara!! Ya me acuerdo ya…

  2. En mi opinión y según se ha visto a lo largo de la historia de España, una República no sería una forma de gobierno viable en este país, más bien me parece una idea bastante utópica. Queda muy bonito decir que la monarquía no debería existir porque no estamos en la Edad Media, que son unos parásitos y bla, bla, bla. Pero la realidad es que, ni antes ni ahora, ese tipo de gobierno no funciona por el hecho de que nosotros mismos no somos capaces de ponernos de acuerdo. Cada región tira para un lado, cosa que no me parece mal, pero en lugar de buscar el beneficio individual se podía mirar por el bien colectivo, ya que se podría conseguir si entráramos en consenso y no fuéramos tan tercos. Así que normal que este buen hombre se marchara porque yo sin ser Presidenta del Gobierno también estoy hasta los "cojones" de que nadie se ponga de acuerdo en este bendito país. Me encanta la página. ¡Felicidades!

  3. En tiempos en que se confunde la ficción con la realidad…

    Ya no recuerdo como acabó los de Sancho en la Insula Barataria, voy a buscar a ver si fué una espantada o más bien que empezó a sobrar a los Duques porque gobernaba bien

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.