Las esquelas falsas de Twain y Kipling

Mark Twain
Mark Twain

Ya hemos comentado en otras ocasiones que en ocasiones los periódicos se equivocan y dan por muertos a hombres que aún están vivos y coleando. Es más, en ocasiones no se han tomado demasiado bien desde el periódico que la realidad contradiga sus noticas, por falsas que sean, como en el caso de Ventura de la Vega.

Uno de esos errores lo cometió en 1907 un diario de Nueva York con Mark Twain. Este había sido nombrado doctor honoris causa por la universidad de Oxford y aprovechó el hecho para pasar una temporada por Europa. Entonces, una confusión entre varias noticias en torno a Twain llevó al diario a pensar que había fallecido y a publicarlo así en sus páginas. Cuando el escritor se enteró de la noticia, telegrafió al diario: Rumores de mi muerte muy exagerados. Mark Twain. Una buena forma de desmentirlo, sin duda.

Algo parecido le ocurrió a otro escritor, en este caso británico: Rudyard Kipling. Un periódico al que estaba suscrito, publicó por error la esquela de Kipling y este, al igual que Twain, decidió ponerse en contacto con el medio y sacarlos de su error con un poco de ingenio y buen humor. Como decía, Kipling era suscriptor y el mensaje que envió decía: Acabo de leer que estoy muerto. No olvide borrarme de la lista de suscriptores.

Fuente: Errores, lapsus y gazapos de la historia, de Gregorio Doval

4 thoughts on “Las esquelas falsas de Twain y Kipling

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.