El hombre de Piltdown - Curistoria - Curiosidades de la historia #Curistoria

El hombre de Piltdown

1912, Piltdown, Inglaterra. Un obrero encuentra en una cantera unos restos fósiles formados por una parte de un cráneo, un diente suelto y una mandíbula con más dientes y entrega todo ello a un arqueólogo aficionado hasta aquel momento: Charles Dawson. Este presenta el hallazgo junto con otro paleontólogo no ya  aficionado sino muy reputado, en la Sociedad Geológica de Londres.

Se comenzó a decir entonces que por fin se había encontrado el famoso eslabón perdido de la evolución del hombre, ya que los restos coincidían con lo que la comunidad científica esperaba que fuera dicho eslabón perdido. La bola de nieve comenzó a rodar y a crecer y Dawson y sus restos se hicieron famosos y reconocidos.

Entonces entró en escena un dentista llamado A.T. Marston, que dijo que la mandíbula era de un orangután, el diente suelto de un mono y el trozo de cráneo correspondía a un humano. Esto hizo sospechar del hallazgo y, por primera vez, se hizo un estudio detallado sobre el mismo. Se encontró que todo era un fraude y que los restos habían sido tratados químicamente para que tuvieran uniformidad y parecieran de otra época.

No está claro quién fue el instigador del fraude, pero Dawson ha pasado a la historia como el principal implicado. También se habla del profesor Sollas e incluso de Conan Doyle, pero lo más sorprendente es cómo el engañó caló hondo en aquel momento. Supongo que querían creer que aquello era cierto y esto, junto con la falta de estudios sobre los restos, provocó la ilusión. Una ilusión que duró más de 40 años y que ha sido uno de los mayores fraudes de la historia de la paleontología.
El hombre de Piltdown El hombre de Piltdown Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:47 Rating: 5
>