La mano de Dios

Mundial de Fútbol de 1986. 22 de junio. En el estadio Azteca de ciudad de México se enfrentaban Argentina e Inglaterra. Llegaron al descanso con ambas porterías imbatidas. En la reanudación, cuando habían pasado seis minutos de la segunda parte, Diego Armando Maradona avanzó con el balón hacia el área contraria y tocó con su pierna izquierda para colocárselo en suerte a Jorge Valdano, pero el pase fue interceptado y despejado. No fue un buen rechace y el balón salió en dirección a la portería.

Maradona, que venía corriendo del centro del campo, siguió en su avance y después del pase estaba en fuera de juego, pero al tocar el balón un contrario, su posición volvía a ser correcta. Quedaban tres en el área: Maradona, el guardameta inglés y el balón, que volaba por el aire. Saltaron los dos jugadores, en principio con una gran ventaja para Peter Shilton, el portero, ya que era 10 centímetros más alto que el argentino. Pero este, llevando su brazo izquierdo pegado a su cabeza, golpeó el balón con la mano y lo colocó dentro de la portería.

El árbitro dio por bueno el gol y frente a las quejas británicas, pidió confirmación a su linier y finalmente el gol subió al marcador.

No hay que olvidar que unos años antes, en 1982, Argentina y el Reino Unido se habían enfrentado en la guerra de las Malvinas. Por esta razón el gol cobraba un especial sentido.
El propio Diego Maradona declaró luego del partido que el tanto lo había marcado «un poco con la cabeza y un poco con la mano de Dios«, y a partir de ahí nació la referencia a la mano de Dios.

11 thoughts on “La mano de Dios

  1. y tamb en este mismo partido metio el famosisimo gol, tanto por la calidad del gol como por el relato hecho por victor hugo morales, no por nada para nosotros los argentinos este es el mejor gol de la historia, tanto por el gol como por el contexto historico como bien decis!
    un abrazo grande

    el video no tiene desperdicio!!

  2. Yo más bien diría "la mano de un tramposo". Porque me consta que meter un gol con la mano es hacer trampa, ya sea Maradona, ya sea Pepe el tartaja.
    No me gustaría ser recordado por esa "hazaña" si fuese futbolista. Por suerte, para Maradona, tiene otras gesta legales por las que merece estar en la memoria de los aficionados.

  3. No se trata del hecho de meter el gol con la mano, sino de la inteligencia y picardía de Maradona en la situación. La situación es más compleja de lo que parece, como escuche del mismo Diego cuando hacia su programa de televisión aquí en Argentina. Se trato de un gran calculo mental: Resulta que, como podría ser obvio para cualquiera que observase, Maradona es mucho mas bajo que el arquero ingles, y no llegaría vencerlo en el salto, por lo tanto debió poner la mano para lograr alcanzar la pelota primero. Al hacerlo salio corriendo, como si el gol fuese legal, para acabar de convencer al árbitro de que nada había pasado. Fue una muestra de picardía.
    Un Saludo.
    Uriel

  4. Gracias por los comentarios.

    Iñaki, hasta yo que no sigo el fútbol, conozco ese gol, así que es histórico. Gracias por comentarlo.

    Jorge, fue trampa, pero dio lugar al dicho.

    Uriel, supongo que todo eso lo dijo porque había ocurrido ya. No creo que lo pensara en el momento. Creo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.