El rey de España sigue siendo el rey Católico


No sería extraño que los Reyes Católicos se hubieran proclamados a sí mismos como tales, ya que los reyes tenían poder para eso y para más. Pero en este caso, fue el máximo representante del catolicismo el que les otorgó tal distinción.

El papa Alejandro VI, de origen valenciano, el famoso papa Borgia, les concedió el título de Reyes Católicos a Isabel y Fernando el 19 de diciembre de 1496 a través de la bula Si convenit. Ciertamente, a la vista de la Iglesia, los reyes habían hecho méritos para merecer tal distinción: habían arrebatado Granada a los musulmanes, poniendo fin a la Reconquista; habían expulsado de sus territorios a los judíos que no se hicieron católicos; eran practicantes y virtuosos (valoración subjetiva del papa)…
Y lo más curioso de todo esto es que después de casi 515 años este título sigue estando vigente en la corona española, es decir, Juan Carlos I sigue siendo el rey Católico.

10 thoughts on “El rey de España sigue siendo el rey Católico

  1. Y como rey católico sigue teniendo el Jus Exclusivae aunque no lo use.
    Echadle un vistazo al tal derecho, que es muy interesante.
    Lo tenían el rey Católico (España), el rey Cristianísimo (Francia) y el rey Apostólico (Hungría, luego Austria-Hungría).

  2. Parece que España siempre ha sido bastión del catolicismo, a saber por qué. Supongo que mucho del "virtuosismo" de tales reyes radicaba en su entusiasmo por imponer… er, evangelizar a mansalva. Supongo que esto en parte tuvo que ver con algunas de las (desafortunadas)declaraciones del Papa en su última visita a España. Que parece que hay cada vez más españoles que no les place ser vistos como nación católica.

    Y aunque la entrada es buena, me temo que en esta ocasión palidece ante el comentario de Arturo Rodríguez. No tenía idea de que existía semejante derecho. Definitivamente Curistoria tiene comentaristas de mucha calidad.

  3. Pues por mucho que les pese a todos los ateos y anticatólicos que hay en este país España ha sido un bastión del catolicismo.

    ¿Será bueno? ¿será malo? No lo sé, pero gracias a individuos como Fernando el Católico probablemente no estemos rezando cinco veces al día y visitando mezquitas mientras dejamos a nuestras mujeres en casa con el burca. Aunque al señor que tenemos en el gobierno quizás nos lo acaba imponiendo.

    Creo que no sabemos valorar lo que tenemos. Es un parte de la idiosincracia hispánica (no valorarnos), y la verdad que es una pena.
    Saludos

  4. Artículos como éste nos ayudan a comprender parte de nuestra historia. Si se escribieran más como éste, en el que la gente se involucra, sería mucho más sencillo llegar a alcanzar una sociedad que fuera lo más justa posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.