¿Quién inventó las patatas fritas?

Descubramos nuestras nobles seseras para rendir honores a uno de esos hombres que han salpicado la historia con inventos que nos hacen la vida menos dura: George Crum. A él y a uno de sus clientes que le devolvió sus patatas fritas una y otra vez, quejándose de lo grasientas que estaban y de que no eran suficientemente crujientes. El primero, cansado y harto, cortó las patatas lo más finas que pudo, las metió en aceite muy caliente y luego las roció con una buena cantidad de sal.

El cliente quedó más que satisfecho y aquella forma de hacer las patatas fritas se hizo muy famosa y demandada en la zona en poco tiempo. Era 1853 y estaban en EEUU, en Nueva York, para ser exactos. Este fue el origen de las patatas fritas “de bolsa”, no las que suelen acompañar los platos y que son alargadas y gruesas, sino las que son planas y finas. Las pringles, matutano y compañía, vamos. Las de la foto.

¿He dicho patatas de bolsa? Sigamos. Cuando se comenzaron a producir en masa este tipo de patatas fritas, comenzaron a almacenarse en barriles o latas, y esto provocaba que en poco tiempo estuvieran rancias, pasadas y nada crujientes. La solución a este grave problema para la humanidad llegó en 1920, cuando Laura Scudder, loada sea también, inventó el método de fabricación de bolsas herméticas. Ya se podían guardar las patatas frescas durante más tiempo.

Amigos, como decía, no se a ustedes, pero a servidor esos pequeños placeres de la vida, como tomarse unas patatas fritas con un cervecita, le parecen algo sublime. Gracias a Crum y a su cliente quejicoso.

Fuente: Unusual Business Ideas That Work

13 thoughts on “¿Quién inventó las patatas fritas?

  1. Este verano , en francia,discutimos de quien invento las patatas fritas ( pero las gordas alargadas ).Algunos dijimos que los franceses , por eso las llaman en la USA ¨french frite ¨o algo parecido y un amigo que es belga que lo inventaron ellos.
    La verdad que los puestos de patatas fritas y bol de mejillones se cuentan por miles en las calles belgas.( y bien buenas que son ! )

    Fritas o no , las patatas han quitado mucha hambre , en todas epocas .

    Simpatica tu entrada de hoy!

    Besos desde Málaga

  2. Gracias por los comentarios. Annick, conocía que los norteamericanos las llamaban francesas, pero no se decirte si son belgas o francesas. En cualquier caso, a zampar 🙂

    Sempere, no olvides la cervecita, para acompañar 🙂

    Saludo.

  3. jeje ahora que comenta Annick lo de los mejillones con patatas fritas que gran invento… el sabado pasado estaba sentado en Gante comiendo los famosos "moules met frites".

    Tambien he de decir que tengo una amiga que trabaja desarroyando sabores de patatas fritas (de las que tu comentas, Vitike) y es todo un mundo!

    Un saludo 😉

  4. Para que luego digan que quejarse no es una ventaja.

    Cuando nos quejamos a una empresa les obligamos a que se estrujen las cabezas para mejorar sus productos.

    ¡Gracias!; al cliente de George Crum por su acertada queja.

    Me ha gustado mucho esta entrada, muy curiosa como siempre.

    Un saludo.

    P.D.: A seguir quejándose.

  5. Pues si Vitike, un trabajo curioso, a veces nos acerca patatas para que las probemos jejeje

    Por cierto, viendo la noticia de hoy de que Obama ha recibido el premio nobel de la paz (no se sabe muy bien porque) estaria bien hacer (ejem, que hicieras 😛 )una recopilacion de burradas en los premios nobel, como la nominacion de Hitler, Bush, Blair, Berlusconi, etc… al nobel de la paz. Estaria curioso ver lo que la gente nomina…

    Un saludo!

  6. Siempre había querdio saber su origen.
    A mi siguen sin gustarme. Un dia vi en la fería hace 4 años como se hacían. Hasta entonces pensaba que eran artificiales, y ni las probaba.

    Buen fin de semana

  7. Hispanus, tienes razón. Yo creo que España nos quejamos más bien poco. Nos quejamos mucho, contra todo, pero si nos tratan mal en algún sitio, en lugar de quejarnos y dar oportunidad a mejorar, nos callamos y no volvemos al lugar en cuestión.

    Albareto, tomo nota. Ya comenté en su momento el caso de Hitler, pero seguro que hay más casos. El Mundo ha publicado algo sobre este tema.

    Por cierto, conocía lo de las pringles, pero es que a mi me siguen gustando mucho, mucho.

    Jose Jaime, como en casi todo, las hay buenas y malas. Por cierto, si alguien es de León, que se pase por un bar de El Húmedo que se llama El Flechazo y pruebe las que tienen allí. Impresionantes.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.