La familia de Carlos IV


El famoso cuadro de Goya titulado “La familia de Carlos IV”, pintado en el año 1800, tiene un par de detalles que merece la pena conocer. Por ejemplo, que allá en el fondo de la obra, en la penumbra, asoma el autor de la obra aunque en un discreto segundo plano. No es esta el único parecido de este cuadro con «Las Meninas».

También observarán ustedes que la cuarta persona empezando por la izquierda tiene la cara vuelta en el cuadro, por lo que no se conoce quién es, más allá de que es una fémina. Ese cuerpo estaba destinado, seguramente, a la futura esposa del futuro Fernando VII ya que se sitúa justo a su lado.

Y aquí es donde viene la pregunta clave: ¿Qué sentido tiene pintar en un cuadro de este tipo un cuerpo sin rostro? Quizás confiaran en encontrar un destino para esa «descabezada» antes de finalizar el cuadro o el cambio posterior de la obra no fue acometido por alguna razón. En cualquier caso, la obra ha llegado así hasta nuestros días.

12 thoughts on “La familia de Carlos IV

  1. Para dar más morbo; Francisco de Paula que está cogido de su madre Maria Luisa de Parma tiene un aire a Godoy. Y aunque no está delante, quién es el centro del cuadro?

  2. Talvez no tengo mucha experiencia en esto de la pintura pero creo que no se necesita saber mucho para notar que los rostros no son planeados junto con el resto de la pintura,talvez deberian de modificarlos un poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.