La guerra biológica de Vlad Dracul, el empalador

Vlad Dracul, también conocido como “el empalador” por su afición a dicha forma de tortura y ejecución fue uno de los pioneros en la guerra biológica. Ya hemos hablado en el blog alguna vez de los usos en la antigüedad de este tipo de ataques biológicos, pero hoy vamos a ver una nueva variante.
El empalador empleó a sus enfermos en la lucha contra los turcos. Tomó a los enfermos de algún mal contagioso de su reino y los mandó a “vivir” con el enemigo. La sífilis, la tuberculosis y otras enfermedades similares eran un pasaporte directo a las líneas turcas. Dracul obsequiaba, eso sí, a estos pobres infelices con ropajes turcos para que su integración fuera más sencilla. Es decir, Vlad Dracul utilizó a sus propios enfermos como bombas biológicas.
Y además, todos aquellos que volviesen demostrando que habían matado, de un modo u otro, a un turco serían recompensados. Para ello tenían que portar el turbante del turco fallecido. Siendo objetivos hemos de decir que el plan no era ninguna tontería, porque no sólo enviaba bombas biológicas contra sus enemigos, sino que apartaba dichas bombas de sus filas en las que eran igualmente efectivas.

4 thoughts on “La guerra biológica de Vlad Dracul, el empalador

  1. Hola

    Yo llegue a oir que se coagían a los muertos de peste o alguna otra enfermedad y los lanzaba con una catapulta contra los castillos enemigos, para que estos coguiesen una enfermedad.

    Por cierto, pronto publicaré un artículo acerca de la Tuberculosis.

    Un saludo.

  2. sin recentimientos pero..
    Hernan Cortez mando a nadar al estanque de los mexica a varios enfermos de viruela
    enfermedad que arrazo con miles de mexicas o aztecas
    es una conquista biologica
    saludos
    y digo sin recentimientos por que soy de mexico
    condor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.