Felipe IV en los toros


Se dice que el joven Felipe IV sólo tenía tres cosas en la cabeza: caza, comedias y mujeres. Sobra la primera de ellas, la caza, no sólo era una afición, sino que parece ser que era casi una obsesión y en más de una ocasión arriesgó su vida detrás de algún jabalí, hasta conseguir darle muerte.
También parece que en varias ocasiones, estando presente en una corrida de toros y viendo la torpeza de los diestros para matar al astado a lanzazos, el rey no dudaba en echar el pie a la arena. Y con un arcabuz, no con una lanza, disparaba al toro acabando con el sufrimiento de toro y recibiendo un sin número de aplausos y vítores por ello.

4 thoughts on “Felipe IV en los toros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.