A buen entendedor…


En 1862, después de escribir «Los Miserables», Victor Hugo estaba de vacaciones y envió a su editor una carta interesándose por el ritmo de las ventas del libro. La carta era muy corta, únicamente contenía un carácter: «?».
La respuesta del editor Hurst & Blackett no fue más larga. La carta que el editor envió como respuesta tenía un único carácter: «!».

6 thoughts on “A buen entendedor…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.