Ataque submarino a Baltimore

En 1942, en Baltimore sonaron las alarmas antisubmarinas como respuesta a ciertos sonidos que no podían provenir sino de submarinos enemigos. Toda la flota se puso en situación de alerta para descubrir que el enemigo era una fuerza de millones de peces tigre. Un susto para Baltimore, pero también los peces se salvaron por poco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.