El marqués de Tierceville no era tonto

Un día entraba el marqués de Tierceville en un salón, cuando un cortesano quiso parecer gracioso diciendo: «He aquí el marqués de Tierceville, que no es tan tonto como parece». Al entrar el marqués comentó: «Esa es la diferencia entre este señor y yo».

One day the marquis of Tierceville was comming in a salon when a court man wanted to make a joke saying: «Here is the marquis of Tierceville, not as silly as he seems to be». Then the marquis commented: «That’s the diference between this gentleman and me».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.