Los problemas de Alfred Hitchcock con el FBI

Los problemas de Alfred Hitchcock con el FBI

Los problemas de Alfred Hitchcock con el FBI no se debían a sus acciones, sino que se debieron a sus guiones, es decir, a la ficción. Aunque los problemas fueron reales. Alfred Hitchcock es un grande de la historia del cine, entre otras cosas porque sabía jugar con el espectador. Era un experto en poner la atención de este donde quería. Le llamaban el mago del suspense y él explicó una vez qué era el suspense.

Para ser exactos explicó la diferencia entre sorpresa y suspense. Si hay una bomba bajo la mesa en la que dos personas hablan, el público no lo sabe, y de repente la bomba explota, eso es una sorpresa. En cambio, si el público sabe que la bomba está bajo la mesa mientras las personas hablan sentadas a la mesa, sin saber que la bomba está allí, eso es suspense. En el primer caso el público tendrá 15 segundos de sorpresa, en el segundo, habrá minutos de suspense.Los problemas de Alfred Hitchcock con el FBI también tuvieron su suspense.

Los guiones del mago del suspense alguna vez le trajeron problemas

Ya les conté el secreto en torno a Psicosis que impuso Hitchcock, lo que denota el conocimiento que tenía sobre cómo enganchar al espectador.

Hitchcock, por otra parte, era consciente de valor de los Macguffin, un término que él mismo acuño. Un Macguffin no es más que un elemento cualquiera, una excusa, que hace que una historia avance pero que en realidad no tiene importancia en la propia historia. Y uno de estos le trajo sus primeros problemas con el FBI.

En su película Encadenados, que se estrenó en 1946, uno de los protagonistas guarda un recipiente con uranio en su bodega. Cuando se comenzó a preparar la película aún no se había lanzado la bomba nuclear sobre Hiroshima y no se conocía el proyecto Manhattan. Tampoco se conocía, por tanto, el uso del uranio para la bomba. No sé muy bien cómo se enteró el FBI del hecho, quizás porque algún guionista preguntó en algún sitio, pero cuando ocurrió, saltaron todas las alarmas.

¿Tenía Hitchcock un espía dentro del proyecto Manhattan? ¿Quizás era sólo que el director tenía un buen guion y estaba bien informado? Sería este segundo caso porque después de varios meses en los que el FBI vigiló y siguió los movimientos del director inglés no descubrió nada.

El FBI trató de censurar un capítulo de Alfred Hitchcock presenta

Los problemas de Alfred Hitchcock con el FBI no acaban aquí. Más tarde, en su famoso programa para la televisión Hitchcock presenta hubo otro episodio, nunca mejor dicho, que generó tiranteces. En este caso el FBI se metió por medio para censurar un episodio, porque no quedaba bien el FBI tal y como los representaban.

En el episodio titulado Un crimen para las madres, de enero de 1961, aparecía un agente del FBI que se había hecho detective privado. Los guionistas preguntaron al jefe de seguridad de lo estudios, que había pertenecido al FBI, algún dato al respecto. Buscaban afinar el personaje, pero levantaron un problema.

Este ex agente del FBI, al conocer la trama, llamó a su antigua oficina y se la detalló. El agente del FBI creado por los guionistas para el episodio no era del todo honesto y el FBI se opuso a que se representara así a uno de sus hombres. Llamaron al productor ejecutivo del programa, Godron Hesler, y le pidieron que cambiara el guion. El productor prometió que se haría así.

Por si la promesa no se cumplía, el FBI pidió a su antiguo agente que ahora trabajaba en los estudios, el que había hecho el aviso, que estuviera atento. A pesar de todo esto, parece ser que las líneas del guion que no le gustaban al FBI se mantuvieron. Eso sí, el expediente del FBI al respecto tiene toda la información y muestra cómo siguieron el caso hasta el día del estreno, con detalle y diligencia.

Tras estos problemas, parece que el FBI tenía un ojo, no demasiado amistoso, puesto sobre Hitchcock y sus creaciones. Y eso que no se ocultaba mucho hasta salía en sus películas con los famosos cameos.

Etiquetada como

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.