Atado al mástil, en la tormenta, por amor al arte

Tormenta de nieve – Vapor en la boca del puerto, de Joseph Turner
(Tormenta de nieve – Vapor en la boca del puerto, de Joseph Turner)

En este caso, la parte del título que habla del amor al arte es literal. Hay artistas que pueden tirar de su imaginación y haber pasado la vida sin salir de su pueblo y aún así crear, mientras que otros necesitan ver para contar. Recuerdo que en una de las entrevistas que le hice, a la limón con un amigo, a Arturo Pérez Reverte, este nos contaba que cuando él hablaba de guerra o violencia, sabía de lo que hablaba porque lo había visto con sus propios ojos. De igual forma, Joseph Turner, el pintor inglés nacido en 1775, buscaba el contacto directo con lo que iba a pintar.

En 1842 fue exhibida por primera vez su obra conocida como Tormenta de nieve, aunque en realidad la traducción del título sería más como Tormenta de nieve – Vapor en la boca del puerto, y fue toda una sensación. El autor había pintado aquel cuadro rondando los 65 años de edad, y para cumplir son su compromiso con el arte y ver, y vivir, aquello que iba a representar, vivió la tempestad desde dentro.

Turner se hizo atar al mástil de un barco mientras este se adentraba en una tormenta en mar abierto. Durante cuatro horas el autor aguantó el chaparrón, de nuevo literalmente, y aunque temió por su vida salió de aquella para dar a luz una obra magnífica y poderosa. El resultado valió la pena, y lo que no se le puede negar a Turner es compromiso con su arte. Su amor al arte.

Fuente: Art News

3 thoughts on “Atado al mástil, en la tormenta, por amor al arte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.