El secreto de los Stradivarius

Quién no conoce el mito de los violines de Stradivarius, que tienen nombre propio y se conocen sencillamente como Stradivarius. Deben su nombre a Antonio Stradivari, un lutier italiano del siglo XVII que comenzó muy joven a dedicarse a ese trabajo. De los más de mil instrumentos que fabricó en su vida, se conservan aproximadamente la mitad, y según los entendidos tiene un sonido especial que ha provocado que durante décadas se hayan investigado los violines para descubrir el secreto. Conocido dicho secreto, sería posible replicar el trabajo y obtener nuevos instrumentos con esa calidad y sonido.

Hay muchas teorías con respecto a por qué esos instrumentos, fabricados hace siglos, tienen esa magia sonora. Entre todas ellas, si yo tuviera que escoger una teoría, me quedaría con la que asegura que la madera usada en su fabricación provenía exclusivamente de barcos hundidos. Esta leyenda es tan falsa como bonita. Pero la ciencia habló hace unos años.

En el año 2009, un científico de la Universidad de Texas llamado Joseph Nagyvary, publicó un estudio después de estudiar muestras de los instrumentos que demostraba que el secreto estaba en el barniz que Stradivarius aplicaba a los violines. Este hombre, experto en bioquímica, aseguraba que todo se debía a que el lutier se vio obligado a proteger sus violines de unos insectos aplicando un barniz especial y que ese elemento cambia la sonoridad.

Según parece, Stradivarius daba ocho capas de barniz a cada pieza de madera de sus violines pero no se conocen con exactitud los componentes exactos de aquellos barnices y por lo tanto el secreto de los violines Stradivarius, que está en su barniz, permanece desconocido. Sabiendo el valor millonario de estas piezas de coleccionismo casi podríamos afirmar que el secreto de su fórmula es más valioso que el de la Coca-Cola.

13 thoughts on “El secreto de los Stradivarius

  1. Hola Manuel,
    Dicen que Coca-Cola usaba por vaso 9ml de cocaína… los Stradivarius igual tenían sustancias especiales en el barniz y por eso los hacían sonar diferente… es broma.
    Me suena de algo que había una nota del diablo en los violines, quizás me lo puedas aclarar.

  2. Pues no sé nada de esa historia del diablo y en lo que he podido leer no he visto nada, pero también parece una bonita leyenda 🙂

    Gracias David por el comentario.

  3. Yo he leído recientemente (lamentablemente no recuerdo dónde; será cierto que Internet merma la memoria) que también se ha dicho que el período en el que los violines fueron hechos coincidió con una temporada excepcionalmente fría (una de las "pequeñas glaciaciones", creo). Entonces, la madera de los árboles era más compacta (o de algún modo diferente) y eso influiría en un sonido distintivo. Lo de los barnices también lo había escuchado (un documental donde trataban de reproducirlo).

    Lo del Diablo y violines ¿no era de Paganini? Por cierto que al Diablo se le asocia mucho con esos instrumentos.

  4. Es bueno acotar que no solo hizo violines, sino tambi'en violas, violonchelos y contrabajos. Por cierto, por ac'a a Venezuela vino hace poco un chelista a dar conciertos con uno de esos ejemplares, en las fotos que hicieron de cerca al instrumento se ve'ia m'as rayado que un tigre

  5. muy buen artículo… respecto a la nota del diablo, no sé si era necesariamente en los violines pero Black Sabbath tocaba esa famosa nota en su canción del mismo nombre, es decir tocaba SOL, luego otro SOL (una octava arriba) y luego DO#. Esta última era esa nota del diablo. A esto lo llaman tritono.

  6. Ali, tienes razón, gracias por aclararlo.

    Fran, hay que estar a la que salta y ganarse la vida como sea 🙂

    En cuanto al comentario de las capas, eso es sencillo, pero hay que saber que eso es lo que influye en el sonido y no otra cosa o la combinación de varias.

    Marcelo, gracias por el comentario, he oído alguna vez esa historia pero como no tengo ni idea de música no se calibrar si es cierta o qué significa realmente.

  7. Hola,

    Lo de la nota diablo es parte de una leyenda que en realidad se refiere al tritono. Es decir a los tres tonos que conforman la cuarta aumentada. Ejemplo: FA SI o Sol DO# como ha puesto Mauro Gaman. Es lo que se denomina Diabolus in musica.

    Antiguamente los coros al cantar les costaba mucho afinar este intervalo. Aún hoy es bastante difícil. Os reto a tocar un Fa en un teclado y tratad de entonar un Si… xD y me contáis la experiencia. xD

    En cuanto a la Nota diabolus, tengo entendido que se referían como tal específicamente al Si… de hecho el nombre de la Nota Si ya es curioso. Se supone que todos los nombres de las notas del sistema musical español vienen del himno A San Juan Bautista… Y es precisamente las iniciales del santo… como protección… para esa nota… por las que de Sancte Ioannes… sale el nombre SI.
    Hay varias curiosidades sobre la nota diabolus, pero en lo referente a los violines Stadivarius, me temo que no se referían a nada místico…
    o igual si… xD
    un saludo a todos,
    P.S.: me encanta el Blog, enganchadito me tienes xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.