Los nueve hijos de Alfonso II El Casto

El rey Alfonso II de Aragón (1157―1196), lo fue de Aragón, también conde Barcelona y de Provenza. Su apodo es “El Casto”. Veamos el verdadero alcance de esta castidad.

Se casó en Zaragoza en 1174 con Sancha de Castilla y de este matrimonio, El Casto, tuvo la siguiente descendencia (según la Wikipedia, en otras fuentes he visto alguno menos):

  • Pedro II, rey aragonés.
  • Costanza.
  • Alfonso.
  • Leonor.
  • Sancha.
  • Sancho.
  • Ramón Berenguer.
  • Fernando.
  • Dulce.

Si suman, son 9 los hijos que tuvo El Casto. Entonces, ¿de dónde viene el apelativo? Pues más que de su castidad, tal y como la entendemos hoy, de su fidelidad. El sobrenombre le fue dado al no tener hijos bastardos, fuera del matrimonio. Viendo la lista de hijos, uno duda casi de que tuviera ánimo para “pelear” también fuera de casa. En cualquier caso, eran otros tiempos.

10 thoughts on “Los nueve hijos de Alfonso II El Casto

  1. Parece, Vitike, que el apodo del "El Casto" se le ha aplicado a dos reyes al mismo tiempo: el Alfonso del que tú hablas y Alfonso II de Asturias, aquel durante cuyo reinado la tumba del Apóstol Santiago fue descubierta en Compostela allá por el año 813. Y de este se dice que si bien casó con Berta, emparentada, parece ser, con la Casa Real francesa, nunca consumó y y murió sin dejar descendencia. Llevó a cabo su gobierno, dicen las crónicas, que piadosa, inmaculada y castamente durante cincuenta y dos años, y por lo que se ve, también sin conocer "ayuntamiento con hembra placentera" (el Arcipreste de Hita dixit).
    Mil saludos.

  2. Pues siendo tan fiel, su regia esposa terminaría hasta el mismo mojino de tanto parir hijos. Creo que sería de las que pensaría "hijo mío, a ver si te buscas una amante y me dejas descansar".

    Un saludazo.

  3. Profe, efectivamente al leer sobre El Casto aragonés, he visto que había otro asturiano. Pero con menos interés para nuestros negocios 🙂

    Le echo un ojo a ese enlace, Anónimo.

    Peinado, tienes razón. Seguro que estaba loca por que echara una canita al aire. O, puestos a ser malos, quizás era casto y su mujer no 🙂

    Saludos.

  4. La virtud de la castidad consiste en el uso ordenado de la sexualidad, pudiéndola vivir tanto casados como célibes, varones y mujeres, fuera cual fuera su estado civil. Ayer y hoy. En general, los castos son más fecundos, quizá por aquello que de quién cosecha siembra y quien no, desparrama…
    Interesante blog.
    Saludos,

  5. Puede haber 3 razones:
    – Confusion con Alfonso II de Asturias
    – otros dicen que merecio ese apodo por no tener hijos fuera del matrimonio
    – Y luego esta que fue rey trovador, y la castidad de los trovadores se mantenia en cuanto amor puro a una dama. era otra cosa, un ideal trovadoresco.
    este era un tipo muy interesante
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.