Göring ayudado por unos judíos

GöringUnos años antes de acceder definitivamente al poder, el partido político de Hitler intentó un golpe de estado, conocido como putsch en alemán. Era el año 1923. No resultó exitoso y después de algunas horas todo había acabado. Un regimiento de las SA en Munich se vio envuelto en un intercambio de disparos y dos de aquellas balas acabaron en el vientre de Hermann Göring, ya por entonces uno de los líderes del movimiento. Göring sería, con el tiempo, uno de los tres o cuatro hombres más poderosos del Tercer Reich.

Herido, Göring se tuvo que ocultar para no ser detenido y poder huir a una zona más segura. Fue una familia judía, los Ballin, los que ocultaron al rebelde y le ayudaron a huir. Posiblemente, de saber que aquel hombre formaría parte años más tarde del régimen que asesinó a millones de judíos lo habrían rematado allí mismo. De todos modos, gracias a la ayuda de Göring, en agradecimiento por este hecho, salvaron su vida los Ballin durante el exterminio que llevaron a cabo los nazis.

7 thoughts on “Göring ayudado por unos judíos

  1. Es una extraña historia con extraña moraleja que creo que no intentaré extraer. De todos modos no creo que los Ballin tuvieran que haber actuado de otro modo. Ayudar a un herido, ayudar a una persona a escapar de la muerte es siempre loable. Que resultara ser un hijo de puta después, es cosa de la Historia. De todos modos, parece que los Ballin tuvieron su recompensa al final…

  2. Teresa, historia-ficción, siempre tan interesante 🙂

    Orko, lo complicado es adivinar el futuro. Los Ballin actuaron con lo que sabían y pensaban en aquel momento.

    Gadu, tomo nota de la recomendación. No he leído el libro.

    Basurero, comparte la moraleja cuando la tengas…

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.