La incoherencia de Julio César

El parlamento romano, el senado, no solía ser muy partidario de las propuestas de Julio César cuando este era cónsul. En cualquier caso, César encontraba en muchas ocasiones la forma de salirse con la suya aunque fuera incumpliendo las leyes. Gracias a su cargo de cónsul disfrutaba de inmunidad por lo que no tenía problemas.

Después de ser cónsul, Julio César fue procónsul con tres provincias bajo su mando: Iliria, Gallia Cisalpina y Gallia Narbonensis. Con esta posición comenzó una guerra de conquista. El senado no le había dado orden de llevar a cabo tal guerra y precisamente es aquí donde está el punto curioso. César únicamente fue de capaz de sacar adelante una propuesta suya en el senado en su tiempo de cónsul: “lex Iulia de repetundarum”. Esta ley prohibía a los procónsules de las provincias destacar tropas fuera del territorio que se le había asignado, sin contar con la autorización explícita del Senado.

Justo lo único que había aprobado César como cónsul lo incumplió más tarde como procónsul.

8 thoughts on “La incoherencia de Julio César

  1. Menos mal que encuentro a alguien que no mitifica a Julio César. En efecto, general romano amigo de enriquecerse (no fue el único) e inclumplidor donde los haya de las leyes de la República. Buen escritor pero cruel como era normal en la época, aunque también había sabios que hablaban de la virtus, pietas, etc. El que comenta "político a final de cuentas…" le diría "ser humano a final de cuentas". Contra la política y los políticos hemos vivido cuarenta años y no precisamente felices. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.