La superioridad de Kareem Abdul-Jabbar cambió las reglas del baloncesto

(Alcindor realizando un mate cuando jugaba en UCLA)
Hace tan sólo unos días, Barack Obama entregó a varias personas la Medalla Presidencial de la Libertad, considerada como la condecoración civil más importante en los Estados Unidos. Entre esas personas había, entro otros, actores, periodistas, músicos y empresarios: Ellen DeGeneres, De Niro, Tom Hanks, Bruce Springsteen, el matrimonio Gates... Entre los condecorados estaba Grace Murray Hopper, una dama de la que ya hemos hablado y que merece toda mi simpatía. Es otra de esas mujeres pioneras a las que se debería conocer más. También estaba Margaret Hamilton, la jefa de desarrollo del software del Apolo. Pero entre todos los que seleccionó Obama quería hablarles de uno de ellos en especial, y bien podría ser el elegido Michael Jordan, el más grande de todos los tiempos y mi favorito, pero no. Quiero hablarles de Kareem Abdul-Jabbar.

En la entrega de la medalla, Obama comentó que alguien es realmente bueno cuando un deporte tiene que cambiar sus reglas sólo para ponérselo más difícil. Hacía referencia el presidente a la época de Abdul-Jabbar en el campeonato universitario, y por lo tanto cuando aún no se había cambiado el nombre y era todavía Ferdinand Lewis Alcindor. Alcindor destacaba ya entonces y en su primer año fue capaz de meter 56 puntos en un partido, por ejemplo.

Tal era su ventaja frente al resto de jugadores en algunas cosas que, tras la temporada de 1967, que ganó su equipo y en la que él fue elegido como mejor jugador, se prohibieron los mates en el campeonato universitario. El objetivo era, básicamente, que Alcindor no pudiera hacerlos y tuviera que encestar de otro modo, ya que era imparable bajo la canasta. Tardaron casi diez años en volver a permitirse los mates en la liga universitaria.

Para entonces, para cuando volvieron a admitirse los mates, Alcindor ya era Jabbar, ya se había convertido al islam, y jugaba en Los Angeles Lakers, tras pasar por los Milwaukee Bucks. Seguía siendo imparable jugando en el poste bajo y sus ganchos, conocidos como sky-hook, eran toda una seña de identidad.

Al igual que Wilt Chamberlain, otro de los grandes y que sigue siendo el único que ha llegado a 100 puntos en un partido, nuestro protagonista ha hecho sus pinitos en el mundo del cine y muchos lo recordarán en Aterriza como puedas. Además de esto, Jabbar se graduó en historia y ha escrito varios libros, uno de ellos sobre el 761º Batallón de Tanques de Estados Unidos, que combatió en la Segunda Guerra Mundial.

Jabbar siempre ha sido un hombre comprometido y preocupado por la cultura, y quizás eso le llevó a escribir sobre ese batallón, constituido en un primer momento únicamente por soldados negros, ya que las leyes federales no permitían que en una unidad así sirvieran blancos y negros de manera conjunta. Conocidos habitualmente como los Panteras Negras, por su insignia, tanto el propio batallón como muchos de sus integrantes, fueron condecorados. Por cierto, el título del libro es Brothers in Arms: The Epic Story of the 761st Tank Battalion, World War II's Forgotten Heroes, y lo escribió junto con Anthony Walton.

En realidad, Obama tenía razón, tienes que ser muy bueno para que un deporte como el baloncesto cambie sus reglas sólo para contenerte. Dicho esto, a Jordan no encontraron forma de pararle, ni cambiando las reglas lo habrían logrado.
La superioridad de Kareem Abdul-Jabbar cambió las reglas del baloncesto La superioridad de Kareem Abdul-Jabbar cambió las reglas del baloncesto Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:43:00 Rating: 5

8 comentarios:

  1. Como se nota que siempre has sido un gran aficionado al baloncesto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Durante unos años lo tuve abandonado, pero llevo ya un tiempo jugando de manera habitual y sigue siendo de lo más divertido que se puede hacer. Por cierto, si no recuerdo mal, Jabbar le gustaba mucho a Rubén, en aquel tiempo :)

      Gracias por comentar Juan Carlos.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Victor12:06

    Wilt Chamberlain no fue el único en anotar más de 100 puntos en un partido si hablamos del récord mundial. El récord está en Europa y tiene una historia muy curiosa de rivalidad y de odio.

    ResponderEliminar
  3. Sólo recordar que jabbar fue alumno y amigo personal de Bruce Lee y que participó en el rodaje de game of death ("Juego con la muerte" en nuestros lares).

    ResponderEliminar
  4. Anónimo13:29

    Grace Murray Hopper no fue condecorada por Obama... ya que murió en 1992: https://es.wikipedia.org/wiki/Grace_Murray_Hopper

    ResponderEliminar
  5. Se prohibieron las interferencias del balón en trayectoria descendente para frenar el dominio de George Mikan; luego vendría, por ejemplo, la creación de la zona (los famosos tres segundos) para limitar la superioridad de Wilt Chamberlain; las modificaciones sobre el dominio de Alcindor (después Jabbar) llegaron cuando jugaba en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), siendo él, por cierto, de NYC, y afectaban sólo a la competición universitaria (NCAA) que ganó en sus 4 años de grado, incluida, al menos, una temporada invicta... como detalle, en la época de Jordan, cuando Nike ya ejercía su poder sobre la liga, lo que se prohibió, o limitó, fue el uso de las manos para facilitar la llegada de Jordan hasta el aro, no sólo no se le frenó, se le puso alfombra roja (a él y al que bien le viniese).

    ResponderEliminar
  6. Menos mal que algunos comentarios lo arreglan porque madre mía (facepalm). En cualquier caso, si quitas los datos me ha gustado el artículo ^^

    ResponderEliminar
  7. Víctor, al hablar de Chamberlain me refería a la NBA, perdón si no se entiende bien.

    Sobre Grace Hopper, sí fue condecorada por Obama, a título póstumo. No fue el único caso, ya que al menos concedió otra a título póstumo.

    A32, buen apunte, gracias.

    Gracias a todos por la información y por los comentarios.

    Saludos.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.