Los globos-bomba japoneses que cruzaron el Pacífico y cayeron sobre Estados Unidos

En breve dedicaré una entrada al interesante e ilustrativo libro de Mark Kurlansky sobre la historia del papel, pero hoy quiero contarles una historia que no conocía hasta leerla en sus páginas. Es la historia de los Fu-Go japoneses en la Segunda Guerra Mundial, las bombas-globo. La idea parece descabellada, pero lo cierto es que en cierta medida funcionó, aunque fue un fracaso. Los globos-bomba japoneses que cruzaron el Pacífico y cayeron sobre Estados Unidos

Los crueles experimentos del Escuadrón 731 japonés

En los años inmediatamente previos a la Segunda Guerra Mundial y durante la propia guerra, Japón cometió crímenes aberrantes. En la biografía de Richard Sorge que les recomendaba no hace mucho, se cuenta bien el control que ejercía en Japón la policía militar, Kempeitai, entre otras entidades, y el miedo que generaba. Dentro del Kempeitai se formó el Escuadrón 731, dedicado a la investigación de armas biológicas y todo tipo de torturas. Los crueles experimentos

Mataron al cuñado del primer ministro de Japón al confundir a uno con otro

En la entrada anterior les comentaba cómo Japón planeó matar a Chaplin para provocar una guerra con Estados Unidos a la vez que asesinaban a su propio primer ministro. Al final de la entrada les decía que en 1936 se había repetido el intento de golpe. En este caso, no estaba Chaplin directamente implicado, aunque estaba de nuevo de viaje y había planeado una escala en Japón. Lo más impresionante del Incidente del 26 de

Japón planeó matar a Chaplin para provocar una guerra con Estados Unidos

Durante los años 30, Japón estuvo envuelto en un combate interno, tanto político como militar, para conseguir el poder y cambiar la forma de dirigir el país. Una parte del ejército pretendía dar un golpe de estado, con apoyo de algún partido político, e implantar su nacionalismo. En esta situación hubo atentados contra ministros del gobierno e incluso contra el primer ministro, además de contra importantes políticos. Dentro de esta revolución interna, como beneficio colateral

Fotos históricas de samuráis reales

No son muchas las fotos históricas y reales de auténticos samuráis que hay, ya que en el año 1877 se da por finalizado ese mundo. Lógicamente no hay un hecho o día a partir del cual todos los samuráis dejaran de existir, pero fue en septiembre de ese año 1877 cuando la rebelión de Satsuma contra el gobierno de Meiji finalizó. Aquello supuso el final de los samuráis como tipo de vida y los cambios

La leyenda japonesa de los 47 ronin

La leyenda de los 47 ronin está basada, como casi todas las leyendas, en un hecho histórico real, en este caso, acontecido en Japón a comienzos de nuestro siglo XVIII. No dista mucho de la realidad, según parece, y es un buen ejemplo de cómo consideraban el honor los guerreros japoneses de esa época. Es una de las historias más populares de Japón y de las más conocidas fuera de allí. En la prefectura de Hiroshima está el

Bandō Mitsugorō, el actor que murió por una fanfarronada

(Actores de kabuki, por Yakovlev Shalyapin) Las fanfarronadas suelen dejar en mal lugar a sus padres. En ocasiones, además, les cuesta a estos algún sonrojo o mal rato, y, cuando la cosa llega muy lejos, una fanfarronada puede acabar en tragedia. Desde el punto de vista del humor, podríamos decir que aquello de no hay huevos, es un camino que es mejor no tomar. Un caso extremo, por todo, fue el de Bandō Mitsugorō, un

La sabiduría de una dama japonesa del siglo X

(Sei Shōnagon, dibujo de Kikuchi Yōsai) Sei Shonagon fue una escritora japonesa del siglo X, una dama de la corte. Conocerla me ha recordado la historia de Genji, quizás la primera novela de la historia, de la que les hablé hace unos meses. Shonagon escribió El libro de la almohada, que es una colección de apuntes sobre todo tipo de cosas: insectos, plantas, anécdotas, la vida cortesana, juegos… Una interesante obra para acercarse al Japón

La historia de Genji, quizás, la primera novela de la historia

(La historia de Genji, de Murasaki Shikibu) Podríamos abrir un debate, tan estéril como entretenido, sobre qué es y qué no es una novela, y una vez resuelta esa parte, podríamos entonces discutir sobre cuál es la obra que merece ser considerada la primera novela de la historia y cuáles, aun siendo importantes, no pueden reclamar ese honor. Pero es estéril el debate, y mucho menos en un medio como este. Si al menos estuviéramos

El USS Barb y el único ataque contra territorio realmente japonés

(Bandera de combate del USS Barb) Hace unos meses les narraba la impresionante y emotiva historia de Nobuo Fujita, el único japonés que bombardeó los Estados Unidos continentales durante la Segunda Guerra Mundial. La curistoria de hoy es parecida, aunque cambian los bandos y es aún más sorprendente. Es la historia de los únicos estadounidenses que durante la guerra desembarcaron en territorio originariamente japonés. Por si esto fuera poco, esos hombres pertenecían a la tripulación