Alan Turing, un gran corredor aficionado

(Alan Turing) No voy a volver a contarles mi admiración por Alan Turing, pero sí vuelve a Curistoria para hacer buena la máxima latina Mens sāna in corpore sānō. No sólo fue un genio y un adelantado a su tiempo, sino que también fue un gran deportista. Adelantándose también a la fiebre actual por correr, fue un gran corredor aficionado. Turing siempre fue un gran aficionado al deporte que solía ir en bicicleta de un

La medalla olímpica de baloncesto que EEUU se niega a aceptar

(Entrega de medallas del baloncesto de Munich 1972) Kenny Davis es un jugador de baloncesto estadounidense nacido en 1949 y que vivió en primera persona una de las situaciones más extrañas y populares de la historia del baloncesto. Fue en 1972, en los Juegos Olímpicos de Munich. Hasta aquel momento la URSS dominaba el panorama europeo, junto a Yugoslavia, aunque en los Juegos Olímpicos, cuando entraba en la lucha Estados Unidos, no tenían mucho que

Alocén y la canasta que cambió las reglas del baloncesto

Hace unos días me envió de nuevo José Manuel Charro la pista para una curistoria, en este caso sobre baloncesto, que no sólo de números y estadística vive el hombre. También hay baloncesto. Es más, los números, la estadística y el baloncesto se pueden aunar y surgen cosas tan sorprendentes como que Lorenzo Alocén, nuestro protagonista de hoy, fue el jugador más alto en su momento en la liga española de baloncesto, con una altura

Reddy Tee, el golf y el origen del marketing deportivo

(El Reddy Tee) Hace más de un siglo, cuando un jugador de golf comenzaba el recorrido en un hoyo, es decir, estaba en el tee de salida, tenía que preparar la bola para que el golpe fuera lo mejor posible sin ayuda. Habitualmente cogían un poco de arena y hacían una pequeña montañita sobre la que colocaban la bola que así, separada un poco del suelo, era más fácil de golpear. El ritual mandaba que

Jules Nöel y la distracción de los jueces

(Los Ángeles 1932) Jules Nöel fue un atleta francés nacido en 1903 que dominó su competición en Francia durante unos cuantos años y que protagonizó un hecho que hoy nos parecerá inaudito, ya que tenemos cámaras y grabaciones de todo, pero que en 1932 podía ocurrir. En aquel año, 1932, tuvieron lugar los juegos olímpicos en Los Ángeles y Nöel fue el abanderado de su país, lo que muestra su importancia como atleta. La prueba

Rocky Marciano, una leyenda invicta del boxeo

Rocky Marciano Hace unos días hablaba con un amigo de las curistorias y el deporte y le comentaba que el boxeo tiene un halo especial de mito, seguramente gracias al mundo del cine, que hace que sus historias sean especialmente atractivas. Y después de decir esto, y como ha pasado mucho tiempo desde la última historia en torno al ring, es justo volver a calzarse los guantes. Y los guantes que nos vamos a poner

Las Olimpiadas de Barcelona de 1936

Cartel de la Olimpiada Popular de 1936 Es habitual que cuando se habla de deporte se utilicen términos casi bélicos como enemigo, combatir, lucha, victoria… aunque en la mayoría de los casos no se trata de nada más que un deporte. Pero hubo un grupo de atletas, allá por 1936, que fueron a una olimpiada y acabaron en una guerra. Fue en España, en la Guerra Civil. En 1936, como protesta y alternativa no fascista

El sudor de los atletas, muy caro

Gladiadores (mosaico) Que el sudor de los atletas cuesta, caro, es algo obvio. Tienen que pasar por meses de entrenamiento y duras sesiones para alcanzar la gloria. Podríamos decir que ese sudor es el destilado del esfuerzo y el premio: la victoria. Pero en la antigua Roma el sudor de los atletas tenía más premio que la victoria, como vamos a ver. En entradas anteriores les he hablado de los fans de los gladiadores, pero

Cuando Wilt Chamberlain anotó 100 puntos en la NBA

Wilt Chamberlain en Conan, el Destructor Yo crecí con Michael Jordan, seguramente el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos. Él solía jugar a la altura del 1800 de la calle Madison, en Chicago, y yo, a miles de kilómetros de allí, me levantaba de madrugada para ver sus partidos por la televisión. Yo crecí con Jordan, el mejor, hombre de records. Entonces, en los 80, Jordan aún se enfrentaba al mito que había

Ahogados en la orilla, de Carlos Molina

Ahogados en la orilla, de Carlos Molina El subtítulo del libro que les recomiendo hoy es Las grandes derrotas de la historia del deporte, y esa es la explicación exacta sobre el tema que trata el libro. El título es Ahogados en la orilla, y su escritor es Carlos Molina. He de confesarles que yo no soy aficionado al deporte, ni algo ni poco, nada. Pero en cualquier caso, compré este libro hace unos meses