Carl Lewis fue seleccionado por los Bulls de Jordan en 1984

Carl Lewis fue seleccionado por los Bulls de Jordan en 1984

Carl Lewis es uno de los atletas más conocidos de todos los tiempos. Es uno de los pocos que se ha convertido en una celebridad, como sería actualmente Usain Bolt. Tanto es así que Carl Lewis fue seleccionado por los Bulls de Jordan en 1984. En realidad aún no eran de Jordan porque lo eligieron esa misma noche, en el mismo sorteo. Pero con fines muy distintos.

Para aquellos que no lo conozcan y simplificando mucho, el draft de la NBA es la forma en la que los equipos seleccionan a los nuevos jugadores que llegan a la liga. Los equipos van eligiendo por orden, y aunque hay un cierto azar, los equipos a los que les fue peor el año anterior eligen los primeros. Todos los equipos que se clasificaron para el play-off (la fase final de la liga), eligen los últimos. En cada ronda de elección los equipos seleccionan a un jugador, por orden. Algo parecido a cuando se hacen equipos en el patio del colegio y cada capitán va eligiendo uno a uno a quien quiere.

Es decir, los peores equipos eligen primero y tienen a todos los nuevos jugadores disponibles para seleccionar. Ser el primer jugador seleccionado en el draft es todo un honor, porque alguien decide que frente a todos los demás te elige a ti. En 1984 el primer jugador del draft fue Hakeem Olajuwon, el mítico pívot, que fue a los Houston Rockets. Después los Portland Trail Blazers seleccionaron a Sam Bowie. El tercer seleccionado en el draft de 1984 fue Michael Jordan, que venía de la universidad de North Carolina y fue a los Chicago Bulls.

Carl Lewis fue seleccionado por los Bulls de Jordan en 1984, aunque con 205 puestos de diferencia

Aquello fue en junio de 1984 y, como sabrán, ese tercer jugador del draft cambió a los Bulls, la NBA y quizás hasta el baloncesto. Pero los Bulls eligieron también a Lewis, que no jugaba al baloncesto, sino que era un atleta. ¿Podría ser el más rápido en los contraataques?, seguro. El corredor ya era una estrella por entonces, y de ahí su elección por parte de los Bulls. Pero unas semanas más tarde llegaría la locura cuando, en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, ganó 4 oros igualando lo que había hecho Jesse Owens en 1936. En total Lewis tiene 10 medallas olímpicas, 9 de ellas de oro.

Lewis fue seleccionad por los Bulls en el puesto 208 del draft, por lo que su elección no era otra cosa que un homenaje. Habían pasado 10 rondas desde la elección de Jordan y aquello era ya un festival y poco tenía que ver con el baloncesto real. Por supuesto, Lewis nunca entrenó con los Bulls. Ni siquiera visitó las oficinas del equipo. De hecho, a pesar de sus enormes condiciones como atleta, Lewis nunca había jugado al baloncesto, ni siquiera en el equipo de su instituto.

Unos meses antes, los Dallas Cowboys de la NFL, lo habían seleccionado también para su equipo. De nuevo, testimonialmente. No fue un mal año para Carl Lewis, como vemos.

Si les gusta el baloncesto, como a mí, quizás le interesen también estas curistorias: las 13 reglas originales del baloncesto, la medalla olímpica de baloncesto que EEUU se niega a aceptar o la superioridad de Kareem Abdul-Jabbar cambió las reglas del baloncesto. Y hay algunas más dedicadas a este magnífico deporte.

Foto: World Athletics

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.