El Dust Bowl, la Gran Depresión, la sequía y la mala agricultura

El Dust Bowl, la Gran Depresión, la sequía y la mala agricultura

Las uvas de la ira es la novela más famosa de John Steinbeck. La obra mereció el Pulitzer en 1940 y la película basada en la novela de John Ford y protagonizada por Henry Fonda se llevo un par de Oscar. Mejor director y mejor actriz de reparto, para Jane Darwell. Ambos son parte de la historia cultural de occidente y son una imagen típica de la Gran Depresión. Y es que el Dust Bowl, la Gran Depresión, la sequía y la mala agricultura están relacionadas en uno de los desastres ecológicos más importantes del siglo XX.

El Dust Bowl, la Gran Depresión, la sequía y la mala agricultura fueron una mezcla fatal que causó millones de muertos

Tom Joad, el protagonista de Las uvas de la ira, huye de su territorio buscando un sitio mejor porque el Cuenco de Polvo, el Dust Bowl, ha arrasado la tierra de la que vivían. El Dust Bowl fue un desastre ecológico y económico ocurrido en Norteamérica en la década de 1930. La sequía se hizo extrema y encadenó varios años seguidos. Una enorme extensión de terreno que cruzaba de México a Canadá, de la vivían millones de personas, directa o indirectamente relacionadas con la agricultura, se convirtió en un desierto de arena y polvo.

En los años 20, los bajos precios de los productos agrícolas llevaron a que cada vez se explotaran mayores extensiones de terreno. Tierras malas, sin buenas condiciones de producción, fueron conquistadas para la agricultura. Y como las ganancias eran escasas, todos los terrenos, los buenos y los malos, fueron sobre explotados y no se respetaron las tradiciones de cuidado del suelo. Ya saben, cosas como el barbecho.

Es cierto que los motivos fueron varios, pero aquella sequía persistente, junto con años de maltrato al terreno cultivado, hicieron que este no fuera más que arena improductiva. La falta de humedad en la tierra hacía que el viento la arrastrara y levantara creando enormes nubes de polvo. Ya los egipcios anticipaban la economía midiendo el Nilo, en una muestra clara de que los que viven de la tierra en realidad viven del cielo, de la lluvia que cae de él.

Si han visto la película Interestelar, se pueden hacer una idea sobre lo que estamos hablando. Y si no la han visto, dejen de leer esto y pónganse a ello. Bien, pues la vida en la Tierra que pinta la película al comienzo tiene ciertas similitudes con lo que era el Dust Bowl.

Enormes tormentas de arena asolaban Estados Unidos en una imagen típica del desierto

Las enormes tormentas de arena que recorrían Estados Unidos en aquellos años ocultaban el Sol. Aquel fenómeno ocurrió durante la Gran Depresión, como decía, y contribuyó a ahondar esta. Más desplazados, más hambruna, más parados y muchos más muertos. Como siempre, los desplazados buscaban trabajo en las zonas más favorecidas del país, y llegaron los conflictos con los habitantes de esos otros lugares. El número de muertos como consecuencia de todo esto se estima en unos 5 millones.

En 1932 comenzó la sequía y duró hasta 1939. Una falta de agua que llegó para llover sobre mojado, si me permiten el oxímoron. La tierra estaba exhausta y hecha polvo, literalmente. Y la sequía acabó por convertir el campo en un desierto. Y de aquellas condiciones y problemas en el campo y en la agricultura derivaron otras muchas situaciones críticas. Ya saben que la economía es un sistema y la naturaleza también. Recuerden el exterminio de gorriones y la Gran Hambruna china.

Con los años 40 llegaron dos cosas que cambiaron la situación. Un nivel de lluvia anual razonable, por un lado, y, por otro, la Segunda Guerra Mundial, que cambió la economía de Estados Unidos.

Por último, si me aceptan unas recomendaciones. Volviendo a Steinbeck, lean su novela corta La perla. Es una maravilla. Y no dejen de ver esta interpretación de Bruce Springsteen de su tema Ghost of Tom Joad, junto con Tom Morello, el guitarrista de Rage Against the Machine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.