El hombre que calculó centenares de decimales de Pi, y se equivocó

El hombre que calculó centenares de decimales de Pi, y se equivocó

Si preguntáramos cuál es el valor de Pi, es de esperar que la mayoría reconozca que Pi es un número con infinitos decimales, un irracional, y que por lo tanto no se puede conocer con exactitud su valor. Dicho esto, algunos recodarán el clásico 3,1416, otros se quedarán en el 3,14, alguno alcanzará el 3,141593… y los habrá que se queden tranquilos en un 3 y pico. Frente a esto hubo un hombre, en el siglo XIX, que se propuso calcular cientos de esos decimales del número Pi. Ese fue el hombre que calculó centenares de decimales de Pi, y se equivocó.

Era mediados del siglo XIX y aquellos cálculos requerían lápiz, papel y paciencia

La suya fue una loable tarea, en una época en la que no había ordenadores y la forma de hacer estos cálculos era a base de lápiz, papel y paciencia. A ello se puso William Shanks, un inglés nacido en 1812 y que tenía una importante afición por las matemáticas. Durante mucho tiempo dedicó parte de sus mañanas a calcular y las tardes a revisar. A pesar de esto, erró.

En 1853 dio por concluido su empeño: había calculado los 707 primeros decimales de Pi. En realidad, no deberían ustedes admirar menos a Shanks por su trabajo en servicio de las matemáticas, una vez que sabemos que se equivocó a partir del decimal número 528.

Los primeros 527 los calculó bien, que no está mal. Pero a partir del siguiente, hasta el 707, todos estaban mal. Ya saben que cuando uno se equivoca en el proceso de división, abandona el camino correcto y ese error hace que el resto (nunca mejor dicho) esté condenado.

Durante décadas nadie comprobó su cálculo ni descubrió el error de Shanks

Al menos Shanks tuvo la fortuna de que nadie se diera cuenta de su error durante su vida. Murió en 1882 sin que nadie se percatara de que su cálculo tenía errores. Al fin y al cabo, comprobarlo suponía repetir su arduo trabajo.

Insisto, el empeño de Shanks es admirable a pesar de todo. Hizo todo esto por amor al arte. También calculó otras constantes, como el número e y publicó todos los números primos menores de 60.000, que son casi 4.900. Por cierto, el último número primo antes de 60.000 es 59.999.

El error de Shanks tuvo consecuencias en los esfuerzos memorísticos de, al menos, dos personas. Maurice Dagbert y Alexander Craig Aitken fueron dos hombres que, ya en el siglo XX, demostraron innumerables veces su capacidad de cálculo mental y de memoria. El hombre que calculó centenares de decimales de Pi, y se equivocó, empañó las hazañas de estas dos cabezas privilegiadas.

Algunos hombres se aprendieron de memoria el número Pi, mal calculado

Aitken era un destacado matemático, que además escribía bastante bien. Su libro de memorias sobre la Primera Guerra Mundial le reportó prestigio. En la Segunda Guerra Mundial Aitken fue uno de los hombres de ciencia que trabajó en Bletchley Park, en concreto en el cobertizo 6, el que combatió contra la Enigma que usaba el ejército de tierra y del aire alemán. Tanto Aitken como Dagbert usaron en sus retos mentales la tabla de decimales de Shanks, con todos sus errores. Su memoria trabajaba igual, pero el reto quedaba teñido por ese fallo.

Aitken vivió suficiente como para conocer el error de Shanks. Como decía, el error en los cálculos no hacía que su ejercicio de memoria tuviera menos mérito. Aún así, Aitken volvió a aprenderse centenares de números de pi, ya bien calculados. Si admirable era Shanks, no menos lo era Aitken.

El error de Shanks, por cierto, fue descubierto en 1944 por D.F. Ferguson, usando esta vez una calculadora para ir sacándole a Pi números decimales, uno detrás de otro.

4 comentarios en «El hombre que calculó centenares de decimales de Pi, y se equivocó»

  1. Según Joshua Foer, autor de «Los desafíos de la memoria», entrenar la mente para memorizar ingentes cifras como las de los decimales de pi, no requiere una mente tan privilegiada ni es una hazaña tan extraordinaria. Él mismo pasó de olvidar dónde ponía las llaves y estar anotando en post-its lo que tenía que recordar, como todos nosotros, a ganar el campeonato nacional de memoria estadounidense. El libro ha sido recomendado por Bill Gates y lo estoy leyendo ahora mismo.

    1. Gracias Julio por el apunte. Supongo que todo se podrá entrenar, pero aprenderse 1000 número de Pi a mí me sigue pareciendo un trabajo serio 🙂

      Ya nos dirás si te funciona el método una vez que acabes el libro, por si hay que darle una oportunidad.

      Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.