Pronósticos de hace 3 siglos que se han cumplido

Pronósticos de hace 3 siglos que se han cumplido

Son varias las entradas que he escrito aquí en Curistoria hablando de gente que se equivocó en sus pronósticos sobre el futuro (por ejemplo: 1 y 2), y es que esa es una labor arriesgada. También está el extremo contrario, el que hombre que llegó a ponerse a calcular el momento exacto en que se creó el universo, incluida la hora. Hoy vamos a ver pronósticos de hace 3 siglos que se han cumplido, o mas bien deseos que se han hecho realidad. A pesar de venir del siglo XVII.

Lo que Robert Boyle deseaba para que se beneficiara la humanidad

Robert Boyle, que nació en una localidad irlandesa en 1627, fue un tipo de esos que se suelen llamar renacentista, de los que se interesan por muchos temas. En la ciencia es muy conocido por su ley, la ley de Boyle, que relaciona el volumen y la presión de los gases, siempre que la temperatura sea constante. Fue uno de los fundadores de la Royal Society de Londres y sus obras sobre química son importantes en la historia de esta disciplina. Todo esto hace que tenga más mérito el atreverse a hacer predicciones, porque un hombre sabio es consciente de que fallar es lo más sencillo.

Después de su muerte en 1691, se encontró entre sus papeles una nota manuscrita en la que Boyle enumeraba algunas cosas que él consideraba que beneficiarían significativamente a la humanidad. Más allá de algunos aspectos del idioma que son complicados de traer hasta nuestros días, sí que parece que Boyle acertó en algunas de sus deseos o predicciones, con 3 siglos de antelación.

Sorprendente ver estos pronósticos de hace 3 siglos que se han cumplido

La lista en cuestión es la siguiente, y yo me he atrevido a poner junto a cada punto en qué porcentaje se ha cumplido en el siglo XXI aquello que Boyle deseaba, porque sería bueno para la humanidad:

  • La prolongación de la vida. Se ha cumplido al 100%, si tenemos en cuenta que la esperanza de vida entonces era de 30-40 años, según Wikipedia .
  • La recuperación de la juventud, o al menos de algunos de sus rasgos, como nuevos dientes, nuevo cabello del color que tenía en la juventud. Se ha cumplido al 90%.
  • El arte de volar. 100%.
  • El arte de continuar mucho tiempo bajo el agua, y de ejercer allí funciones libremente. 90%.
  • Gran fortaleza y agilidad del cuerpo, ejemplificadas por la de las personas epilépticas, frenéticas e histéricas. No sé interpretarlo bien, así que dejémoslo en un prudente 50%.
  • La aceleración de la producción de cosas a partir de semillas. Se ha cumplido al 100% lo que deseaba Boyle y además somos capaces de hacer cosas con las semillas que ni imaginó.
  • La producción de vidrios parabólicos e hiperbólicos. 100%.
  • La manera viable y segura de encontrar longitudes. 100%.
  • Drogas potentes para alterar y exaltar la imaginación, la vigilia, la memoria y otras funciones, y para calmar el dolor, procurar el sueño inocente, sueños inocuos, etc. 90%.
  • Una luz perpetua. 100%
  • La transmutación de especies en minerales, animales y vegetales. De nuevo me quedo en el 50% porque no queda claro qué tenía en la cabeza Boyle al enunciar este punto.
  • Alcanzar dimensiones gigantescas. Si se refería a crecer como gigantes, no hemos hecho grandes avances, aunque somos más altos. Un 10%.
  • Librarse de la necesidad de dormir mucho, ejemplificada por las operaciones del té y lo que les ocurre a los locos, y de estimulantes para mantenernos despiertos. Supongo que un 75% es mas que generoso en este punto, porque tenemos que seguir durmiendo.

Sorprende lo acertado de las predicciones de Boyle y sorprende leer cuánto de estos pronósticos de hace 3 siglos se han cumplido. Muchos hemos progresado hasta tener aquello que deseaba el científico irlandés del siglo XVII. Podemos decir que más del 80% de lo que deseaba para la humanidad lo hemos conseguido. En muchos de los puntos, incluso hemos superado con creces lo que esperaba.

Fuente: En el futuro, de Martin Rees

3 thoughts on “Pronósticos de hace 3 siglos que se han cumplido

  1. Muy interesante el artículo, pero si «nació en una localidad irlandesa» no era un «científico inglés» sino un científico *irlandés*. Una diferencia pequeña, quizás, pero importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.