La canción húngara del suicidio

En 1933, un compositor húngaro llamado Rezső Seress compuso una canción que ha pasado a la historia como la canción húngara del suicidio. El título original de la canción era “el fin del mundo”, pero ha pasado a la historia como “Gloomy Sunday”, es decir, domingo lúgubre. En 1935 la canción fue grabada en húngaro y al año siguiente fue grabada en inglés, aunque el éxito llegó de la mano de Billie Holiday a comienzos de la década de 1940.

Según la leyenda, esta canción incita a matarse, y no porque sea especialmente mala. En su letra hay referencias al final y la muerte. El mito nació cuando se asoció la canción con una serie de suicidios, que van desde la veintena hasta la centena según la fuente, aunque realmente es complicado de comprobar si existe realmente relación entre dichos sucesos y la canción. Y personalmente dudo que la haya. En cualquier caso, la leyenda existe y es la canción es conocida, como decía, como la canción húngara del suicidio.

En 1968, en Hungría, Seress, el compositor, se tiró por la ventana de su apartamento y acabó con su vida. En un último giro tétrico, el compositor de “Gloomy Sunday”, domingo lúgubre, se suicidó un domingo.

Les dejo el vídeo de la canción. Escúchenla bajo su propia responsabilidad.

6 thoughts on “La canción húngara del suicidio

  1. Había escuchado lo particular de estos violines, lastima aun no he escuchado alguno y me temo no poder reconocer la diferencia entre en un Stradivarius y uno genérico! Jejeje ah pero eso si, la entrada genial como siempre!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.