El novio de la muerte no es el himno de la Legión


La tradición y la cultura popular mandan mucho y en ese ámbito el himno real de la Legión española ha salido perdiendo, en favor de El novio de la muerte. Y es que este último, El novio de la muerte, no es el himno oficial de la Legión, sino que es una canción que, probablemente por su letra, se ha convertido en el himno de facto.

El himno oficial de la Legión es La canción del legionario, que data de finales de la década de 1920. La letra es del comandante Emilio Guillém Pedemonti y la música de Modesto Romero. No se escribió para ser el himno, pero lo cierto es que entró en el repertorio legionario rápidamente y unos años después de su composición se ganó esa posición que sigue ostentando hoy de himno oficial.

El oficioso, El novio de la muerte, debe su letra a Fidel Prado y la música a Juan Costa, y en un primer momento era un canción con otros fines, cuya primer intérprete fue Mercedes Fernández González, conocida como Lola Montes. En 1921 se estrenó en un teatro de Málaga y Millán Astray lo escuchó poco después en Melilla. Al jefe de la Legión le gustó la canción, que era un charlestone, y pidió que lo adaptaran musicalmente para que formara parte de las canciones legionarias.

Desde entonces ha ido ganando popularidad y es mucho más conocido ese novio de la muerte que La canción del legionario. Por si quieren comparar las letras de ambos y ver cuál merece más reconocimiento, aquí les dejo ambas. Primero, eso sí, el himno oficial, que para eso lo es, y luego ya El novio de la muerte.
La canción del legionario

Soy valiente y leal legionario
soy soldado de brava legión;
pesa en mi alma doliente calvario
que en el fuego busca redención.

Mi divisa no conoce el miedo,
mi destino tan solo es sufrir;
mi bandera luchar con denuedo
hasta conseguir
vencer o morir.

Legionario, legionario
que te entregas a luchar
y al azar dejas tu suerte,
pues tu vida es un azar.
Legionario, legionario
de bravura sin igual,
si en la guerra hallas la muerte,
tendrás siempre por sudario,
legionario,
la bandera nacional.
¡Legionarios a luchar,
legionarios a morir!

Somos héroes incógnitos todos,
nadie aspire a saber quién soy yo;
mil tragedias, de diversos modos,
que el correr de la vida formó.

Cada uno será lo que quiera,
nada importa su vida anterior,
pero juntos formamos bandera,
que a la Legión da
el más alto honor.

Legionario, legionario
que te entregas a luchar
y al azar dejas tu suerte,
pues tu vida es un azar.
Legionario, legionario
de bravura sin igual,
si en la guerra hallas la muerte
tendrás siempre por sudario,
legionario,
la bandera nacional.
¡Legionarios a luchar,
legionarios a morir!
El novio de la muerte

Nadie en el Tercio sabía
quién era aquel legionario
tan audaz y temerario
que a la Legión se alistó.
Nadie sabía su historia,
mas la Legión suponía
que un gran dolor le mordía
como un lobo el corazón.
Mas si alguno quién era le preguntaba,
con dolor y rudeza le contestaba:
«Soy un hombre a quien la suerte
hirió con zarpa de fiera,
soy un novio de la muerte
que va a unirse en lazo fuerte
con tan leal compañera».

Cuando más rudo era el fuego
y la pelea más fiera,
defendiendo a su bandera,
el legionario avanzó.
Y sin temer al empuje
del enemigo exaltado,
supo morir como un bravo
y la enseña rescató.
Y al regar con su sangre la tierra ardiente,
murmuró el legionario con voz doliente:
«Soy un hombre a quien la suerte
hirió con zarpa de fiera,
soy un novio de la muerte
que va a unirse en lazo fuerte
con tal leal compañera».

Cuando al fin le recogieron,
entre su pecho encontraron
una carta y un retrato
de una divina mujer.
Aquella carta decía:
«...si algún día Dios te llama,
para mí un puesto reclama
que a buscarte pronto iré».
Y en el último beso que le enviaba,
su postrer despedida le consagraba.
«Por ir a tu lado a verte,
mi más leal compañera,
me hice novio de la muerte,
la estreché con lazo fuerte
y su amor fue mi bandera».
Fuente e imagen: La Legión española
El novio de la muerte no es el himno de la Legión El novio de la muerte no es el himno de la Legión Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:09:00 Rating: 5

No hay comentarios:

>
Con la tecnología de Blogger.