Evelyn McHale, el suicidio más hermoso

Evelyn McHale, el suicidio más hermoso
(Evelyn McHale, el suicidio más hermoso)
Recuerdo una vieja historia que contaba Jesús Hermida y que hablaba de un hombre cuyo único objetivo en la vida era salir en los periódicos. Lo intentó de varios modos, sin éxito, y finalmente un día subió a la Torre Eiffel y saltó, como último cartucho para conseguir verse en los diarios. Al día siguiente efectivamente se comentaba el hecho en el periódico, pero para su mala suerte el periodista se equivocó al escribir su nombre.

Justo lo contrario ocurrió con el caso de Evelyn McHale. Nacida en California, trabajaba como contable en Nueva York cuando el 1 de mayo de 1947, con 23 años, fue hasta el Empire State Building, y como otros tantos pagó y subió hasta el observatorio del piso 86º. Desde allí saltó al vacío y se estampó contra el techo de un coche.

Minutos después, el fotógrafo Robert Wiles inmortalizó el cadáver y convirtió a Evelyn McHale en un mito, en el suicido más hermoso de la historia, como popularmente se conoce al hecho. Aunque no había dado ningún indicio que llevara a pensar en su intención de quitarse la vida, Evelyn dejó una nota de suicidio:
No quiero que nadie, dentro o fuera de mi familia, vea algunas partes de mí. ¿Podrían destruir mi cuerpo incinerándolo? Te ruego a ti y a mi familia: no hagan ninguna ceremonia o conmemoración por mí. Mi prometido me preguntó si quería casarme con él en junio. No creo que fuera una buena esposa para nadie. Él estará mucho mejor sin mí. Díganle a mi padre que tengo muchas de las tendencias de mi madre.
Tras la identificación del cuerpo por parte de su hermana, Evelyn McHale fue incinerada sin funeral, ceremonia alguna o tumba, tal y como había pedido en su nota.

Pero a diferencia del protagonista de la historia que contaba Hermida, lo cierto, como decía, es que McHale se hizo muy famosa y hoy, 80 años después, sigue siendo su muerte popular y la fotografía de su cadáver, un clásico.
Evelyn McHale, el suicidio más hermoso Evelyn McHale, el suicidio más hermoso Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:26:00 Rating: 5

No hay comentarios:

>
Con la tecnología de Blogger.