Aprender en Grecia no era gratis

Sócrates y sus estudiantes, por Johann Friedrich Greuter
(Sócrates y sus estudiantes, por Johann Friedrich Greuter)
Hace unos días asistí a un curso presencial en Madrid, un día después de acabar las clases de una de las asignaturas que imparto en una escuela de negocios. Mientras hacía esas dos cosas estaba, y sigo en ello, realizando un curso a distancia como alumno. Los tres cursos en los que he participado en los últimos días son de tres temas y disciplinas totalmente diferentes, y pensaba de camino a casa en la suerte que tenemos en la actualidad, ya que podemos curiosear, interesarnos y aprender casi sobre cualquier cosa. Tenemos a nuestro alcance sitios como TopFormacion, para elegir entre cursos y cursos, un YouTube plagado de información o la propia Wikipedia, para seguir aprendiendo más allá de nuestros estudios formales. ¿Acaso no debemos aprender hasta el final de los días?. Y claro, como ocurre con otras muchas cosas, esto ya lo sabían los griegos, lo importante que es aprender.

A Sócrates, que a pesar de ser austero cobraba siempre por sus clases, y según parece no poco, le llegó una petición para que admitiera como alumno al hijo de un comerciante. El filósofo aceptó al chico como alumno a la vez que le decía al padre los honorarios. A este le parecieron desorbitados y le respondió: por ese dinero podría comprarme un asno. Sócrates le respondió al momento: hacedlo y así acabaréis teniendo dos asnos en casa.

No sé si la historia de Sócrates es cierta del todo, porque parece demasiado buena, pero en cualquier caso, se non è vero, è ben trovato. Y lo mismo ocurre con otra historia que narra cómo el orador y educador ateniense Isócrates tuvo un candidato a alumno que a las primeras de cambio ya demostró que tenía intención de hablar mucho y opinar de todo. Isócrates le dijo que lo aceptaba como alumno pero que sus honorarios serían el doble de lo habitual. El otro, como era de esperar, se quejó y alegó que aquello era una injusticia, pero el profesor sentenció: te cobro el doble porque el trabajo será mayor, primero he de enseñarte a callar, luego a escuchar y por último a hablar correctamente.

Y por si les interesan los griegos, aquí les dejó un curso gratuito para que aprendan más sobre ellos.
Aprender en Grecia no era gratis Aprender en Grecia no era gratis Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 21:47:00 Rating: 5

No hay comentarios:

>
Con la tecnología de Blogger.