El día que asesinaron a La Venus del espejo

La Venus del espejo tras el ataque
(La Venus del espejo tras el ataque)
No siempre, posiblemente ni siquiera a menudo o incluso quizás ni siquiera alguna vez, el fin justifica los medios. Las mujeres que valientemente lucharon por sus derechos en el pasado, las sufragistas, llevaron a cabo acciones en ocasiones muy cuestionables. Ya no hablamos del caso de Emily Davison, que acabó muerta a los pies de los caballos, sino de algunos más excesivos como el que llevo a cabo Mary Richardson hace aproximadamente un siglo.

Richardson, canadiense, contaba 35 años cuando militaba activamente en el sufragismo británico, por el derecho de las mujeres al voto y, por cierto, también estuvo relacionada con la acción de Emily Davison. El 10 de marzo de 1914 llevó a cabo un ataque, como parte de sus acciones de denuncia, contra una gran obra del pintor Velázquez, nada más y nada menos que La Venus del Espejo. Entró en la National Gallery de Londres, donde hoy se sigue exponiendo el cuadro, y con una pequeña hacha de carnicero, golpeó a la dama del cuadro haciendo varios cortes en el lienzo, en lo que sería la espalda y la cadera de la Venus.

Según sus propias palabras:
He intentado destruir la imagen de la mujer más bella de la historia de la mitología como protesta contra el Gobierno por destruir a la señorita Pankhurst, quien es el personaje más bello de la historia moderna.

La señorita Pankhurst era otra sufragista que en aquellos días había sido arrestada. Richardson fue condenada a seis meses de prisión y gracias a las buenas manos de los técnicos del museo británico que alojaba la obra de Velázquez, esta fue restaurada con éxito.
La Venus del espejo
(La Venus del espejo)

El día que asesinaron a La Venus del espejo El día que asesinaron a La Venus del espejo Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 21:42:00 Rating: 5

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Llamar la atención de forma salvaje.

    ResponderEliminar
  3. Sin duda desproporcionado, Trimbolera. Aunque siempre es complicado juzgar las acciones de otro tiempo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.