El invento de las bolsitas de té

Bolsas de té
(Bolsas de té)
El té es una bebida inglesa, quizás la bebida inglesa por excelencia, pero las bolsitas de té no son un invento británico sino estadounidense. Y de hecho son un invento de esos surgidos de la casualidad. Las bolsitas de té estaban pensadas para otro fin, o mejor dicho, para otro uso, pero acabaron conquistando el mundo. Por cierto, esta curistoria de hoy me recuerda a la de Avon llama a su puerta, para vender libros.

En la primera década del siglo XX, Thomas Sullivan, un comerciante de Nueva York, comenzó a enviar a su clientes pequeñas muestras del té en lata que vendía. Las muestras las metía dentro de unas bolsitas de seda, sencillamente como envoltorio. El comerciante esperaba que sus clientes, al recibir las muestras, actuaran de igual forma que cuando se preparaban una infusión usando el té de una lata: sacaran el té de su envoltorio y se prepararan la infusión. Pero como uno nunca puede saber qué va a hacer un cliente, Sullivan se encontró con que no pocos de los que recibían la muestra tomaban la bolsita de té como un producto listo para consumir. No sacaban el producto de la bolsa y se hacían la infusión tal y como hoy la hacemos habitualmente, sumergiendo directamente la bolsa en agua caliente.

No tardaron en llegar los comentarios de los clientes dándole a Sullivan la enhorabuena por la idea de las bolsas, supongo que por la comodidad en su uso, y lógicamente le pedían el producto así preparado. Sullivan se vio casi obligado a producir las bolsas para su venta directa, aunque cambiando la seda por gasa. En nuestros días el material usado es el papel, pero seguimos usando el invento que Sullivan, casi por casualidad, logró popularizar.

Fuente: UK Tea & Infusions Association
El invento de las bolsitas de té El invento de las bolsitas de té Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 20:00:00 Rating: 5

4 comentarios:

  1. Esto si que es curioso !!

    ResponderEliminar
  2. "El té es una bebida inglesa, quizá la bebida inglesa por excelencia..." Tópicos. Es cierto que en Inglaterra es una bebida muy popular desde hace cuatro siglos, pero desde los años sesenta al menos la infusión que más se bebe allí es el café. Y el té no es una bebida inglesa, aunque hoy sea habitual en Occidente. El té es una bebida china. Los portugueses, hace apenas cinco siglos, lo llevaron al Japón (donde se creó la ceremonia del té con marcada influencia de los jesuitas que en ese momento estaban instalados allí evangelizando a toda marcha) y también a la India, donde ya estaban colonizando también. Pero el té no entró en Inglaterra cuando más tarde fue colonia inglesa. El té entró en Inglaterra llevado por Catalina de Braganza, esposa de Carlos II de Inglaterra, aficionada a esta bebida asiática. Poco a poco, la costumbre se fue extendiendo por la corte inglesa, y a larga pasó al pueblo. O sea, que nuestros vecinos del otro lado de la raya trajeron el té a Europa y ya lo habían difundido por buena parte del mundo.
    Pues sí, la historia está llena de curiosidades. De "curistorias".

    ResponderEliminar
  3. Gracias José Enrique por el comentario y por la información.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.