Un cowboy de leyenda: Wild Bill Hickok

Wild Bill Hickok
(Wild Bill Hickok)
¿De dónde viene el nombre de las cosas? ¿De dónde nos inspiramos para nombrar y darle personalidad a una persona, una cosa o un nuevo acontecimiento? Muchas veces encontramos, de forma azarosa, la inspiración en lo que ocurre alrededor nuestro; otras, simplemente, acabamos eligiendo un nombre propio porque le encontramos semejanza con el suceso.

Esta explicación, que podríamos adaptarla a cualquier circunstancia, adquiere un matiz bastante curioso si hablamos de las manos de póker - en este enlace hay más información sobre las mismas. Por esto, podemos entender que a un 3 y un 8 se le llame la mano Raquel Welch, al ser las medidas de la actriz y que, por esa misma razón, a un 9 y un 5 se le llame Dolly Parton.

Otras manos de póker, en cambio, adquieren directamente el nombre de algo ya existente. Por eso dos 6 se le llama Ruta 66, a un 4 y un 4 se le denomina Magnum, por ser un cartucho para un revólver y, 55 es la mano “speed limit”, ya que representa las 55 millas por hora del límite de velocidad, que durante mucho tiempo estuvo en Estados Unidos.

Pero el premio a la mano más curiosa se lo lleva la historia que llevó a la unión del as y el 8 a llamarse la mano del muerto. Para entenderla debemos transportarnos al lejano oeste, una época en la que las partidas de póker ya existían, como también lo hacían las exploraciones y las venganzas por las luchas de poder.

El protagonista de esta historia es James Butler Hickok, aunque más adelante se hizo llamar Bill para hacerse pasar por su hermano cuando hiciera falta y así, salvar su cuello. Finalmente, este último nombre tuvo más éxito que el de su nacimiento, por lo que acabó siendo conocido con el apodo de Wild Bill o, lo que es lo mismo, Bill el Salvaje.

Wild Bill Hickok
(Wild Bill Hickok)
Wild Bill nació en el seno de una familia seguidora de la religión bautista que no veía con buenos ojos que su hijo se decantara por las peleas o las armas; aunque la realidad era que, el antes conocido como James, era un verdadero romántico y soñaba con la vieja vida del lejano oeste de Estados Unidos.

Con solo 18 años, el salvaje Bill tuvo una pelea que le hizo acabar junto con su contrincante dentro de un canal. Pensando que había matado a su adversario, se alistó en el ejército para huir de la ley y, allí, conoció a un niño de 12 años llamado William Cody, que trabajaba como explorador y al que más tarde se le conocería como Buffalo Bill.

Wild Bill fue explorador en la guerra civil americana, labor con la que se forjó una gran fama. Exploró codo con codo con Buffalo Bill y, al terminar el conflicto bélico, los dos se dedicaron a la caza del bisonte. Más adelante Buffalo Cody invitó a Hickok a formar parte de su espectáculo, el cual acabaría convirtiéndose en el conocido “Buffalo Bill's Wild West Show”.

Buffalo Bill
(Buffalo Bill)
Buffalo Bill Ya en la época de su paso por el ejército Wild Bill era un jugador de cartas profesional, llegando a alcanzar una fama tal, que fue entrevistado por el mismísimo Henry Morton Stanley, periodista de cuya boca salieron las palabras “¿el doctor Livingstone, supongo?” cuando se encontró con el explorador después de haber estado largo tiempo en su busca.

Henry Morton Stanley
(Henry Morton Stanley)
Henry Morton Stanley Las partidas de póker lo llevaron a protagonizar el primer duelo, de esos en el que gana el pistolero que más rápido desenfunda, documentado de la historia. Este duelo lo llevó a matar a otro jugador de póker, Davis Tutt y no por razones del juego precisamente; los líos de faldas los llevaron a ser rivales, aunque la trifurca que acabó con la muerte de Tutt, comenzó cuando Hickok se negó a pagarle 35 dólares de intereses por el dinero que el otro le había prestado.

Bill Hickok murió finalmente a causa de otro disparo, pero no tan romántico como el que podría resultar un duelo al sol, sino un humillante disparo por la espalda. Fue el 2 de agosto de 1876 cuando Wild Bill entró en el salón de Deadwood, en Dakota del Sur, para jugar la que sería su última partida de póker. Su vida de aventurero buscavidas le había llevado a tomar precauciones, por eso siempre se sentaba en un rincón de la sala con el que tener la espalda cubierta.

Pero aquel día otros se le adelantaron y, al no haber ningún rincón libre, acabó sentándose de espaldas a una puerta. Por esa entrada llegó Jack McCall, quien le acabó disparando en la cabeza con un revólver de calibre 50. Cuando Bill cayó en el suelo, en su mano tenía dobles parejas negras de 8 y ases, mano que acabó siendo conocida como la mano del muerto.

Las causas del arrebato que llevó a McCall a matar a Wild Bill no se saben aún con certeza, aunque la más apoyada es que Hickok consiguió sacarle de sus casillas hiriendo su orgullo, al haberle hecho un regalo aquella mañana “para el desayuno”, después de haberlo desplumado en una partida.

Will Bill descansa en el cementerio de la ladera del monte Moira junto con Calamity Jane, por expreso deseo de ella. Y es que, otra de las historias curiosas sobre Hickok, es que dicen que se casó con la exploradora y que fue el padre del hijo de esta, aunque esto, claro está, según únicamente las palabras de Jane.

Calamity Jane
(Calamity Jane)
Calamity Jane Muchos productos de ficción han salido a partir de esta curiosa historia que da nombre a una de las manos del póker. Ni el cine ni la literatura se han podido resistir a la figura de Wild Bill, personalidad que ha sido interpretada por actores de la talla de Gary Cooper, Sam Shepard o Jeff Bridges.


Un cowboy de leyenda: Wild Bill Hickok Un cowboy de leyenda: Wild Bill Hickok Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:15:00 Rating: 5

1 comentario:

  1. Y no olvides a Keith carradine en Deadwood... Impecable.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.