Un paseo, el papel, la tela y las avispas

René-Antoine Ferchault de Réaumur
(René-Antoine Ferchault de Réaumur)
En Europa, en el siglo XVII, la demanda de papel, de soporte para publicar para ser más exactos, había aumentado enormemente y eso había provocado la carestía de un elemento básico, los paños. No había suficiente tela para cubrir todas las necesidades, las habituales del uso de paños, y las nuevas necesidades relacionadas con la publicación de textos.

En el año 1666 Inglaterra llegó a prohibir el uso de telas de algodón y lino para amortajar y enterrar a los muertos, ya que se consideraba que había usos más importantes para aquellos materiales. La solución a este problema llegó, como tantas veces, tras un paseo por el campo.

René-Antoine Ferchault de Réaumur, francés, tenía conocimientos de física y química y además era aficionado a los insectos. Caminando por un bosque se topó con un nido de avispas abandonado y, encantado, comenzó a examinarlo en detalle. Durante la observación se dio cuenta de que de un modo u otro tenía frente así algo que podía usarse como papel y para el bien de todos no estaba hecho de trapos, sino a partir de madera y fibras de plantas.

Aquel paseo tuvo lugar en 1719 y no fue algo inmediato el salto del descubrimiento al uso de la madera para hacer papel, pero fue el punto de partida. Otros llegaron a la meta partiendo de su teoría y observaciones y consiguieron el éxito final, pero gracias a aquel paseo por el bosque y a las avispas hoy podemos leer libros e incluso tirar notas a la basura sin tener que andar por ello desnudos.

Fuente: The greatest science stories never told, de Rick Beyer
Un paseo, el papel, la tela y las avispas Un paseo, el papel, la tela y las avispas Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 16:51:00 Rating: 5

2 comentarios:

  1. Aquel fue el principio del fin de los paseos por el bosque.
    De algún sitio había que sacar la madera.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.