Lápiz y papel para apuntar, esencial para los científicos

André-Marie de Ampère
(André-Marie de Ampère)
La importancia de llevar encima papel y algo con lo que escribir en él, o en su defecto un móvil, una tablet o algo similar, creo que está fuera de toda duda. Nunca se sabe cuándo nos va a asaltar esa idea genial o ese recuerdo que queremos apuntar, o incluso caer en la cuenta de que hay que comprar algo antes de llegar a casa. Por si el sentido común no fuera suficiente y no estuvieran ustedes suficientemente convencidos de esto, hoy vamos a ver lo que le ocurrió al famoso científico Ampère por no llevar papel y lápiz encima.

André-Marie de Ampère fue un matemático y físico francés nacido en 1775 y que muchos de ustedes asociarán, correctamente, con el amperio, la unidad de intensidad eléctrica, que lleva ese nombre en su honor. Al parecer, Ampère tenía costumbre de apuntar enseguida aquellas grandes ideas, y pequeñas, que le venían a la cabeza. Ya saben ustedes que las ideas son libres y por lo tanto van y vienen cuando uno menos se lo espera, en mitad de la noche, en la ducha o en un paseo por el campo. Para poder apuntarlas llevaba nuestro protagonista siempre encima tizas, lo que supongo que le era muy útil habitualmente ya que como profesor estaría rodeado de pizarras. Pero no siempre fue así. 

En una ocasión tuvo una gran idea mientras iba por la calle y ensimismado, supongo, por la propia idea y con las prisas de apuntarla antes de que se diluyera en su mente, sacó de su bolsillo la tiza y comenzó a garabatear unas ecuaciones en lo primero que pilló. Poco a poco su pizarra improvisada se fue alejando de su lado y Ampère perdió sus notas, ya que había escrito las ecuaciones en la parte trasera de un coche de caballos. Imagínense la cara del cochero cuando viera aquel graffiti científico en su coche.

Lápiz y papel para apuntar, esencial para los científicos Lápiz y papel para apuntar, esencial para los científicos Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 0:14:00 Rating: 5

4 comentarios:

  1. En una conferencia que Albert Einstein dio en el Colegio de Francia, el escritor francés Paul Valery le preguntó: 'Profesor Einstein, cuando tiene una idea original, ¿qué hace? ¿La anota en un cuaderno o en una hoja suelta?' A lo que Albert Einstein respondió: '*Cuando tengo una idea original no se me olvida*'.

    ResponderEliminar
  2. No es mala respuesta la de Einstein :) Eso sí, no todas las ideas son geniales u originales, así que mejor tener papel ;)

    Gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  3. Que buena!!

    Esta curistoria me ha recordado una que me contó un profesor en la facultad: Al parecer, Faraday era tan sumamente escrupuloso en sus experimentos, que los montaba en una habitación y después se salía de misma para observar a través de un cristal. Esto hizo que al conectar la corriente eléctrica no se diera cuenta de que se producía un campo magnético.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Vidia. La historia de Faraday también es buena, por todo :)

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.