Una proposición indecente a una dama francesa

Ninon de Lenclós
(Ninón de Lenclós)
No es extraño en nuestro días ver cómo algún hombre con más dinero que talento para gastarlo ofrece una vergonzosa cantidad de dinero a alguna famosa por un concierto en exclusiva, por una cena juntos y hasta por algo aún más personal e íntimo. Supongo que esto ha ocurrido siempre, y un ejemplo lo tenemos en la Francia del siglo XVII.

Vivió entonces una escritora y cortesana llamada Ninón de Lenclós que quedó huérfana muy joven, lo que la situó en el mundo con una buena herencia y unas rentas que le permitían vivir sin preocupaciones económicas. Su residencia acabó siendo un lugar popular en París por el que pasaba lo más florido de la sociedad y la cultura, así como un buen número de amantes, según parece. Algunos de ellos eran hombres poderosos y populares, aunque no todos los que desearon a nuestra dama pudieron disfrutarla.

El cardenal Richelieu forma parte de este segundo grupo, de aquellos que quisieron y no pudieron. Y no podemos decir que el hombre no lo intentara, porque según parece llegó a ofrecerle a Ninón de Lenclós cincuenta mil coronas por pasar una noche juntos. No sé muy bien cuál era el atractivo del dinero para la dama, ya que no sufría escasez, pero en cualquier caso aceptó el dinero de Richelieu y quedó con él.

Lo que hizo después es quizás aceptable por darle un escarmiento a Richelieu aunque también es reprobable incumplir un trato. Y es que Ninón de Lenclós no se presentó a la cita con el cardenal y en su lugar envió a una amiga. Tampoco parece saberse qué hicieron esta segunda dama y Richelieu aquella noche y cabe la posibilidad de que todos salieran finalmente satisfechos de un modo u otro.

Fuente: El libro de los hechos insólitos, de Gregorio Doval
Una proposición indecente a una dama francesa Una proposición indecente a una dama francesa Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:54:00 Rating: 5

6 comentarios:

  1. No acabo de entender el tema de las rentas..., ¿cómo genera dinero una renta? Digo yo, ¿una renta igual a un negocio? ¿Comerciaban con algo? ¿O era simplemente un pedazo del pastel de impuestos que cobraban a los de siempre?

    ResponderEliminar
  2. Dik, cuando alguien viven de lo que le renta un negocio, sin trabajar, o unas posesiones, por las que cobra un alquiler, por ejemplo, se dice que es rentista, que vive de las rentas.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  3. vivia de la renta, ya que por lo que se ve, era una mujer con posesiones y el hecho de tener a gente con mucho dinero a su alrededor la coloca en un status social elevado, no me extraña tampoco que fuera una mujer que muchos la desearan y algunos hayan logrado su cometido, con ese escote despertaria muchas pasiones, se ve en la imagen que debio ser linda, era la envidia de muchas mujeres y la perdicion de muchos hombres, nada fuera de lo comun en este siglo

    ResponderEliminar
  4. SiberianSvezde08:10

    Vivir de las rentas, si tu tienes 10 millones de euros, y te dan un tanto % de interes, 3% por ejemplo mensual, ya son más de 30mil del ala para gastar al mes.
    Fueraparte, ya en esa epoca existian administradores, que lo que hacían era invertir y mover el dinero, asi como llevar los negocios y terrenos que ya tuvieran los padres, a cambio de una comisión. Al final del mes, la muchacha podía tener unos ingresos en cuenta elevados sin hacer nada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Muy inteligente esta chica!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo21:41

    dice una canción de mi país....
    "MIS HARAPOS"

    Caballero del ensueño, tengo pluma por espada
    Mi palabra es el alcázar, de mi reino, la ilusión,
    Mi romántica melena así lacia y mal peinada
    Es más bella que las trenzas enruladas de Ninón.

    Letra : Alberto Ghiraldo

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.