La brutal artillería naval inglesa en Trafalgar

Batalla de Trafalgar
(Batalla de Trafalgar)
A veces es complicado realizar comparaciones con números y datos cuando se habla de ejércitos y batallas, pero en esta curistoria y tomando como base los datos que se dan en el libro 50 cosas que hay que saber sobre la guerra, de Robin Cross; vamos a calibrar la potencia de fuego y la magnitud de la artillería naval inglesa en Trafalgar.

El 21 de octubre de 1805, cuando tuvo lugar la batalla de Trafalgar, la flota de Nelson disponía de 2.232 cañones que se repartían entre 27 barcos. La bala más ligera pesaba 5,4 kilos y se llegaba hasta los 31 kilos. 14.000 hombres prestaban servicio en la andana de la flota y cada uno de ellos consumía 3,4 kilos de comida y agua cada día.

Frente a esa potencia inglesa, Napoleón tenía en Waterloo, en junio de 1815, 366 cañones desplegados con proyectiles entre los 2,7 kilos y los 5,4 kilos. En su tropa había 9.000 artilleros y unos 5.000 caballos se ocupaban de mover los cañones y transportarlos. Con este números se puede concluir que la potencia de fuego de Nelson en Trafalgar era 6 veces mayor que la de Napoleón en Waterloo. El inglés en el mar y el francés en tierra.

Para que el Gran Corso hubiera dispuesto de una potencia de fuego artillero similar a la de Nelson, habría necesitado 50.000 artilleros y 30.000 caballos. En cualquier caso, tal cantidad de caballos, personas y cañones se hubiera movido por tierra cinco veces más lentamente de lo que lo hacía la flota de Nelson por mar y el coste logístico sería cinco veces mayor.

En realidad, son cuestiones tan diferentes que son difícilmente comparables, pero es un buen ejercicio para comprender la magnitud de las bocas de fuego sobre las que navegaba Nelson y cómo debía ser una batalla naval a comienzos del siglo XIX.
La brutal artillería naval inglesa en Trafalgar La brutal artillería naval inglesa en Trafalgar Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:15:00 Rating: 5

3 comentarios:

  1. Horatio Nelson, un gran Almirante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo ello contando con la importancia que le daba Napoleón a la artilleria y la revolución que introdujo tanto en la importancia en su uso como en la táctica de la artilleria en su época

      Eliminar
  2. Dandy, la verdad es que no sé calibrar bien a Nelson, pero me viene a la cabeza el dicho ese de "algo tendrá el agua cuando la bendicen".

    Rodri, también es cierto que Napoleón la usó en campo y combinada con otro tipo de acciones, pero es interesante la comparación.

    Gracias por comentar.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.