Sigue Curistoria

Google+

Buscar



miércoles, 31 de julio de 2013

Cambios en Curistoria

Curistoria, curiosidades y anécdotas de la historia
Como algunos de ustedes ya habrán comprobado, desde hace unos días el blog tiene nuevo aspecto y algunas funcionalidades han sido incorporadas para, creo, hacer más atractivo el blog para los lectores. Han desaparecido el largo listado de etiquetas y el archivo de la barra lateral y ahora tiene su propia página, enlazada en el menú de la cabecera. También tiene ahora su propio espacio los libros de Curistoria y creo que ahora es todo más claro: Facebook, Google+, Twitter... todos los satélites que de un modo u otro orbitan en torno a Curistoria.

Como es lógico, espero sus comentarios y sugerencias al respecto para en la medida de lo posible corregir aquello que se me haya escapado o no sea del todo fino. También les adelanto que en unas semanas, a la vuelta de vacaciones, volverán las entradas dedicadas a citas, que ya publicaba hace tiempo y que algunos de ustedes me han pedido de nuevo. E iré haciendo algunas cosas que tengo en mente a medida que vaya teniendo tiempo para que siga el blog caminando.

Por último, recomiendo de nuevo los libros de Curistoria, perfectos para estos días de verano. No porque no sean buenos para otras épocas, sino porque en las lecturas de piscina o viaje, uno nunca sabe cuándo comienza ni cuándo va a tener que parar de leer. Y en los libros de Curistoria, en  cualquiera de ellos, el lector cambia de historia en cada minuto de lectura, por lo que pueden comenzar en cualquier punto del libro y parar en cualquier momento.

Curistoria, curiosidades y anécdotas de la historia
Curistoria 2
Curistorias de la Segunda Guerra Mundial

Dicho lo cual, para los que las tengan: ¡Felices vacaciones! En mi caso, en la medida de lo posible trataré que el blog siga con un ritmo de actualización adecuado.

martes, 30 de julio de 2013

Julio César y África, de la caída a la gloria

Julio César, por Nicolas Coustou
Julio César, por Nicolas Coustou
Hay que reconocer que caerse en público es a menudo más dañino por la vergüenza que pasa el que aterriza, siempre que no sea la caída nada serio, que por otra cosa. Y es que es complicado salir airoso de esos momentos, y más cuando el que tropieza es un hombre importante, el centro de todas las miradas y está en un momento de cierta solemnidad.

Así le pasó a Julio César al llegar a África. Bajando del barco en el que había llegado dio un mal paso y acabó con sus huesos en el suelo. César era un hombre importante y aquel no era un momento cualquiera, por lo que era imposible que la caída pasara desapercibida. Pero el romano sacó su ingenio a relucir y lo que podría haber sido una situación embarazosa se tornó en todo lo contrario. Es más, el hecho quizás hasta podría haberse tomado como un mal presagio, llegar a un nuevo continente con una caída al bajar del barco.

César, en el suelo, extendió los brazos y dijo en latín: Teneo te, Africa. Es decir, algo así como ya te tengo, África, cambiando el sentido de la situación de accidente a hecho casi épico. De este modo lo cuenta Suetonio en su Vida de los doce Césares y es uno más de los hechos gloriosos que adornan la vida del general romano.

Desde mi punto de vista César salió airoso si la caída no fue tan clara que nadie tomara la salida del general como una justificación absurda. Ya saben, a veces es mejor quedarse en el suelo, caído, y reírse de uno mismo, que intentar salir del apuro como si nada hubiera pasado y alejarse cojeando ridículamente.

lunes, 29 de julio de 2013

¡Oh Capitán! ¡Mi Capitán!

Walt Whitman
Walt Whitman
Supongo que muchos de ustedes, como yo, asocian las palabras del título con la película El Club de los Poetas Muertos, que tiene ya casi veinticinco años. Esas palabras ¡Oh Capitán! ¡Mi Capitán!, son el inicio de un poema que Walt Whitman escribió en homenaje a Abraham Lincoln, por el que sentía una profunda admiración. Lo hizo en 1865, después del asesinato del presidente.

Whitman trabajó como enfermero durante la Guerra Civil Americana y según parece no era extraño que viera entonces por Washington a Lincoln. No sólo el poema de ¡Oh Capitán! ¡Mi Capitán! Muestra la admiración y el aprecio, casi físico, que sentía el poeta por el político, sino que llegó a escribir lo siguiente en torno al rostro de Lincoln:
Abraham Lincoln
Abraham Lincoln
Veo con toda claridad el rostro bronceado de Abraham Lincoln, con sus marcadas arrugas, sus ojos y lo que siempre me ha parecido una profunda tristeza latente en la expresión… Es probable que el lector haya visto fisonomías (como las de los viejos granjeros o capitanes de barco, etcétera) que, al margen de su sencillez y hasta de su fealdad, muestran sentimientos tan sutiles, pero tan palpables, que vuelven la vida de esos rostros tan imposible de describir como un perfume o el sabor de un fruto silvestre o el tono apasionado de una voz llena de vitalidad. Así era el semblante de Lincoln, su peculiar color, las líneas que lo formaban, los ojos, la boca, la expresión; no era una belleza al uso, pero para un gran artista era un auténtico festín para la vista, un rostro único y fascinante.

Fuente: Vidas secretas de grandes escritores, de Robert Schnakenberg

domingo, 28 de julio de 2013

La importancia de los mapas en la historia

Mapa de Moscú
Mapa de Moscú
Hace ya unos días que terminé de leer el libro titulado Un mapa en la cabeza, escrito por Jen Kennings. Es una lectura que recomiendo a cualquiera, yo mismo, sin ser un gran aficionado a la geografía y los mapas, he disfrutado mucho con su lectura. No se trata de un libro de historia, sino que gira en torno a varios temas y aspectos relacionados con los mapas, temas bien tratados, mejor elegidos y narrados de manera inteligente.

En ese tratado de Kennings se mencionan varios casos en los que se muestra la importancia de los mapas y la cartografía en la historia, como es lógico. Un ejemplo claro e impactante es el caso del rey Manuel I de Portugal, que consciente de la importancia de sus dominios más allá de sus costas prohibió a cualquier persona, en el año 1504, abandonar su reino con un mapa de Portugal. El que lo hiciera y fuera capturado pagaría con su vida. Es obvio que la cartografía daba conocimiento sobre un mundo aún casi sin descubrir y que era de vital importancia para la economía portuguesa.

Un caso aún si cabe más extremo fue el del KGB y la Unión Soviética. Lógicamente no prohibieron los mapas, que sería demasiado agresivo y descarado, sino que sencillamente se ocuparon de que los mapas fueran incorrectos. A finales de los años 80 del siglo pasado, según el cartógrafo ruso Viktor Yashchenko, todos los mapas tenían cambios importantes y había detalles erróneos, a propósito, por todos lados. Según el mismo hombre, “en el mapa turístico de Moscú, únicamente los contornos de la capital eran precisos”. Es más, la mejor opción cartográfica que tenía un visitante en Moscú para guiarse sin problemas ni trampas eran los mapas de Moscú que había desarrollado la CIA de Estados Unidos.

Hoy todo esto parece de otra época, pero no lo es tanto. Piensen en las partes del mundo que no visibles en Google Maps o aquellas que de un modo u otro, permanecen en un difuso desconocimiento.

jueves, 25 de julio de 2013

Para qué sirve el latín

José Solís Ruiz
José Solís Ruiz
La curistoria de hoy es bastante conocida y la verdad es que casi me sorprende no haberla contando antes, aunque sí he hablado de ella en algún comentario. Es además ilustrativa de algo que en ocasiones se pone en duda: la utilidad del latín y ese tipo de conocimientos. Es una historia de hace medio siglo, pero que muestra cómo los españoles venimos dándole vueltas al sistema educativo desde entonces, al menos.

Hace medio siglo, como decía, José Solís Ruiz era Ministro Secretario General del Movimiento dentro del gobierno franquista, y estaba en las Cortes dando un discurso en torno a una reforma educativa. Natural de la localidad cordobesa de Cabra, había nacido en 1915 y aquel día su discurso abogaba por aumentar el número de horas dedicadas a la educación física, es decir, gimnasia, en detrimento del tiempo dedicado al latín.

En uno de los escaños se sentaba entonces Adolfo Muñoz Alonso, que fue político y rector de la Universidad Complutense. Su visión era contraria a la del señor Solís y no estaba por la labor de restar presencia al latín en las aulas. En un momento determinado el que estaba dando el discurso, Solís, dijo:
Porque, en definitiva, ¿para qué sirve hoy el latín?
A lo que rápidamente, y con cierta mala leche, el señor Muñoz Alonso replicó desde su asiento:
Pues, por ejemplo, señor ministro, para que a Su Señoría le llamen egabrense y no otra cosa más fea.
No olvidemos que Solís era natural de Cabra, y que gracias a latín el gentilicio de los naturales de Cabra es egabrenses, y no cabrones, por ejemplo, como apuntaba con genio, mala leche y tino Muñoz Alonso.

Imagen: Cordobapedia

miércoles, 24 de julio de 2013

Simón Bolívar, presidente de media América

Simón Bolívar
Simón Bolívar
En la noche del 24 al 25 de julio de 1783, es decir, hace exactamente 230 años, nació en Venezuela Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios Ponte-Andrade y Blanco, según consta en la Wikipedia. Simón Bolívar, por lo tanto, está hoy de aniversario y así me lo hacía saber un lector del blog llamado Jesús Pérez, que además me pedía dedicar hoy la curistoria a este importante personaje.

Y así a bote pronto se me ha ocurrido que la cantidad de cargos y la altura de estos que ostentó durante su vida bien merecen una reseña. Fue un personaje clave en la independencia del Imperio Español de gran parte de América, teniendo más o menos peso en lo que ocurrió en Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela.

No sólo de su apellido paterno, Bolívar, proviene el nombre de un país en el que viven más de diez millones de personas, Bolivia, sino que durante sus 47 años de vida ostentó los siguiente cargos y títulos:
Libertador de Bolivia.
Dictador de Perú.
Dictador de Guayaquil.
Presidente de la Gran Colombia.
Presidente de Venezuela.
Ser presidente de varios países es algo que pocos hombres pueden contar entre sus logros en el siglo XIX, pero además hubo casos en los que los cargos se solaparon en el tiempo. Así, en 1819 era presidente de Venezuela y de la Gran Colombia. En 1825 Gran Colombia, Perú y Bolivia estaban bajo su mandato y durante cuatro años, de 1824 a 1827, Perú y Gran Colombia tuvieron como Dictador y Presidente, respectivamente, a nuestro protagonista.

Por si todo esto fuera poco, tengan en cuenta que Gran Colombia correspondía con los territorios actuales de Colombia, Ecuador, Panamá y Venezuela; y algo más.

martes, 23 de julio de 2013

El Pony Express, tan efímero como mítico negocio

Jinete del Pony Express
Jinete del Pony Express
Supongo que muchos de ustedes estarán al tanto de esas teorías en torno a la creación de empresas y la gestión de grandes proyectos que hablan de la adaptación, del cambio, de cómo hay que pivotar y moverse ya que lo uno pensó en un momento suele no funcionar y acaba mutando el algo totalmente diferente, y en algunos casos rentable. La competencia y la tecnología cambian el mundo todos los días. Por ejemplo, Youtube comenzó siendo un lugar de citas online; Paypal nació a partir de una idea para desarrollar software criptográfico para desarrolladores de PDAs; y Twitter era originariamente un servicio de podcast. Hace siglo y medio, Pony Express se enfrentó a algo parecido.

Pony Express era el servicio de correo urgente que cruzaba Estados Unidos de un lado a otro llevando mensajes. Comenzó en 1860 y en la cultura popular está instalado como un mito de las aventuras y del oeste: caballos, indios, grandes praderas, pistolas… Como decía, vio la luz en 1860 y después de algo más de un año y un cuarto de millón de dólares, sus propietarios estaban en bancarrota ya que el negocio era totalmente inviable.

En aquellos días ocho jinetes y unos quinientos caballos eran el activo principal de la empresa, que aseguraba que en unos diez días su correo estaría al otro del país. Los jinetes cambiaban de caballo cada poco tiempo para mantener un ritmo alto de galope. Como en nuestros días, los avances tecnológicos y la competencia acabaron con la idea de negocio original.

El telégrafo se implantaba de manera rápida y lógicamente no tenía sentido un servicio, además caro, que llevaba una carta en 10 días cuando un mensaje podría enviarse por telégrafo en unas horas. Un envío por el Pony Express tenía un precio de unos 5 dólares (90 dólares actuales, aproximadamente). En agosto de 1861 la red de telégrafo estaba plenamente extendida y por lo tanto el Pony Express era un servicio en gran medida obsoleto. Dos meses después, antes de final de año, cerró.

A pesar de su corta existencia, el Pony Express se convirtió en un símbolo de un tipo de vida y pasó formar parte de la cultura popular, aún siendo un total fracaso como empresa. No supo, o no tuvo ocasión, de pivotar, de cambiar su modelo de negocio y convivir con el telégrafo. Desapareció tan rápido como sus caballos cruzaban las llanuras del lejano oeste.

Fuente: The greatest stories never told, de Rich Beyer

lunes, 22 de julio de 2013

Los árboles que dibujan una esvástica

La esvástica en el bosque
La esvástica en el bosque
La esvástica es el símbolo nazi por excelencia y por lo tanto se utilizó en multitud de sitios y formatos. Algunos tan sorprendentes como un bosque. La imagen superior aclara a qué me refiero.

Fue en 1938, con los nazis ya en el poder y dominando todos los estamentos alemanes cuando un simpatizante ordenó plantar unos alerces en un bosque de tal forma que desde lo alto se pudiera ver una esvástica claramente. Era un obsequio para Hitler por su cumpleaños.

Los alerces, durante algunas semanas al año, muestran un color amarillo intenso que, en contraste con el verde oscuro del resto del bosque, creaba el efecto deseado. Espectacular, sin duda, aunque sólo se podía contemplar desde el aire y durante un periodo relativamente corto del año. Después de la Segunda Guerra Mundial y por lo tanto de la caída del nazismo, esos dos hechos hicieron que aquel dibujo en la naturaleza pasara desapercibido durante décadas, hasta los años 90 del siglo pasado.

Decidieron entonces borrar aquel homenaje al Hitler de las tierras de Brandeburgo. Ya saben que la simbología nazi está prohibida en Alemania, lo que era suficiente para llevar la tala a cabo. La cuestión es que si se talaban aquellos alerces, la esvástica seguiría visible, en este caso en forma de claro dentro del bosque. Después de algún intento fallido, en el año 2000 consiguieron realizar una tala que hizo desaparecer la esvástica del bosque.

domingo, 21 de julio de 2013

El Sistema Interestatal de Autopistas de Estados Unidos

Mapa del Sistema Interestatal de Autopistas de EEUU
Mapa del Sistema Interestatal de Autopistas de EEUU
Estados Unidos es un país enorme y cuando se habla de viajes de costa a costa, en multitud de películas, por ejemplo, se está pensando en un viaje realmente largo. En nuestros días es un viaje de unos cinco días, gracias al Sistema Interestatal de Autopistas, pero hace unas décadas era una aventura poco deseable.

En 1919 la situación de las carreteras era mucho más precaria, como es lógico, y además las conexiones entre las mismas eran un auténtico desastre. Más allá de las ciudades principales el asfalto desaparecía y el barro y los surcos eran una tortura. Aquel año un convoy militar cruzó el país de este a oeste para comprobar cómo sería moverse por el territorio nacional en caso de guerra o cualquier otra situación de emergencia.

La llegada a San Francisco, el destino del convoy, tuvo lugar sesenta y dos días después del comienzo del viaje. La velocidad media resultante estuvo por debajo de los 10 kilómetros por hora, exactamente 9,5 kilómetros por hora. Y no sólo eso, nueve vehículos no llegaron al destino; hubo doscientos treinta accidentes; y veintiún hombres, por heridas y problemas de accidentes principalmente, abandonaron el convoy. Como vemos, una auténtica aventura.

Unos años después, muchos estadounidenses viajaron a Europa para luchar en la Segunda Guerra Mundial y pudieron comprobar el estado y la efectividad de las autopistas alemanas. Aquellos dos hechos fueron el germen del Sistema Interestatal de Autopistas de Estados Unidos. Uno de los hombres que tomó parte en aquel convoy de 1919 y que luchó en Alemania fue Dwight D. Eisenhower.

En 1956, siendo presidente de Estados Unidos, fue clave para impulsar el sistema de carreteras del que hablamos, dando lugar a casi setenta mil kilómetros de magníficas autopistas que conectaban su país de un lado a otro. Fue el mayor proyecto de obras públicas en tiempos de paz de la historia. Sin duda aquella experiencia en 1919 marcó al presidente Eisenhower. Dos meses era mucho tiempo para viajar de un lado a otro de Estados Unidos por carretera.

Fuente: Un mapa en la cabeza, de Ken Jennings

viernes, 19 de julio de 2013

Concurso sobre conquistadores del mundo antiguo

Play The Guru
Play The Guru, con la colaboración de Curistoria, acaba de poner en marcha un nuevo concurso, en este caso en torno a los grandes conquistadores del mundo antiguo. Se han de superar una serie de test que se irán publicando sobre esos grandes conquistadores y el premio es un jugoso disco duro multimedia de 500Gb. Los test pasados no se cierran hasta que se publica el último, por lo que están a tiempo de re-encharse al juego e intentarlo en cualquier momento.

Les animo a jugar e intentarlo, como mínimo se divierten algo y aprenderán alguna cosa. Y si además se llevan al premio, pues maravilloso.

jueves, 18 de julio de 2013

España en guerra desde 1936 hasta 1948

Miguel Cabanellas
Miguel Cabanellas
Hoy es 18 de julio y por lo tanto es el aniversario del comienzo de la Guerra Civil Española. Aunque el golpe militar comenzó la tarde anterior en Marruecos y por lo tanto la guerra técnicamente se inició entonces, ha sido habitualmente considerado el día 18 como el día clave. Entre el 17 de julio y el 20 de 1936 se generalizó el golpe por toda España y comenzó el desastre.

Aquel mismo día 20 murió el general José Sanjurjo en un accidente de avión, y ese fue el desencadenante de algunas decisiones y cambios en la estructura de mando de los sublevados. A propuesta del general Emilio Mola, uno de los cabecillas máximos del golpe desde Pamplona, se creó el 24 de julio la Junta de Defensa Nacional. Este organismo, militar, como es lógico, estaba presidido por el general Miguel Cabanellas y también acogía, entre otros, al propio Mola.

Cuatro días después de su constitución, es decir, el 28 de julio de 1936, la junta extendió el estado de guerra a todo el territorio español a través de un bando. Dos meses después, en septiembre, todos los poderes son traspasados a Franco y la Junta de Defensa Nacional es disuelta. Antes de ello, a finales de agosto, a través de un decreto la junta establece que la bandera bicolor (rojo y gualda) sustituye a la bandera tricolor de la Segunda República.

Pero lo que de verdad sorprende es que aquel bando de julio de 1936 de la Junta de Defensa Nacional que ratificaba el estado de guerra en toda España, estuviera en vigor hasta 1948, es decir, hasta casi diez años después de acabar la lucha abierta, diez años después de aquel último parte de guerra de abril de 1939.

Fuente: España partida en dos, de Julián Casanova.

miércoles, 17 de julio de 2013

Por qué no deben vestir diferente los esclavos

Séneca
Séneca
Hoy les traigo una curistoria que tiene una moraleja tan interesante y es aplicable a tantas situaciones, contemporáneas y de la historia, que bien merece ser recordada para usarla como lección de aquí en adelante. Es más, podría dar lugar a una interesante novela o relato en el que el punto de partida fuera este hecho.

Sobre la Clemencia, o De Clementia, es uno de los diálogos escritos por Séneca con el fin de transmitir ciertos conocimientos y reflexiones. Data del año 55 d.C., aproximadamente, y contiene la siguiente reflexión sobre los esclavos. Lo que dice exactamente es lo siguiente:
Se propuso una vez en el Senado que los esclavos se distinguieran de los libres por el vestido. Inmediatamente se vio el peligro que amenazaba si nuestros esclavos empezaban a contarnos.
Es decir, si a simple vista se distinguían claramente unos de otros, los esclavos podrían darse cuenta inmediatamente de que eran muchos más que los libres, y por lo tanto rebelarse. Como decía, muchas otras situaciones en la historia reflejan esta paradoja. Es más, creo que muchos regímenes totalitarios actuales se sustentan sobre ese mismo engaño, sobre la capacidad para ocultar a sus contrarios lo fuertes que podrían ser si se unieran.

Por cierto, esto me recuerda a una frase de una canción de Los Planetas que decía "seremos cientos por cada uno de los vuestros".

Fuente: Gabinete de curiosidades romanas, de J.C. McKeown

martes, 16 de julio de 2013

Algunos insultos y pullitas ocurrentes

Mark Twain
Mark Twain
En uno de los tableros en Pinterest de Alianza Editorial he visto una imagen que recoge algunos insultos o pullitas, como prefieran tomarlo, que salieron de la boca de algunos personajes famosos. Y es que uno ha de demostrar su talento y genialidad hasta cuando insulta. Es más, debe hacerlo en esas situaciones más que en ninguna otra.

Traduzco (libremente) y recojo aquí parte de las perlas.

Nunca se le ha visto usando una palabra que haga el lector consultar el diccionario.
William Faulkner sobre Hemingway
¿Realmente piensa que las grandes emociones vienen de las grandes palabras?
Hemingway sobre William Faulkner
He tenido una maravillosa y perfecta velada, pero no ha sido esta.
Groucho Marx
Su madre debería haberlo tirado por ahí y haberse quedado con la cigüeña.
Mae West
Esa mujer sabe hablar ocho idiomas y no es capaz de decir “no” en ninguno de ellos.
Dorothy Parker
Nunca podría aprender a apreciarla, excepto en una balsa en medio del mar y sin otras provisiones a la vista.
Mark Twain
Él heredó algunos buenos instintos de sus ancestros cuáqueros, pero con un poco de trabajo duro fue capaz de superarlos.
James Reston sobre Nixon
Tiene todas las virtudes que no me gustan y ninguno de los vicios que admiro.
Winston Churchill
Ama la naturaleza a pesar de lo que le hizo.
Forrest Tucker
No acudí al funeral, pero envié una bonita carta diciendo que me parecía bien.
Mark Twain
Usa las estadísticas del mismo modo que los borrachos usan las farolas; más para sujetarse que para iluminarse.
Andrew Lang
Tiene el oído de Van Gogh para la música.
Billy Wilder

lunes, 15 de julio de 2013

Willy Brandt y la metedura de pata con Mr. Mann

Willy Brandt
Willy Brandt
En España, y en otros muchos países, es habitual que las construcciones de uso público, e incluso muchas privadas, tengan nombres de personajes importantes de la historia o personajes contemporáneos que han destacado sobremanera. Sería extraño que una persona particular sin un mérito reconocido por la sociedad, por decirlo de algún modo, ostentara tal honor. Pero no en todos los sitios es así.

Willy Brandt, alemán nacido en 1913, fue canciller de Alemania Occidental entre 1969 y 1974, y también fue alcalde de Berlín entre 1957 y 1966. Cuando estaba en este cargo berlinés realizó una visita oficial a Israel en la que pasó por el recién inaugurado en aquel momento auditorio Mann en Tel Aviv. El alcalde comentó que estaba impresionado y agradecido a aquella ciudad por dedicarle tan soberbia construcción a un escritor alemán: Thomas Mann.

Con cuidado, suavemente y un poco avergonzado, su cicerone israelí en la visita le dijo al alcalde de Berlín que el auditorio no se llamaba así en honor a Thomas Mann, sino que debía su nombre a un hombre de Filadelfia llamado Frederic Mann. Brandt entonces preguntó: ¿Y qué ha escrito ese hombre? La respuesta fue sencilla: un cheque.

Sin duda debió ser un momento violento al comienzo, cuando se dieron cuenta del error, pero con ese final seguro que todos se echaron a reír y pasaron a otra cosa.

domingo, 14 de julio de 2013

El mapa por el que Francia perdió grandes territorios

Giovanni Cassini
Giovanni Cassini
Giovanni Cassini fue un científico nacido en la República de Génova en 1625, pero que vivió y trabajó en Francia principalmente. Astrónomo e ingeniero, también elaboró el mapa más preciso de Francia hasta aquel momento, aunque el trabajo no lo finalizó él mismo.

Utilizando un nuevo método para medir el terreno basado en la determinación de triángulos a lo largo del terreno usando puntos de referencia y así conocer la superficie con más exactitud, creó el primer mapa topográfico de Francia. Fue un método revolucionario para su época y sus mediciones fueron sorprendentes. Este sistema, como comprenderán, es harto laborioso. Para que se hagan una idea, su hijo Jacques siguió con la labor y fue el nieto del primer Cassini el que finalizó el trabajo casi un siglo después de que su abuelo lo comenzara. De todos modos Giovanni Cassini, el abuelo,  sacó las primeras conclusiones, que ya apuntaban a que Francia estaba sobre dimensionada en el pensamiento popular. Por cierto, hasta mediados del siglo XIX este método no volvió a utilizarse para este fin ya que era muchísimo el trabajo que conllevaba.

Y el resultado fue un mazazo para Francia. Era la primera medición científica de su territorio y su primer mapa topográfico y resultó que los dominios galos, medidos científicamente, eran mucho menores de lo que se había estimado hasta entonces. El rey Luis XIV de Francia, cuando conoció el resultado de las primeras mediciones comentó que aquel trabajo le había costado gran parte de su Estado.

Fuente: Un mapa en la cabeza, de Ken Jennings

sábado, 13 de julio de 2013

Llegué, vi y Dios venció

Julio César
Julio César
Cada uno atribuye sus victorias, sean del tipo sean, a aspectos diferentes. Unos creen en la suerte, otros en el trabajo, otros en la genialidad propia y muchos creen en la ayuda divina. Como es lógico, esto también ha ocurrido con los grandes militares y hombres de la historia, y para muestra aquí les dejo tres botones.
Llegué, vi y vencí
Julio César (100a.C. - 44a.C.) 
Llegué, vi y Dios conquistó
Carlos V (1500 - 1558)
Llegué, vi, Dios consiguió la Victoria
Juan III Sobieski (1629 - 1696)

jueves, 11 de julio de 2013

Estado del arte de Curistoria

Manuel J. Prieto
Manuel J. Prieto
Amigos, esta entrada es de esas que un par de veces al año me sirven para "humanizar" el blog, hablando de mí, la persona que lo escribe y contarles algunas cosillas alrededor de Curistoria.

Empezando por lo último, el libro Curistorias de la Segunda Guerra Mundial, publicado hace un par semanas, va viento en popa. De hecho, mientras escribo esto es el 11º libro más vendido de historia militar en español de Amazon.com, es decir, el Amazon de Estados Unidos; y está en el puesto 33 de ventas de ebooks de historia en Amazon.es. Les agradezco de verás el recibimiento que está teniendo y también cómo siguen marchando las ventas y opiniones en torno primer a Curistoria y a Curistoria 2. No olviden que todos los beneficios de ese segundo volumen van a Médicos sin Fronteras, porque ustedes lo decidieron así.

Si quieren conocerme algo más pueden visitar mi página de autor en Amazon.com, donde hablo un poco sobre mí, aunque los más habituales del blog no encontrarán muchas sorpresas.

En otro orden de cosas, ya saben que este verano seguirán presentes las Curistorias en la emisión nacional de Onda Cero, en el programa Noches de Radio que comenzará su andadura el 29 de julio de la mano de @carleslamelo, con quien colaboro el resto del año en su programa en Onda Cero Cataluña.

En cuanto a este rincón de Internet propiamente dicho, estoy trabajando para cambiar sensiblemente el aspecto de Curistoria, por lo que no se extrañen si en los próximos días ven alguna cosas rara o algunos cambios. Vayan mis disculpas por adelantado si ocurre. Espero que no se demore mucho el cambio de imagen, que además conllevará algún cambio más destinado a hacerle la vida más fácil a los lectores, ustedes, que son para los que hago esto.

Y cierro recordándoles que hace poco sobrepasamos los 20.000 suscriptores por RSS (aunque feedburner en ocasiones falle) y que somos unos 100.000 lectores cada mes. Les agradecería que se sumaran a la página de Curistoria en Facebook, donde ya somos más de 4.200. Por cierto, también pueden seguirme en Twitter: @vitike.

Gracias a todos por leer Curistoria y, especialmente, por comentar y dejar sus opiniones. Por supuesto, se aceptan sugerencias y demás en los comentarios.

miércoles, 10 de julio de 2013

Quentin Massys, el herrero que se hizo artista por amor

La duquesa fea, de Quentin Massys
La duquesa fea, de Quentin Massys
Quentin Massys, que también verán nombrado como Metzys, Metsys o Matzys, fue un gran pintor flamenco nacido en 1466. Aunque su nombre no les suene en un primer momento, algunas de sus obras serán reconocidas por ustedes en cuanto las vean por ser referencia constante, lo que da una idea de su importancia. El amor obró el milagro de introducir a este hombre en el mundo la pintura, aunque la historia es tan sorprendente y bonita que bien podría ser una leyenda.

Siendo herrero, nunca había tenido contacto de primera mano con el mundo del arte y por su cabeza no había pasado siquiera la posibilidad de hacerse pintor. Entonces el amor se cruzó en su vida y se enamoró de una señorita que era hija de un pintor de Amberes. Este había dicho que su hija tendría que casarse con un artista, con un pintor como él mismo era.

Massys, pensando que quizás el camino más corto y seguro hasta su amada era introducirse en el mundo de la pintura, comenzó a dibujar y pintar. Después de un tiempo, llegó el momento de hacer la apuesta fuerte. Dibujó un retrato de su amada de memoria y con él debajo del brazo fue a casa de la chica para hablar con el padre de esta. Le presentó su obra y le dejó juzgarla con detenimiento. En un determinado momento, el padre dejó sólo a Massys y este pintó una mosca en el muslo de un angelote que había en la obra en la que trabajaba el propietario de la casa. Cuando este volvió a su lado se percató de la mosca sobre el angelote y trató de espantarla al tomarla por real.

Aquello convenció al padre de la amada de Massys a no oponerse al amor y por lo tanto reconocer a nuestro protagonista como artista. En su tumba en la catedral de Amberes se puede ver la siguiente inscripción: “Connubialis amor de mulcibre fecit Apellene”; lo que vendría a ser algo así como el amor verdadero convirtió al herrero en un nuevo Apeles. Un bonito final para una bonita historia que posiblemente tenga algo de adorno, sospecho.

Fuente: Anécdotas de la historia, de Pancracio Celdrán

martes, 9 de julio de 2013

El hombre que sufrió y bautizó el boicot

Cartel de la Liga de la Tierra
Cartel de la Liga de la Tierra
En torno a 1880 los granjeros irlandeses que trabajaban para los terratenientes ingleses alquilando sus tierras se organizaron para protestar contra las altas rentas que estaban obligados a pagar. Se auto-denominaron La Liga de la Tierra y su movimiento se extendió de manera sorprendente, dando a conocer el problema y creando una forma de lucha que ha seguido vigente desde entonces.

Una de sus primeras demandas fue dirigida a una entidad estatal británica, a la que le solicitaron una reducción de los alquileres debido a que la cosecha había sido mala. La respuesta por parte del gerente británico fue llevar hasta el lugar más agentes de policía y desalojar a los inquilinos de las tierras.

Entonces nació la forma de lucha a la que hacía referencia anteriormente, aunque para ser más exactos deberíamos decir que entonces se le dio nombre y fue reconocida como tal. La población local irlandesa, solidarizándose con aquella Liga de la Tierra, se negó a partir de aquel momento a vender provisiones o cualquier cosa al gerente de la entidad británica, a comprar sus cosechas e incluso a hablar con él. Es más, solían reírse y hacerle burla cuando se cruzaban con él o cuando lo veían en algún lugar. Al final, aquel gerente acabó desquiciado y abandonó el lugar. Nadie trabajaba para él y nadie le vendía nada.

Aquel fue el peaje que hubo de pagar por no acomodarse a lo que pedía la Liga de la Tierra, pero también fue su camino para pasar a la historia. Y es que aquel gerente se llamaba Charles Cunningham Boycott, y de su apellido proviene la palabra boicot, que seguimos usando y practicando en la actualidad. Lo que le hicieron a Boycott fue exactamente eso, un boicot. En noviembre de aquel 1880 se acuñó ya el término para denominar ese tipo de lucha.

Fuente: The greatest stories never told, de Rich Beyer.

lunes, 8 de julio de 2013

Las Olimpiadas de Barcelona de 1936

Cartel de la Olimpiada Popular de 1936
Cartel de la Olimpiada Popular de 1936
Es habitual que cuando se habla de deporte se utilicen términos casi bélicos como enemigo, combatir, lucha, victoria… aunque en la mayoría de los casos no se trata de nada más que un deporte. Pero hubo un grupo de atletas, allá por 1936, que fueron a una olimpiada y acabaron en una guerra. Fue en España, en la Guerra Civil.

En 1936, como protesta y alternativa no fascista a los juegos olímpicos oficiales de Berlín, donde gobernaban los nazis, se organizó en Barcelona una Olimpiada Popular. Bajo esta denominación no había más que un encuentro deportivo en el que se establecieron una serie de reglas de participación que nada tenían que ver con las olimpiadas habituales, por lo que podríamos decir que era más un acto reivindicativo político que una competición deportiva.

Todo estaba listo para que el 19 de julio de 1936 comenzaran aquellas Olimpiadas Populares. Se habían reunido miles de atletas de más de veinte naciones e incluso había antifascistas italianos y alemanes. Y entonces, como sabrán, los militares sublevados provocaron el comienzo de la Guerra Civil Española.

Muchos de aquellos atletas, que habían venido a España desde sus países a competir en unas olimpiadas antifascistas decidieron coger las armas y combatir en la guerra. Entonces, para muchos de ellos las expresiones victoria, combatir, lucha y derrota cobraron un significado que no habían imaginado días o semanas antes, cuando tomaron el camino a Barcelona para intervenir en un evento deportivo.

Fuente: España partida en dos, de Julián Casanova.

domingo, 7 de julio de 2013

Cuando Nixon confundió Mauricio con Mauritania

Richard Nixon
Richard Nixon
Acabo de empezar a leer un libro titulado Un mapa en la cabeza, escrito por Ken Jennings y que si sigue como ha comenzado les recomendaré en una de las reseñas/recomendaciones del blog. Cuenta Jennings cómo un pequeño error de un funcionario causó una conversación absurda entre el presidente de Estados Unidos y el de Mauricio, que en otro caso incluso podría haber causado un problema diplomático.

La fuente original es la autobiografía de Kissinger, que fue testigo de primera mano del hecho. En 1970, el presidente de Mauricio tenía una entrevista como el entonces presidente de Estados Unidos, Richard Nixon. Un funcionario se equivocó a la hora de informar y dijo que se entrevistaría con el líder de Mauritania. Es decir, cambió una pequeña isla del océano Índico por un país africano. Además, mientras que con Mauricio las relaciones eran estrechas y cordiales, con Mauritania tales relaciones diplomáticas habían sido rotas poco antes.

Comenzó Nixon diciendo que un valioso aliado de Estados Unidos, como era el país africano de su interlocutor, no podía seguir en la situación actual y que las relaciones diplomáticas debían restablecerse. Le ofreció, además, la ayuda de su país para desarrollar la agricultura de secano en su país.

Da la casualidad de que Mauricio es una zona selvática y exuberante, por lo que el presidente de la isla cambió de tema desconcertado. Le preguntó a Nixon en torno a una estación de seguimiento espacial estadounidense que había instalada en su país. Entonces Nixon pasó una nota a Kissinger, perplejo: ¿Por qué diablos tenemos una estación de seguimiento espacial en un país con el que no tenemos relaciones diplomáticas?

Supongo que a partir de aquel punto alguien decidió parar y aclarar la situación poniendo fin a un diálogo de besugos. Todo por un error en un informe, a partir del cual todo comenzó a rodar en su sentido equivocado.

jueves, 4 de julio de 2013

7ª División Panzer, la División Fantasma de Rommel

Erwin Rommel en Francia en 1940
Erwin Rommel en Francia en 1940
El 18 de octubre de 1939 se formó la 7ª División Panzer alemana, una unidad blindada. Destacó en 1940 en Francia, cuando bajo las órdenes de Erwin Rommel se ganó el apodo de La División Fantasma, no sólo para el enemigo sino también para su propio ejército.

Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, cuando Alemania conquistaba territorio a la velocidad del rayo gracias a la blitzkrieg, esta división se movió aún más rápido de lo que se esperaba de ella y penetró el territorio enemigo más allá de lo que debía a priori. En febrero de 1940 Rommel se hizo cargo de ella y si bien el general tenía algunos problemas con los propios militares debido a que en ocasiones no acataba las órdenes y actuaba por su cuenta, disponía de la confianza de Hitler, lo que le protegía frente a las quejas.

En junio de 1940 Rommel había avanzado por Francia velozmente, desoyendo órdenes e incluso corriendo más riesgos de los debidos. Pero la jugada le salió bien: capturó más de siete mil prisioneros y acabó con centenares de carros de combate enemigos. En ocasiones, debido a la rapidez de sus movimientos y a que actuaba casi por libre, la división de Rommel era ilocalizable para sus propios compañeros y fue entonces cuando se ganó el apelativo de La División Fantasma.

Era como un fantasma, tanto para el enemigo como para sus propios compañeros. Los mandos y el resto de unidades del ejército no sabían muy bien dónde se encontraban Rommel y sus hombres en cada momento, pero los resultados acompañaron al general. Si bien fue El zorro del desierto más tarde, la 7ª División Panzer fue también fue el fantasma de Europa cuando estuvo bajo su mando.

miércoles, 3 de julio de 2013

¿Vendió Van Gogh más de una obra en vida?

El viñedo rojo de Vicent van Gogh
El viñedo rojo de Vicent van Gogh
Es un mito bastante conocido y usado aquel que asegura que Van Gogh no tuvo mucho reconocimiento en vida y sólo vendió un cuadro, lo que le proporciona a Van Gogh muchos amigos por usar su caso como ejemplo y también le proporciona una presencia en las conversaciones por los siglos de los siglos. La mala noticia es que si bien el artista vendió únicamente un cuadro en vida, y esa es la parte cierta, no es menos cierto que vendió otras obras.

El artista, nacido en 1853, vendió en el año 1890, el año de su muerte, un cuadro conocido como El viñedo rojo a una pintora belga llamada Anna Boch. El precio que se pagó por aquella obra fueron 400 francos. El título completo de la obra es El viñedo rojo cerca de Arlés y fue pintada en 1888. Hoy reposa en el museo Pushkin de Moscú y su precio, si se vendiera, sería mucho más elevado que aquellos 400 francos.

Pero si bien ese fue el único cuadro que vendió Van Gogh en vida, y lo hizo meses antes de morir, también vendió otros trabajos. En concreto, un pastor religioso le compró dos dibujos en 1879 y tres años después, en 1882, el artista recibió un encargo por el que hizo y cobró doce dibujos a pluma.

Concluyendo, es cierto que Van Gogh vendió un único cuadro en su vida, pero no fue su única obra vendida, por lo que el mito se desmonta ligeramente.

NOTA: No dejéis de leer los comentarios, parece ser que todo es un error, según las cartas de Van Gogh a su hermano.

Fuente: ¿De qué se ríe la Mona Lisa?, de Mabel Figueruelo

martes, 2 de julio de 2013

El sudor de los atletas, muy caro

Gladiadores (mosaico)
Gladiadores (mosaico)
Que el sudor de los atletas cuesta, caro, es algo obvio. Tienen que pasar por meses de entrenamiento y duras sesiones para alcanzar la gloria. Podríamos decir que ese sudor es el destilado del esfuerzo y el premio: la victoria. Pero en la antigua Roma el sudor de los atletas tenía más premio que la victoria, como vamos a ver.

En entradas anteriores les he hablado de los fans de los gladiadores, pero sinceramente creo que lo que voy a narrarles hoy es incomparable e inalcanzable. Los gladiadores y atletas eran vistos como un ejemplo de fuerza y energía, como es lógico, y eran adorados. Tal era así, que cuenta Plinio cómo los empleados de los gimnasios en los que entrenaban los atletas recogían la mezcla de sudor, polvo, suciedad y aceites que se quitaban estos de su piel y lo guardaban. Luego lo vendían y el precio que alcanzaban aquellos ungüentos eran, según parece, astronómico.

Se usaba aquel aceite sucio para tratar dolencias y problemas físicos, pensando que aquel extracto de atleta tenía parte su energía. La verdad es que no he leído que haya constancia de su efectividad, más allá del efecto placebo, supongo, pero no es tarde para que algún listo comience a vender sudor escurrido de las camisetas de los grandes jugadores de fútbol. Seguro que alguien pagaba.

Fuente: Gabinete de curiosidades romanas, de J.C. McKeown

lunes, 1 de julio de 2013

Ya no hay Pirineos, Francia y España una

Felipe V de España, rey francés
Felipe V de España, rey francés
Cuando Felipe V, Borbón, francés, duque de Anjou, fue elegido rey de España en el año 1700, su abuelo Luis XIV, rey de Francia, convocó a su corte de París para presentar al duque de Anjou como el futuro rey español. Luis XIV dijo:
He aquí, ante vosotros, al rey de España. Su nacimiento lo ha llamado a ostentar esa corona. Los españoles y lo aclaman con anhelo. Vos -dijo dirigiéndose a su nieto- sed des hoy mismo un buen español; ese es vuestro primer deber. Pero recordad que habéis nacido francés, para mantener la unión entre las dos naciones.
En aquel momento, emocionado, el embajador de España ante el rey Sol, el marqués de Castelldosrius, dijo una frase que ha pasado a la historia pero que no fue demasiado acertada en base a la historia, todo sea dicho. El embajador dijo: “¡Qué gozo! Ya no hay Pirineos”.

Así llego el primer rey de la casa Borbón al trono español, que tuvo además el reinado más largo de la historia de España, hasta hoy. En contra de los deseos, bienintencionados sin duda, del embajador, los Pirineos no desaparecieron. Y tal es así que un siglo después franceses, aunque fueran otros, y españoles estaban en guerra.re

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...