Sigue Curistoria

Google+

Buscar



domingo, 31 de marzo de 2013

Dirigibles, tan temidos como débiles

Cartel de guerra sobre dirigibles
Cartel de guerra sobre dirigibles
Se me antoja una imagen espectacular y casi de película en cualquier caso, pero la verdad es que los dirigibles estuvieron presentes en la Primera Guerra Mundial como un aparato más de guerra. En 1914 las fuerzas armadas alemanas contaban con 30 zepelines en su inventario bélico y aunque donde se mostraron realmente útiles fue en el reconocimiento marítimo, también se utilizaron para bombardear.

Existía cierto miedo entre la población británica a que el cielo se llenara de aquellos enormes aparatos y que una lluvia de bombas acabara con ciudades enteras. No faltaba base para este miedo pero parece claro que era un poco exagerado. La División de Dirigibles de la armada alemana bombardeó Londres por primera vez la noche del 8 al 9 de septiembre de 1915. Como decía, una imagen espectacular en cualquier momento, pero si el ataque es nocturno la visión debe ser aún más grandiosa, con esos enormes globos en el cielo. Aquel primer ataque se saldó con veintiséis personas fallecidas. En total, en la Primera Guerra Mundial hubo cincuenta y un bombardeos desde dirigibles, que provocaron más de quinientas cincuenta víctimas mortales.

Cartel de guerra sobre dirigibles
Cartel de guerra sobre dirigibles
Pero a pesar de todo esto eran un arma con graves debilidades. Alguno de aquellos zepelines alemanes rondaban los doscientos metros de largo, es decir, unos dos campos de fútbol. Eran vulnerables a ataques de caza, pero también a los elementos (tormentas, vientos…) De los ochenta y ocho zepelines que las fuerzas alemanas manejaron en la Primera Guerra Mundial, se perdieron por un motivo u otro nada más y nada menos que sesenta, es decir, un setenta por ciento. De aquellos sesenta, algo más de la mitad fueron destruidos por el mal tiempo, y el resto por aviones aliados o por fuego desde tierra.

En cualquier caso, seguía existiendo un gran temor entre la población a los ataques desde dirigibles, esos monstruos tan enormes como débiles cuya carrera bélica duró más bien poco.

Fuente: 50 cosas que hay que saber sobre la Guerra, de Robin Cross

martes, 26 de marzo de 2013

El Ave María de Schubert y sir Walter Scott

Sir Walter Scott
Sir Walter Scott
Hace un par de día que he adquirido esta bonita edición de Ivanhoe, la obra de sir Walter Scott, hecha por la editorial Edhasa (buen precio, todo sea dicho) y me ha venido a la cabeza el capítulo dedicado a Walter Scott en el libro de Santiago Posteguillo La noche en que Frankestein leyó el Quijote. Y de ahí precisamente sale lo que voy a narrarles.

Franz Schubert
Franz Schubert
Sir Walter Scott nació en 1771 y está considerado uno de los padres de la novela histórica. Comenzó escribiendo poemas y relatos cortos y a finales del siglo XVIII ya era un hombre conocido en el mundillo literario de Edimburgo. Su poema La dama del lago, de 1810, le reportó importante fama e inspiró al gran compositor Franz Schubert una obra. En un momento determinado del poema, extenso poema, una dama comienza un cántico religioso titulado Himno a la Virgen y que comienza así:
Ave María.
Reina del cielo, Virgen bondadosa,
a ti elevo confiada mis clamores
Precisamente a esta parte fue a la que Schubert le puso música, dando lugar a una de sus composiciones más conocidas: Ave María. Más tarde, y aprovechando que el comienzo era el mismo, la composición sirvió para darle música a una oración en latín a la Virgen, creando la versión que todos conocemos.

lunes, 25 de marzo de 2013

Repaso a Curistoria

Mientras llegan algunas novedades a Curistoria, que pronto espero anunciarles, es momento de repasar el estado del arte por estas tierras que cada vez acogen a más visitantes. En el momento en que estoy escribiendo esta entrada hay 19.612 suscriptores por RSS al blog, lo que nos sitúa al borde de los 20.000, cifra redonda y bonita que alcanzaremos en breve. También pueden suscribirse y recibir cada día la Curistoria en su correo electrónico cómodamente:

Escriba su email para suscribirse al blog:

Gracias a este número de suscriptores, que realmente es un gran montoncito, Curistoria gira en torno a los 100.000 lectores mensuales.

Además, los fans de Curistoria en Facebook han sobrepasado los 3.800. Les animo a darle al "me gusta" si son usuarios de esa red social. Por cierto, también tenemos nuestro usuario en twitter (@vitike), que en este caso es mi usuario personal, que gira en torno a la historia, la literatura y otras mil cosas interesantes que voy topándome por el camino.

Y libro Curistoria 2, que ya tiene unos 15 meses de vida, sigue entrando y saliendo periódicamente de la lista de ebooks de historia más vendidos de Amazon. Ya saben que todos los beneficios del mismo van destinados a Médicos sin Fronteras y que su precio es más que razonable. Si me permiten el consejo, será una buena lectura para estos días de vacaciones, anímense. Por cierto, si no tienen Kindle de Amazon, siempre pueden descargarse la aplicación gratuita de Kindle en su ipad, teléfono u ordenador y comprarlo y leerlo ahí. Les recuerdo algunos comentarios que se han hecho sobre el libro:
"Divertido, entrenido y solidario. El libro perfecto para tener en el kindle y leer a ratos cuando apetezca una lectura ligera y amena" (Javier)

"Curistoria 2 es un libro tan bueno como el primero: Curistoria. Merece mucho la pena." (Olga)

"Es uno de los libros más entretenidos que he leído nunca, con unas historias que en la mayoría de los casos no conocía y lo he disfrutado mucho, me he enganchado sin poder parar." (Bárbara)

"Entiendo que este libro es un buen instrumento para la enseñanza de la Historia. Nos ayuda a los maestros a dar un giro a la clase que muchos de nuestros estudiantes detestan. El libro ayuda a que el estudiante vea la historia desde una perspectiva interesante y entretenida. Para los amantes de la Historia, esto sirve de entretenimiento, porque presenta unos datos que muchas veces desconocemos y que pueden ser incluso cómicos." (Tania)

"Todos y cada uno de los artículos animan a profundizar más ya que están planteados de forma placentera." (Juan Carlos)
Les recuerdo dónde pueden hacerse con el libro
Comprar libro impreso en Amazon.es (11,03€)
Comprar libro impreso en Amazon.com (16$)
Comprar libro impreso en lulu.com (11,95€)
Comprar ebook en Amazon.es (2,68€)
Comprar ebook en Amazon.com (2,68€)

domingo, 24 de marzo de 2013

El blanco del podio negro de 1968

George Peter Norman fue un atleta australiano que protagonizó el podio de los Juegos Olímpicos de México de 1968 junto con Tommie Smith y John Carlos. Y aunque en unos juegos olímpicos hay muchos podios, muchos, en aquel año hubo un podio que pasó a la historia y que aún hoy sigue siendo quizás el podio más importante que ha existido en las competiciones deportivas. Les hablo, como habrán adivinado, de la prueba de 200 metros, en cuya entrega de medallas las dos personas negras del podio levantaron un puño enguantado en negro y agacharon la cabeza en señal del protesta por el racismo en los Estados Unidos. La historia de aquel podio ya la conté en 2009, hablando del Black Power, y también comenté de pasada el apoyo de Norman a aquel hecho. Esta podría ser, por tanto, una segunda parte de aquella curistoria, casi cuatro años después.

Como decía entonces, Norman apoyó la causa de sus compañeros de color portando una pegatina del Proyecto Olímpico para los Derechos Humanos, una iniciativa que promovieron varios deportistas de Estados Unidos con el objetivo de boicotear de un modo u otro los juegos para denunciar el racismo. El australiano consiguió la medalla de plata con un tiempo de 20,06 segundos, que más de cuarenta años después sigue siendo el record australiano en la prueba.



Según parece, y como es lógico, Smith y Carlos apreciaron el gesto de Peter Norman y una prueba de ello está en que dejaron de lado sus diferencias en el año 2006 para acudir al entierro de Norman. A pesar de todo lo ocurrido en 1968, aquellos atletas de Estados Unidos no se llevaron del todo bien en los años posteriores y por eso tiene especial importancia esa imagen de ambos portando el féretro con el cuerpo de Peter Norman.

Fuente: Ahogados en la orilla, de Carlos Molina

jueves, 21 de marzo de 2013

Los sueldos de Hitler

Adolf Hitler
Adolf Hitler
Cuando Hitler llegó al poder en el año 1933 renunció a su sueldo como canciller, que eran 29.200 marcos más otros 18.000 en dietas. Como es lógico, su aparato de propaganda se ocupó de que toda Alemania supiera que aquel hombre no tenía otro interés que el bien de su pueblo y que renunciaba a su salario para donarlo a las familias de los miembros de las SA y las SS que habían muerto en los años anteriores, en su camino al poder. Como decía, de este hecho se hizo una bandera y se ondeó para que todos la vieran. Y, ya saben ustedes aquello de cría fama y échate a dormir.

Una vez que todos daban por hecho que Hitler estaba en el poder sencillamente por servicio a su país, que en su vida austera no había más que dedicación que Alemania, cambió el líder nazi de parecer. Un año más tarde revocó su renuncia a su sueldo y comenzó a embolsarse lo que le correspondía como canciller. En realidad no era mucho ese dinero comparado con las cantidades que recibía y gestionaba por otros canales, pero es ilustrativo.

No acaba ahí la cosa. Cuando murió el presidente de Alemania, Hindenburg, en 1934, Hitler se adueñó también de su cargo y del correspondiente salario, que habría de sumar al de canciller. Las cantidades que recibía como presidente eran aún más jugosas: 37.800 marcos al año y unas dietas de 120.000.

A pesar de todo esto, durante años e incluso décadas la imagen de Hitler como hombre austero y despegado del dinero cuajó y fue creída por muchos. Como vemos, un trampa del nazi bien llevaba por su propaganda.

Fuente: Secretos del Tercer Reich, de Guido Knopp

miércoles, 20 de marzo de 2013

Los primeros de La Legión

Emblema de la Legión española
Emblema de la Legión española
La Legión española nació por real decreto el 28 de enero de 1920, cuando Alfonso XIII determinó que bajo la denominación de Tercio de Extranjeros se creara una unidad cuyo reglamente debían aún fijar el Ministerio de la Guerra, cuyo ministro era José Villalba. El fundador del cuerpo fue el teniente coronel Millán Astray, que ya en 1919 había sido enviado a Argelia para estudiar los fundamentos de la Legión Extranjera francesa.

El 2 de septiembre de 1920 se confiere el mando del Tercio de Extranjeros al teniente coronel Millán Astray y unos días después, concretamente el 20 de septiembre se alista el primer legionario, un hombre de 30 años llamado Marcelo Villebal Gaitán. Desde entonces se celebra el 20 de septiembre como el aniversario de su fundación. La Legión también fue la primera unidad profesional del Ejército Español en su época reciente.

No tardó mucho en llegar la primera baja, ya que el 7 de enero de 1921 moría en combate el cabo Baltasar Queija de la Vega. Así tenemos el primer legionario y al primer soldado legionario fallecido en combate. En febrero de 1925 el Tercio de Extranjeros pasó a llamarse Tercio de Marruecos y en mayo de ese mismo año cambió de nuevo el nombre a El Tercio. En 1937 fue rebautizada como La Legión.

Desde aquellos primeros días hasta hoy, La Legión ha sobrepasado de largo las cuatro mil acciones y misiones y ha tenido casi diez mil bajas. En el otro lado de la balanza tiene más de doscientas medallas militares individuales, veintidós cruces laureadas de San Fernando, veintidós medallas colectivas, siete laureadas colectivas, casi quince mil Cruces de Guerra y más de veintidós mil quinientas Cruces Rojas.

martes, 19 de marzo de 2013

El orinal de José Bonaparte

Teniente del 14th regimiento de dragones ligeros (1867)
Teniente del 14th regimiento de dragones ligeros (1867)
El 14º regimiento de Dragones Ligeros del ejército de Inglaterra fue creado en 1715 y permaneció como tal hasta 1922, pero entre esas dos fechas está 1813 y España, donde se conviertieron en Las Doncellas de Cámara del Emperador, por algo que ocurrió en Vitoria.

Como habrán adivinado ya, este regimiento formó parte del ejército que luchó contra los franceses en la Guerra de Independencia Española. La Coruña, Talavera o Fuentes de Oñoro, entre otros, fueron lugares de la península en los que se batieron. Y así llegaron a la batalla de Vitoria en junio de 1813. Entonces estos aguerridos caballeros, en sentido estricto lo de caballeros, se hicieron con el orinal de plata que pertenecía al entonces rey de España José Bonaparte, hermano de Napoleón, que ya iba de retirada hacia Francia.

La verdad es que no tengo idea de si fue aquella una acción gloriosa y quitaron el orinal directamente de debajo de las posaderas de Pepe Botella, o si por el contrario se lo encontraron en medio de un camino. En cualquier caso, por haberse hecho con tan preciado botín, este regimiento fue conocido durante el resto de su siglo de vida como Las Doncellas de Cámara del Emperador, ya que de un modo u otro se ocupaban del orinal del rey de España.

lunes, 18 de marzo de 2013

Tiberio y la pena de muerte a las doncellas

Una antigua ley romana prohibía que la pena de muerte fuese aplicada a las doncellas, es decir, a la mujeres vírgenes. Supongo que el origen de la misma estuvo en la buena fe y en una consideración hacia estas damas. Pero al final, como veremos, esta ley se volvió en su contra.

Al parecer fue Tiberio el que encontró un camino, por otra parte previsible, para respetar esa ley y la tradición que protegía a las doncellas de la pena de muerte y a la vez acabar con la vida de algunas mujeres vírgenes. Tiberio fue el emperador romano entre el año 14 y el 37 y en ese periodo se vio en el trace de aplicar justicia y respetar la tradición a la vez.

Así, en tal situación determinó: es una tradición antigua y debemos respetarla, pero como también estamos obligados a dar cumplimiento a las leyes, antes de ejecutar a una doncella, que se encargue el verdugo de desflorarla…

En realidad es casi una decisión salomónica, salvo porque estas suelen tener un poso último de buena fe, mientras que la decisión de Tiberio es cruel.

domingo, 17 de marzo de 2013

Erich Hartmann, el mejor piloto de la Segunda Guerra Mundial

Erich Hartmann
Erich Hartmann
Durante la Segunda Guerra Mundial la guerra aérea cobró una importancia que hasta aquel momento no había tenido y el número de pilotos, batallas… se disparó. Un dato clarificador de esta afirmación es el número de bajas atribuidas a los ases en la Primera Guerra Mundial y en la Segunda. El Barón Rojo, el piloto más famoso y efectivo de la Gran Guerra, abatió unos 80 aviones, mientras que los mejores pilotos de la Segunda Guerra Mundial sobrepasan con mucho los doscientos cincuenta derribos.

Y aunque fueron muchos los grandes pilotos y los ases del cielo, hay uno que está por encima de todos ellos en cuanto a derribos enemigos y, por lo tanto, podría llamarse el mejor piloto de la Segunda Guerra Mundial. Ya hemos hablado en otras ocasiones de personajes como Adolf Galland o Helmut Wick, pero ninguno de ellos está entre la lista de los pilotos más efectivos, copada eso sí por los alemanes.

El primer hombre de esa lista supera en unos cincuenta derribos al segundo, lo que es una diferencia casi abismal. Vaya por delante que estas cifras siguen siendo actualmente controvertidas y puestas en entredicho, pero a juzgar por los datos el mejor piloto de la Segunda Guerra Mundial según el número de bajas enemigas causadas fue Erich Alfred “Bubi” Hartmann. Con más de trescientos cincuenta derribos está muy por delante del segundo, el también alemán Gerhard Barkhorn, que se quedó rondando los trescientos.

Hartmann, cuyo apodo Bubi significa algo así como chico, miren su foto para comprender el apodo, y que también era conocido como El Diablo Negro, nació en 1922 y falleció en 1993. Fue piloto de caza, lógicamente, y combatió en el Frente Oriental. Alcanzó las trescientas cincuenta y dos bajas que se le atribuyen en más de mil cuatrocientas misiones, aunque no en todas entró realmente en combate. Durante el Tercer Reich fue condecorado con la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro con Hojas de Roble, Espadas y Diamantes, el segundo reconocimiento más importante en aquel momento. Después de la Segunda Guerra Mundial su vida siguió unida al mundo de la aviación, como no podría ser de otro modo, ya que estamos hablando del mejor piloto de la Segunda Guerra Mundial y quizás de la historia.

Fuente: Militaria, de Nicholas Hobbes
Fotos: Foro Militar

sábado, 16 de marzo de 2013

Trilogía Martín Ojo de Plata, de Matilde Asensi

La recomendación de este sábado es de un libro, para ser más exactos de tres, que si bien no he leído aún, creo que merecen una entrada. Se trata de la Trilogía Martín Ojo de Plata de Matilde Asensi y más concretamente de una edición de la misma que acaba de ponerse a la venta y que reúne las tres novelas en un único volumen.

Como decía, no he leído ninguna de estas novelas, aunque sí otras de Asensi, pero me las han recomendado en varias ocasiones. Así, después de ver ayer esta nueva edición conjunta de las mismas y su precio (menos de 23 euros por las tres novelas) me haré con ellas en breve. Por cierto, esta edición también tiene contenidos extra sobre la documentación usada por la autora. Un añadido muy interesante.

Tierra firme, Venganza en Sevilla y La conjura de Cortés son los títulos de los tres episodios, en los que se van contando las aventuras de Ojo de Plata y creo que aventura es la palabra clave en estos textos. Novela histórica ambientada en el siglo de Oro, tengo pocas dudas de que será muy entretenida y de que el poso histórico, algo siempre a valorar, también está y pesa.

Asensi es una superventas y según parece de estos libros han vendido ya más de un millón de copias, una cifra realmente espectacular y al alcance de muy muy pocos. Sin duda pasaré algunas horas entretenidas con Ojo de Plata, que nunca viene mal una lectura así y más si se presentan en el horizonte unas vacaciones. Les animo a echarle un ojo al libro y darle una oportunidad. Estaré encantado, por cierto, de conocer su parecer al respecto si alguien las ha leído ya.

jueves, 14 de marzo de 2013

Qué era un berserker

Guerreros vikingos en batalla
Guerreros vikingos en batalla
Que el alcohol ha tenido mucho que ver a lo largo de la historia en las batallas es algo claro, y muchos hombres habrían actuado de otro modo en combate, o incluso no hubieran luchado, de no ser porque habían ingerido un nivel de alcohol suficiente, o dicho de otro modo, iban ligeramente borrachos. Parece ser que un claro ejemplo de esto eran los berserkers vikingos.

Los berserkers eran temibles guerreros que estaban dedicados a combatir y a adorar a Odín, dios de la guerra. Su nombre deriva de bare-sark, algo así como los sin camisa y se debe a que solían ir sin armadura u otra protección que no fueran pieles de oso. Habitualmente luchaban en pequeños grupos formados por aproximadamente una docena de hombres y, como decía, iban al combate en un estado de éxtasis y frenesí debido al alcohol y a algunas setas alucinógenas. En las sagas vikingas se habla de ellos como si fueran verdaderos monstruos. La de Hrólf, por ejemplo, dice:
Sobre estos gigante caía a veces semejante furia que no se podían controlar, sino que mataban a hombres o ganado, todo lo que se interponía en su camino
En la saga Ynglinga, Snorri Sturluson comenta:
Sus hombres [de Odín] atacaron sin armadura, estaban tan locos como perros o lobos, mordían los escudos, y eran fuertes como osos o toros salvajes, y mataban gente de un solo golpe, pero ni el fuego ni el hierro podía con ellos. Esto se llamaba el berserkergang.
Como vemos, cuando entraban en combate la furia y la barbarie inundaban a estos guerreros, provocado este estado por el alcohol y los alucinógenos.

Fuente: 50 cosas que hay que saber sobre la Guerra, de Robin Cross

miércoles, 13 de marzo de 2013

¿De dónde proviene el título de Blade Runner?

Blade Runner, de William S. Burroughs
Blade Runner, de William S. Burroughs
Una de las películas más idolatradas, si este término se puede utilizar para referirse a una película, de la historia es Blade Runner. Dirigida por Ridley Scott y estrenada en 1982, muestra un futuro algo oscuro y está inspirada, como muchos de ustedes sabrán, en una novela de Philip K. Dick titulada ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?. La novela data de 1968, pero el título proviene a su vez de otro libro.

William S. Burroughs, fue un escritor estadounidense nacido en el año 1914 y que en el año 1979 publicó una novela, o guión de cine, según las fuentes, titulada The BladeRunner, que más tarde fue renombrada como Blade Runner (a movie). Esta obra también pertenece al género de la ciencia ficción pero nada tiene que ver con el universo del Blade Runner de Ridley Scott. La obra de Burroughs gira en torno a un grupo de contrabandistas juveniles llamados los Blade Runners que trafican con material quirúrgico prohibido en unos Estados Unidos gobernados por una policía fascista. El término Blade Runner, que podríamos traducir por los que corren por el filo, hace referencia al filo del material quirúrgico, los bisturíes y los escalpelos.

Cuando Ridley Scott estaba buscando un título para su película, basada en la novela de Philip K. Dick, no lo olvidemos, pasó por sus manos una copia de la novela de Burroughs y el título le gustó tanto al director que compró los derechos de dicho título, dejando de lado los derechos sobre la propia novela. Y así se puso nombre a una película mítica de la historia del cine de ciencia ficción.

Fuente: Vidas secretas de grandes escritores, de Robert Schnakenberg

martes, 12 de marzo de 2013

Hay que poner en el anzuelo lo que le guste al pez

Hoy les traigo una curistoria que puede ser interpretada desde varios puntos de vista y cuyo sentido se puede aplicar a muchos ámbitos de la vida. Corresponde al escritor argentino Julio Escobar, nacido en el año 1892 y fallecido en 1957. Su carrera literaria estuvo básicamente ligada al teatro y ahí debía tener cierto éxito por lo que vamos a ver a continuación.

En una ocasión le dijo un crítico.
-Oiga, Escobar, siendo como es usted escritor de pluma feliz, de grandes recursos intelectuales y de formación sólida, ¿cómo es que en la escena busca sólo el aplauso fácil, halagarle el gusto a la gente, aunque sea cayendo en la chabacano?

El escritor le respondió:
-Mire usted, cuando vamos a pescar ¿qué ponemos en el anzuelo, lo que nos gusta a nosotros o lo que les gusta a los peces?

Como decía al comienzo de esta corta entrada, toda una lección. Cuando vayan ustedes a pescar, sean del tipo que sean los peces, piensen en qué le viene mejor al anzuelo para que la captura sea jugosa.

Fuente: Anécdotas de la historia, de Pancracio Celdrán

lunes, 11 de marzo de 2013

Strom Thurmond y sus 24 horas de discurso

James Strom Thurmond
James Strom Thurmond
Hace unos días el senador republicano de los Estados Unidos Rand Paul se hizo con un hueco entre las noticias más destacadas gracias a estar casi trece horas hablando sin parar en el Senado. Durante este tiempo había comido algo, había bebido poco y, una de las noticias, no había ido al baño. Finalmente ese parece que fue su talón de Aquiles ya que tras doce horas y cincuenta y dos minutos Paul tuvo que dejar su charla para ir al baño. Personalmente creo que estar trece horas sin ir al baño es algo sobrehumano, pero casi igual de brutal me parece estar trece horas en un Senado hablando y hablando. En cualquier caso, su aguante hasta la una de la madrugada queda ensombrecido ante Strom Thurmond.

James Strom Thurmond fue gobernador y senador por Carolina del Sur y falleció en el año 2003 a los cien años de edad. Precisamente se retiró de la política con esa edad, con cien años, unos meses antes de morir. Cuando aún era joven, en 1957, estableció un record que aún persiste al estar hablando y hablando sin parar durante veinticuatro horas y dieciocho minutos en el Senado de Estados Unidos. Según parece, paró un momento para poder ir al baño, pero aún así es algo impresionante. Se me antoja casi una proeza, dar un discurso de más de un día y no perder el hilo. O quizás sí lo perdió pero nadie se dio cuenta, que todo es posible.

En cualquier caso, como decía, el tiempo de Rand Paul en el Senado, aún siendo mucho, es menos de la mitad de lo que aguantó Strom, un tipo de largo recorrido, que estuvo casi cincuenta años como senador.

domingo, 10 de marzo de 2013

Ford, el mayor apoyo estadounidense del nazismo

Henry Ford
Henry Ford
Henry Ford, el fundador de la compañía Ford Motor Company, habitualmente conocida tan sólo como Ford, fue un pionero industrial estadounidense que comenzó a implantar las cadenas de producción y la fabricación en serie. Creó el Ford T en 1908, que tenía un coste relativamente bajo y popularizó en gran medida el automóvil. Pero Ford, el fundador, también era un antisemita convencido y esto le llevó a apoyar a Hitler. Ya saben ustedes que no hay nada que una más a dos personas que un enemigo común.

El judío internacional, el mayor problema mundial
La posición contra los judíos de Ford no se limitó a una postura ideológica, sino que se puso manos a la obra para combatir a aquellos por cualquier canal a su alcance. Creó publicaciones para dar a conocer y publicitar sus ideas, llegando a puntos de propaganda pura y dura. Por ejemplo, publicó Los protocolos de los sabios de Sión y un tratado en cuatro volúmenes titulado El judío internacional, el mayor problema mundial. Poseía un periódico con esa tendencia ideológica que tenía centenares de miles de lectores.

Como decía, el antisemitismo unió a Ford y Hitler, y una vez más el industrial estadounidense se involucró para hacer triunfar sus ideas. Según parece, Ford es el único estadounidense citado en el libro Mi lucha, escrito por Hitler y el texto tiene ciertas ideas provenientes de las publicaciones de Ford. El líder nazi simpatizaba con Ford y hasta le tenía cierta admiración, si bien el industrial se había ganado el cariño también a base de dólares.

Ford apoyaba a Hitler ya que quería que se pusieran en marcha sus ideas, aunque fuera en un lugar tan alejado de Estados Unidos como es Alemania. A través del representante en Europa de Ford, el nazismo recibió de Henry Ford jugosas donaciones económicas para que el partido el Hitler se hiciera con un hueco en la política alemana y poco a poco se hiciera con el poder. Las donaciones y las ayudas no finalizaron cuando el nazismo se hizo con el gobierno alemán, sino que entonces, cuando ya los problemas económicos habían quedado atrás, Ford mantuvo el flujo de donaciones enviando cada año cincuenta mil marcos del Reich a Hitler como regalo de cumpleaños.

En 1938 Ford recibió la Gran Cruz del Águila, la mayor distinción que concedía la Alemania nazi a los extranjeros.

Fuente: Secretos del Tercer Reich, de Guido Knopp

sábado, 9 de marzo de 2013

Secretos del Tercer Reich, de Guido Knopp

Secretos del Tercer Reich, de Guido Knopp
De un modo u otros, la Segunda Guerra Mundial tiene un atractivo especial para muchos aficionados a la historia. Es más, hay muchos que sin ser aficionados a la historia en general, sí que tiene interés en la Segunda Guerra Mundial y, por añadidura, en el Tercer Reich alemán y en sus hombres principales. Para ellos, para los unos y los otros, es una buena lectura este libro.

Bajo el título de Secretos del Tercer Reich, el autor Guido Knopp recoge seis temas y en otros tantos capítulos independientes profundiza en ellos con rigor, detalle (a veces asombroso) y amenidad. Los temas son ya de por sí interesantes, pero en ellos se pretende desmontar tópicos o mostrar aspectos poco conocidos o que a menudo están mal enfocados dentro del resto de literatura sobre el tema. Y, créanme, está escrito de un modo que les llevará a disfrutar y pasar páginas casi como si fuera una novela.

Los temas en cuestión son: la familia de Hitler, la leyenda en torno a Rommel, la relación de Hitler con el dinero, las ideas y creencias de Himmler, la relación de Hitler con las mujeres y, por último, cómo Speer salió con éxito de su pasado y cómo engañó a muchos.

Cualquiera de estos capítulos le aportará datos e información nueva, que no conocían y que son absolutamente sorprendentes en muchos casos. Por ejemplo, las relaciones de Hitler con las mujeres, que dará para alguna curistoria en el futuro cercano, va mucho más allá de lo que se suele contar de su amor con Eva Braun. Yo he disfrutado enormemente con el último capítulo, dedicado a Speer, uno de los líderes del Tercer Reich, que salió vivo del proceso de Núremberg y que disfrutó de éxito y reconocimiento después de salir de la cárcel, a pesar de su estrecha relación con Hitler y el poder alemán nazi. Este capítulo es casi una novela de intriga.

El autor, Guido Knopp, dirige la sección de historia contemporánea de la televisión alemana ZDF, por lo tanto un hombre dedicado a la historia y su divulgación. Ha sido periodista durante años y tiene en su curriculum varios premios y un buen número de libros sobre Hitler y el Tercer Reich. Por su parte, la editorial que lo ha publicado en España es Crítica, una de mis favoritas y que no en vano se llevó en 2010 el premio Hislibris a la mejor labor editorial.

Resumiendo, este Secretos del Tercer Reich es una buena lectura, didáctica, entretenida y de calidad.

jueves, 7 de marzo de 2013

Clemente XI, los últimos serán los primeros

Clemente XI
Clemente XI
Estamos en plena época de cónclaves, cardenales, papas y Vaticano, también por lo tanto en Curistoria pongamos nuestro granito de arena a este tema. Ya saben ustedes que hay un dicho que se usa en momentos como el actual que asegura que aquel que entra al cónclave como papa sale como cardenal. Es decir, que ser favorito antes de comenzar no sólo no indica nada bueno sino que incluso puede ser contraproducente. Oportunidad para los últimos, y ahora comprenderán por qué digo esto.

Alejandro VIII, veneciano nacido en 1610, fue nombrado papa en el año 1689, cuando por lo tanto tenía setenta y nueve años. Como ya aquella era una edad avanzada, se esperaba que su papado no fuera muy largo. En febrero de 1690 nombró nuevos cardenales a un grupo de hombres. Dicto con toda solemnidad a su secretario, Giovanni Francesco Albani, los nombres de cada uno de aquellos que pasaban a ser cardenales. Cuando acabó de nombrarlos, el papa hizo una pausa y le dijo a su secretario: escribid un último nombre.

Después de unos segundos esperando, el secretario le preguntó por el nombre del nuevo cardenal, y entonces, Alejandro VIII le contestó:
-¿Cómo, no sabéis escribir vuestro propio nombre?

Así fue nombrado cardenal, el último de la lista, Giovanni Francesco Albani.

Murió un año después el pap Alejandro VIII, el 1 de febrero de 1691, y su sucesor fue Inocencio XII, que al morir en el año 1700 dejaría su lugar para que lo ocupara aquel secretario, Albani, con el nombre Clemente XI, siendo papa hasta 1721. Por una vez, se cumplió lo que dice el Evangelio de San Mateo, capítulo 20 versículo 16: los últimos serán los primeros. Fue el último de la lista, pero alcanzó el primer lugar en la Iglesia.

Fuente: Mis anécdotas preferidas, de Carlos Fisas.

miércoles, 6 de marzo de 2013

Personajes en El entierro del Conde Orgaz de El Greco

El entierro del Conde Orgaz de El Greco
El entierro del Conde Orgaz de El Greco
Tengo la sensación de que llevo mucho tiempo sin rendir pleitesía en Curistoria al mundo del arte, y como eso no está bien, pongámosle solución contando algunos detalles de un cuadro popular y que se encuentra en Toledo, España, por lo que puede ser visto in situ, espero, por muchos de ustedes. Ya saben, por otra parte, que muchas obras de arte están en colecciones privadas y no son tan accesibles.

El entierro del señor de Orgaz, o El entierro del Conde Orgaz, es una obra de casi cinco metros de alto que pintó El Greco en el año 1587. En la pintura podemos ver precisamente cómo unos hombres de Iglesia, muy principales según parece, tienen entre sus manos a un hombre fallecido, el conde de Orgaz, y esta escena principal es contemplada por muchos otros. Entre esa masa de gente, como ocurre en otras obras de este tipo, el autor se permitió ciertos guiños y licencias.

El niño que aparece en la parte frontal a la izquierda del cuadro, es el hijo de El Greco. Del bolsillo de sus ropas cuelga una parte de un pañuelo que tiene el texto “Domenico Theotocopuli 1578”, es decir, el nombre del propio autor y la fecha de nacimiento de Jorge Manuel, su hijo. Es curioso, pero es como si también firmara esa obra, esa creación de una persona en carne y hueso hecha unos años antes.

Entre los personajes vestidos de negro que están presentes en lo que podríamos llamar segunda fila, hay uno que mira al espectador, el tercero empezando por la izquierda, junto al que tiene las manos a la vista. Este hombre es El Greco, que se autorretrató entre el público que asistía al entierro.

Y por último, en la parte superior del cuadro, en el cielo, hay un hombre con pelo y barba canos y con la mano en el pecho. Este no es otro que Felipe II, que a pesar de estar representado entre los santos del cielo, en el momento en que se pintó el cuadro seguía con vida.

Fuente: ¿De qué se ríe la Mona Lisa?, de Mabel Figueruelo

martes, 5 de marzo de 2013

Van Cliburn, el pianista de EEUU que conquistó Rusia

Van Cliburn en el desfile de Nueva York
Van Cliburn en el desfile de Nueva York (Fuente: NYtimes)
Hace unos días fallecía en Texas el pianista estadounidense Harvey Lavan “Van” Cliburn, que con el tiempo había dejado de lado la popularidad pero que hace unas décadas fue el primer músico en ser recibido en Nueva York con un desfile de esos que todos asociamos con los astronautas, en los que la calles se llenan de gente y el aire de confeti y un hombre, en un coche descapotable, es aclamado por miles de personas en media calle. Pues bien, Van Cliburn fue el primer músico, pianista de clásica para ser concretos, que tuvo tal reconocimiento, y, posiblemente, el único artista de música clásica en conseguirlo.

Y ello se debió a que en 1958, en plena Guerra Fría, cuando Estados Unidos y Rusia competían en cualquier ámbito: ciencia, astronáutica, armamento, deportes… este hombre se hizo con el primer Concurso de Piano Internacional Tchaikovsky de Moscú. Este concurso, que se celebra cada cuatro años, como las olimpiadas, y que sigue vigente, se estrenaba aquel año. Que un hombre nacido en el corazón del enemigo se hiciera con el trofeo en pleno Moscú, supuso un revés para el bloque soviético, para los organizadores del concurso, y por supuesto, significó una victoria, extraña pero victoria al fin y al cabo, para los Estados Unidos.

Tenía entonces nuestro hombre 23 años, había nacido en 1934, y desde entonces se hizo sumamente famoso. No le faltaron reconocimientos en su vida y tocó ante los personajes más importantes de su época, entro otros, tocó para todos los presidentes de Estados Unidos que ha habido desde Eisenhower hasta el actual, Barack Obama. Precisamente su grabación del concierto número 1 para piano de Tchaikovsky tiene el honor de haber sido el primer disco de música clásica en haber vendido más de un millón de copias.

Según parece, antes de que los jueces le dieran por ganador, estos preguntaron al gobierno si era conveniente que el premio fuera a un estadounidense. Nikita Khrushchev preguntó si era el mejor, y cuando la respuesta fue afirmativa, dijo que había por lo tanto de llevarse el premio. Y aquel hombre, que murió a finales del mes pasado, el día 27, engrosó la lista de héroes estadounidenses de la Guerra Fría.

lunes, 4 de marzo de 2013

La fórmula del éxito según Einstein

Albert Einstein
Albert Einstein
Comencemos por una advertencia. A pesar de que la fuente de esta Curistoria es un libro del muy docto señor don Pancracio Celdrán Gomariz, teniendo en cuenta el protagonista del hecho y la temática del mismo, bien podría ser de una leyenda o una atribución, aunque en cualquier caso merece la pena conocerla, créanme. Siempre soy un poco escéptico con estas cosas, todo sea dicho.

La cuestión es que estaba Albert Einstein trabajando en su despacho de la Universidad de Princeton, en Estados Unidos, cuando alguien le preguntó:
-Profesor, usted que tanto sabe, ¿podría decirme la fórmula del éxito?

Aparentemente el científico no había prestado atención a la pregunta y siguió escribiendo en una pizarra que tenía en su despacho, como estaba haciendo antes de ser interrumpido. Pero lo que escribió en la pizarra fue: A=X+Y+Z, y pasados unos momentos dijo: esta es la fórmula del éxito.

Como el otro, lógicamente, no entendía, Einstein le explicó los términos de la fórmula.
-Se trata de una fórmula algebraica en la que la letra A representa en éxito en la vida; para alcanzarlo hay que ser constante en el trabajo, que está representado por X. Luego tener algo de suerte, que es la Y. En cuanto a la Z, se trata de un factor variable, de un imponderable, que es la tranquilidad y el silencio, y sobre todo la seguridad de que mientras uno se ocupa de sus asuntos no se acerca un pesado a molestarle con preguntas ociosas. ¿Me entiende?

Ya saben ustedes cómo me gustan este tipo de contestaciones y pullas. En cualquier caso, ahí queda la fórmula del éxito según Einstein, y, de propina, cómo quitarse a un pesado de encima con una elegante patada en el trasero.

Fuente: Anécdotas de la historia, de Pancracio Celdrán

domingo, 3 de marzo de 2013

Litte Wars, de Wells, el primer juego de mesa bélico

H.G. Wells jugando a un juego de guerra
H.G. Wells jugando a un juego de guerra
H.G. Wells, el escritor británico nacido en 1866, y fallecido en 1946, tiene el privilegio de ser el padre de los juegos de guerra, o para que comprendan mejor, de los juegos de mesa en los que sobre maquetas y con soldados (o monstruos o lo que cada cual quiera) en miniatura, se desarrolla un combate a partir de una situación y unas reglas. Wells es más famoso por sus novelas de ciencia ficción y en muchos de sus escritos imagina un futuro que en cierta medida se ha complicado de un modo u otro.

En 1913, es decir, antes de la Primera Guerra Mundial, nuestro hombre publicó un libro que se tituló Little Wars (pequeñas guerras) y que supone el primer reglamento de uno de estos juegos de guerra, aunque en cosas como esta siempre es complicado decir quién fue el primero realmente. Pero sí al menos fue un pionero. El título completo de la obra es “Pequeñas guerras: un juego para chicos de doce a ciento cincuenta años de edad y para aquella clase de chicas inteligentes a las que les gustan los juegos y los libros de chicos”.

Después de una cena con otro escritor, Jerome K. Jerome, este comenzó a disparar con un pequeño cañón de juguete a algunas figuras de soldados y a partir de ahí crearon el juego, añadiendo unas cuentas reglas para crear así el juego propiamente dicho. Infantería, caballería, artillería… todo estaba contemplado en el manual de juego.

Y así es como H.G. Wells se convirtió en padre de los juegos bélicos en miniatura. Si tiene curiosidad por este juego, el proyecto Gutenberg recoge el texto íntegro de su reglamente, es decir, Little Wars, que además está ilustrado.



viernes, 1 de marzo de 2013

Concurso en Curistoria

Hace unas semanas realicé un concurso para celebrar el séptimo aniversario del blog y ya tienen los ganadores el premio en sus manos. Los afortunados fueron Robert Requena (en la foto, gracias) y Salvador García. El premio era, como recordarán, los libros de Curistoria y Curistoria 2.

Muchas gracias a todos los que participasteis, bien a través de Facebook o Twitter.

Aprovecho para recordar, una vez más, que Curistoria 2 está hecho con fines solidarios y que los beneficios de su venta van dirigidos a la ONG Médicos Sin Fronteras, por decisión de los propios lectores del blog.

Algunos comentarios que se han hecho en este tiempo sobre el libro en Internet son:
"Divertido, entrenido y solidario. El libro perfecto para tener en el kindle y leer a ratos cuando apetezca una lectura ligera y amena" (Javier)

"Curistoria 2 es un libro tan bueno como el primero: Curistoria. Merece mucho la pena." (Olga)

"Es uno de los libros más entretenidos que he leído nunca, con unas historias que en la mayoría de los casos no conocía y lo he disfrutado mucho, me he enganchado sin poder parar." (Bárbara)

"Entiendo que este libro es un buen instrumento para la enseñanza de la Historia. Nos ayuda a los maestros a dar un giro a la clase que muchos de nuestros estudiantes detestan. El libro ayuda a que el estudiante vea la historia desde una perspectiva interesante y entretenida. Para los amantes de la Historia, esto sirve de entretenimiento, porque presenta unos datos que muchas veces desconocemos y que pueden ser incluso cómicos." (Tania)

"Todos y cada uno de los artículos animan a profundizar más ya que están planteados de forma placentera." (Juan Carlos)
Les recuerdo dónde pueden hacerse con el libro:
Comprar libro impreso en Amazon.es (11,03€)
Comprar libro impreso en Amazon.com (16$)
Comprar libro impreso en lulu.com (11,95€)
Comprar ebook en Amazon.es (2,68€)
Comprar ebook en Amazon.com (2,68€)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...