Lewis Carroll, las cartas y la literatura

Lewis Carroll
(Lewis Carroll)
El autor de Alicia en el país de las maravillas, Lewis Carroll, era además de matemático, como ya les comenté en otra curistoria, un gran aficionado a las cartas. En estos tiempos en que el correo electrónico ha desbancado a las cartas, merece la pena recordar que hubo tiempos mejores para ese tipo de comunicación.

Se estima que Carroll escribió cerca de cien mil cartas, un número espectacular, en los últimos cuarenta años de su vida. Tantas páginas son muchas letras, muchas horas y litros de tinta, así que no es extraño que alguna vez fuera preguntado por el porqué de tanta correspondencia. De hecho, siendo Carroll autor, le preguntaron en alguna ocasión por qué no dedicaba ese esfuerzo a escribir “obras más serias”. La respuesta del creador de Alicia fue:
No hay obras más serias, amigo; la literatura es toda ella una carta interminable que escribimos a un sector u otro de la sociedad; yo he escogido dirigirme a los niños, porque son como Dios quiso que fuera siempre el ser humano: dulce, sincero y curioso.
En cualquier caso, pensar en la literatura como si fueran cartas escritas puede ser una buena idea, pero sigo pensando que escribir cien mil cartas en cuarenta años es una muestra de dedicación admirable. En un cálculo rápido se ve que Carroll escribió casi siete cartas cada día de esos cuarenta años. Estoy seguro de que muchos de nosotros escribirá más de cien mil correos electrónicos en los próximos cuarenta años, pero no es lo mismo.

Fuente: Anécdotas de la historia, de Pancracio Celdrán
Lewis Carroll, las cartas y la literatura Lewis Carroll, las cartas y la literatura Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:37:00 Rating: 5

6 comentarios:

  1. 100.000 en 40 años supone una media de más de 6 cartas diarias sin descansar ni un solo día.

    No me lo creo.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente Diego, ya lo comentaba en el artículo que son casi siete cartas al día. Un número alucinante.

    ResponderEliminar
  3. Realmente impresionante. Me saltan muchas preguntas como ¿Quién era la persona que recibió más cartas? ¿Qué sería en ese entonces, tener una carta de Carroll?

    Se me ocurrió un tema para tu próximo artículo: el primer escritor de literatura para niños. La verdad no lo sé -por eso te lo recomiendo porque sé que lo investigarás y nos darás la respuesta - y se me ocurrió tras leer tu artículo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Pedro por el comentario, la verdad es que estaría bien saber todas esas cosas. Supongo que muchas de las cartas se conservarán, pero no sé si alguien ha hecho el estudio.

    En cuanto a lo de la literatura para niños, investigaré a ver si descubro algo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. ¿Seis cartas diarias demasiadas?
    Elimina el tiempo que ves la televisión, escuchas la radio, juegas con la videoconsola, estás frente al ordenador (para hacer quien sabe qué...) o simplemente te desplazas al trabajo o realizas tareas domésticas (no sé por qué pero creo que Carroll no haría ninguna. El tiempo que queda es más que suficiente.
    Otra época otros ritmos.

    ResponderEliminar
  6. PECE, efectivamente por tiempo hay más que de sobre. Lo que es un poco más sorprendente es tener tanto que decir. Pero claro, hablamos de quien hablamos :)

    Gracias por comentar.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.